• 1

Un chapuzón en la piscina... o un baño en champán

Ocean Club Marbella echará el cierre el próximo sábado 29 de septiembre, hasta el año que viene, convertido en un destino de referencia internacional para quien busca lujo y exclusividad

  • La piscina, de 4.000 metros cuadrados de agua salada, es el lugar obligado del club. Sobre estas líneas, detalle de alguno de los cócteles que pueden acompañar la comida en el restaurante Amaï
    La piscina, de 4.000 metros cuadrados de agua salada, es el lugar obligado del club. Sobre estas líneas, detalle de alguno de los cócteles que pueden acompañar la comida en el restaurante Amaï
Marbella.

Tiempo de lectura 2 min.

07 de septiembre de 2018. 08:59h

Comentada
Sandra R. Poveda.  Marbella. 7/9/2018

En un exclusivo oasis internacional lleno de glamour y modernidad situado a apenas unos metros andando de Puerto Banús nos topamos con un enclave privilegiado y un selecto ambiente cosmopolita. Se trata de Ocean Club Marbella, prácticamente un destino dentro de otro, ya que se trata del lugar de moda del verano marbellí.

Refrescarse en su piscina, con más de 4.000 metros cuadrados de agua salada, con vistas al tranquilo mar Mediterráneo con una copa de champán no suena nada mal, y es que este club de playa es internacionalmente conocido por la celebración de fiestas cada último domingo de mes, centradas en este líquido espumoso tan conocido. Ni más ni menos que 8.000 botellas de Dom Perignon descorchadas en cada «Champagne Party» tras una espectacular cuenta atrás no son algo que pasar por alto. Por no hablar de las «Friday sessions» con DJ’s de la talla de Sandy Rivera, Tom Novy o su famosa fiesta «La Rocca», celebrada cada 21 de julio por el día de Bélgica.

Cocina de autor

La gastronomía es uno de los platos fuertes de Ocean Club Marbella, gracias a su nuevo restaurante Amaï situado en la entrada del club, en el que el chef sueco Andreas Nygren nos deleita con platos internacionales, frescos y elegantes. En su carta encontramos desde ensaladas –entre las que destaca la Thai de ternera– hasta sushi, con su codiciado Maki de pato, pasando por platos más elaborados y sabrosos como el cangrejo estilo Singapur, un picante placer para los sentidos. Todos ellos pueden ser acompañados de la extensa carta de cócteles, en la que destacan el Coconut Grove o el Marbella Mule, especialmente resfrescante y con un toque de jengibre que resulta exquisito.

Si esta combinación parece perfecta para pasar un día inolvidable, además hay que sumarle un toque de elegancia con temática de color en oro y negro en la fiesta de clausura el día 29 de septiembre. Será una cita obligada si está cerca de Marbella en esas fechas, ya que se puede llevar alguna grata sorpresa con la visita de un DJ que todavía está por descubrir, pero que puede ser de la altura de Craig David, quien no defraudó en el cierre del año 2016.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs