MENÚ
jueves 19 octubre 2017
00:18
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Interior constata que la mayor parte de los espacios del 1-O están cerrados

Solo 163 colegios de los 1.300 visitados por los Mossos están ocupados

  • Diversas personas permanecen en el interior del IES Tarradell donde los Los Mossos d'Esquadra se han presentado y le notificado al director que se debe cerrar el colegio.
    Diversas personas permanecen en el interior del IES Tarradell donde los Los Mossos d'Esquadra se han presentado y le notificado al director que se debe cerrar el colegio.
larazon.es.  Barcelona.

Tiempo de lectura más de 10 min.

01 de octubre de 2017. 03:24h

Comentada

El Gobierno da por cerrados la mayoría de locales previstos como colegio electoral para el referéndum del 1-O, que ve “anulado” tras bloquear la Guardia Civil el Centro de Telecomunicaciones y Tecnología (CTTI) de la Generalitat, mientras el soberanismo llama a movilizarse para poder votar.

En un comunicado, el Ministerio de Interior ha destacado, en la víspera del 1-O, que la mayor parte de los locales públicos que iban a ser usados en la votación están cerrados y que “solamente en algunos” se han concentrado personas para dificultar el cumplimiento de la orden judicial a los Mossos d’Esquadra para que los clausuren.

El ministerio encabezado por Juan Ignacio Zoido ha considerado “muy significativo” que en “algunas” de las ocupaciones “se está utilizando tanto a menores de edad como a ancianos con la única finalidad de intentar impedir una posible actuación” de los cuerpos de seguridad en una votación suspendida por el Constitucional.

A pocas horas del 1-O, las entidades soberanistas que apoyan el referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional, se están movilizando para intentar aumentar el número de escuelas ocupadas y facilitar así que se pueda votar.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la plataforma Escoles Obertes han llamado a la ciudadanía a acudir a las cinco de la madrugada a los 2.315 colegios electorales, si no se han podido quedar a dormir en los mismos, para impedir que se cumpla la directriz interna de los Mossos d’Esquadra de que a las 6 de la mañana estén todos desalojados.

Las entidades soberanistas buscan garantizar que colegios y centros cívicos puedan usarse como puntos de votación en el 1-O, por lo que está tratando de movilizar al máximo de voluntarios especialmente en los colegios del área metropolitana de Barcelona, que concentra al grueso de los votantes.

Ciudadanos ha presentado hoy una denuncia ante la Fiscalía de Menores contra la consellera de Educación, Clara Ponsatí, por la utilización de niños en el proceso del 1-O “con una intencionalidad política muy grave”, por la presencia de menores en las concentraciones en las escuelas, según ha explicado su líder en Cataluña, Arrimadas.

A un día del referéndum, el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha afirmado que, dado el “sitio” que a su juicio ejerce el Gobierno contra el 1-O, llegar a un millón de participantes en la jornada de mañana sería un “éxito desbordante”.

Tras la polémica suscitada en las filas soberanistas por sus declaraciones, Sánchez ha matizado en un mensaje en Twitter: “Cuando he dicho que un millón no es un fracaso es para que nada diga que si hay represión los resultados no son válidos. Que nadie dude”.

A lo largo de la jornada de hoy, los Mossos han seguido acudiendo a los colegios electorales, donde llevan un acta en la que se detallan cuatro motivos que pueden alegar para no cerrarlos: la negativa a desocupar el local por parte de los congregados, la presencia de personas vulnerables, como niños o ancianos, la posibilidad de que se produzcan altercados y la imposibilidad de acceder al centro.

Sobre la actuación de los Mossos d’Esquadra, el Ministerio de Interior ha recordado hoy a los agentes de este cuerpo que “juraron o prometieron guardar y hacer guardar la Constitución, norma fundamental del Estado”.

Por su parte, la Guardia Civil se ha personado hoy en el CTTI y el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat) con la orden judicial de detectar puntos de votación electrónica en los colegios electorales y para cerciorarse de que se han bloqueado los sistemas de voto telemático.

Mientras el soberanismo pone el foco de su movilización en los colegios electorales, miles de personas se han concentrado hoy frente a los ayuntamientos de varias ciudades, como Madrid y Barcelona, en contra del referéndum y para reivindicar la “unidad de España” y la legalidad de la Constitución.

Paralelamente, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), reunida hoy en sesión extraordinaria, ha acordado requerir a la Generalitat que facilite los medios necesarios para abrir mañana todos los juzgados de guardia a partir de las ocho de la mañana.

Y es que colegios y centros cívicos se han convertido en las últimas horas en Cataluña en sedes improvisadas de talleres y actividades infinitas con el objetivo no oculto de mantenerlos abiertos hasta el domingo y acoger alguno de los 2.315 colegios electorales del referéndum, convocado por el Govern y suspendido por el Tribunal Constitucional.

Según las últimas informaciones, los Mossos d'Esquadra se habrían personado hasta ahora en unos 1.300 colegios, de los que sólo 163 están ocupados por personas que han organizado allí actividades para evitar que la policía impida su uso el 1-O, como ha ordenado un juez. Ello supone que poco más del 12 % de los centros a los que ha acudido la policía catalana están ocupados.

Centenares de personas han pasado la noche en colegios y centros cívicos de Catauña designados como centros de votación para el referéndum convocado por el Govern y tienen previsto también hacerlo la próxima madrugada para intentar evitar que la policía impida su uso el 1-O, como ha ordenado el TSJC.

Tras organizar cenas de hermandad y en algunos casos proyecciones de películas al aire libre, profesores, padres y madres y alumnos tienen previsto hoy continuar la maratón de actividades extraescolares para mantener abiertos los colegios hasta mañana, según han informado en muchos casos a través de las redes sociales.

Talleres de manualidades, actividades deportivas, chocolatadas, juegos y concursos son algunas de las actividades programadas hoy en muchas escuelas de Cataluña por las personas movilizadas a favor del referéndum.

En la Escuela Estel de la Sagrera de Barcelona, una cuarentena de personas han dormido en su interior y esta mañana han madrugado para preparar una chocolatada y seguir con el programa de actividades previsto para hoy, que incluye clases de zumba.

Uno de los padres de este colegio ha explicado que a los profesores y familias se han unido algunos vecinos del barrio, que les han traído alimentos.

En la escuela Ferran i Clua del barrio barcelonés de Sant Andreu, donde también ha dormido una treintena de personas, han decidido celebrar todo el fin de semana la "Fiesta de Otoño" con multitud de actividades.

En la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona han programado una maratón de series durante la noche, mientras que en la escuela Enric Casassas de Sabadell el AMPA ha organizado el "Primer Torneo de Piedra-Papel-Tijera" durante todo el fin de semana.

En el Colegio Turó de Can Mates de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) han organizado esta noche una sesión de "cine a la fresca" y durante el día de hoy celebrarán talleres de gimnasia y marquetería, karaoke para culminar con una noche de música y baile.

Medio centenar de personas han dormido en el Instituto Ronda de Lleida donde los encerrados han afirmado que mantendrán una actitud de "resistencia pacífica".

En las escuelas de Juneda (Lleida) y Ridaura (Girona) han decidido desmontar las puertas del colegio "para hacer mantenimiento" e impedir que pueda ser precintada, mientras los vecinos se han organizado para hacer turnos de vigilancia.

En el CEIP Pit-Roig del barrio del Guinardó de Barcelona han quitado la cerradura de la puerta de acceso al colegio "porque no funciona bien y el equipo de mantenimiento lo ha quitado para arreglarlo y no estará hasta el día 2", han informado.

También en el local de ensayos de la colla castellera de los Xiquets de Valls (Tarragona), donde el ayuntamiento no ha cedido dependencias para las votaciones, han dormido unos cuantos miembros de la agrupación, que han destacado no obstante que este local está cedido al grupo casteller por el consistorio.

En el municipio gerundense de Mieres (Girona), los nueve concejales celebraron anoche un pleno extraordinario en las aulas de la escuela del pueblo.

El alcalde de Mieres, Enric Doménech, ha declarado que está "convencido de que no hacemos nada malo y este fin de semana mantendremos la escuela abierta con unas jornadas de convivencia".

En casi todos los colegios se presentaron anoche los Mossos d'Esquadra para abrir acta de las actividades que se estaban desarrollando y para advertir a los concentrados que no pueden hacer actos relacionados con el 1-O y que deberán abandonar el centro antes de las 6 de la mañana de mañana domingo.

Los Mossos d'Esquadra han permitido que personas que se habían encerrado en varios colegios para impedir su clausura antes del 1-O pudieran permanecer en los centros, según han detallado a Efe algunos de los encerrados en las escuelas Collaso i Gil y Diputació de Barcelona.

Una maestra del colegio Collaso i Gil, llamada Vanesa, ha explicado que los agentes han acudido esta tarde a la hora de salida de los niños "para intentar evitar que entrase gente" que quiere votar allí el próximo domingo, aunque al final, ha relatado, "han conseguido pasar unos cuantos".

Ante la intervención policial, algunos maestros y extrabajadores de la escuela se han visto "en la obligación moral" de quedarse en el interior del centro, ya que buena parte de los padres no ha podido entrar, según la profesora.

Con una cadena humana, y entre gritos de "las calles serán siempre nuestras", personas que se han quedado en la calle han entregado comida, a través de las rejas, a los concentrados en el patio interior, unas cuarenta personas entre las que no había niños.

Aunque en un principio las personas que se habían quedado dentro estaban en el patio de entrada, una vez traspasada la reja exterior, horas después, alguna persona ha facilitado las llaves del colegio y han logrado abrir las rejas y las puertas del centro, con lo que han podido acceder al interior del centro escolar.

Los Mossos d'Esquadra han acudido sobre las 17.25 horas al colegio Diputació de Barcelona, cuando en el centro aún se desarrollaba la actividad ordinaria. "Han tomado nota de lo que les hemos contado y se han ido", ha explicado a Efe la madre de un alumno, que no ha querido dar su nombre.

En este colegio, coincidiendo con la celebración del referéndum del 1-O suspendido por el Tribunal Constitucional, se celebra todo el fin de semana una fiesta del Otoño "abierta a todo el barrio" y con actividades ininterrumpidas hasta el domingo, ha dicho a Efe una de las concentradas.

"No tiene nada que ver con el referéndum, coincide con fechas", ha afirmado la madre, que, sin embargo, ha puntualizado que la fiesta se celebra en el colegio por primera vez.

Según la versión de esta mujer, los Mossos "tienen orden de ir pasando durante el fin de semana". "Les hemos dicho que aquí estamos y que estamos haciendo estas actividades", ha relatado este testimonio, que, no obstante, ha explicado que hay mucha gente mayor que ha ido al centro a preguntar si podrá votar el domingo en ese espacio.

Los padres, muchos de ellos acompañados de sus hijos, se han movilizado auspiciados por las Ampas y con el pretexto de celebrar un fin de semana lúdico de torneos deportivos, comidas populares, actividades culturales pernoctando en los centros, para lo que se han provisto de colchones y comida.

Lo han hecho en previsión de que, acatando las órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), los agentes autonómicos cumplan la instrucción que el mayor de Trapero ha dictado hoy, en la que detalla que antes de las 6.00 horas del domingo 1 de octubre se tendrán que desalojar los colegios, aunque sin usar la fuerza policial ante la “desobediencia pasiva”, más allá del “acompañamiento” de las personas hasta fuera de los locales.

En la actuación de los agentes primará, según la orden de Trapero a la que ha tenido acceso Efe, la “contención y mediación” para contribuir a facilitar el “mantenimiento de la paz social y la convivencia”, por lo que el uso de la fuerza queda limitado a repeler “agresiones a terceros o a la propia policía”.

Para el 1 de octubre, Trapero detalla que los agentes uniformados se posicionarán en el acceso al local para impedir su apertura y que, si cuando los Mossos lleguen al lugar ya hubiese personas en el interior, se les identificará, se requisarán papeletas, listas de censo, urnas y también los ordenadores usados para gestionar la votación y se les desalojará del local.

Si las personas concentradas en el exterior o el interior impiden el acceso de la dotación policial o no les dejan requisar el material, los agentes lo comunicarán a la sala de control, al igual que si, por ejemplo, la “presencia masiva” de concentrados desbordara la dotación y lograra abrir el centro.

La sala de mando se encargaría entonces de activar más recursos y pedir refuerzos a otros cuerpos policiales, como Policía Nacional o Guardia Civil.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs