MENÚ
lunes 20 noviembre 2017
16:12
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«Personal hopper», médium por partida doble

S. Sánchez. 

Tiempo de lectura 2 min.

19 de mayo de 2017. 00:29h

Comentada
S. Sánchez.  19/5/2017

Dirección y guión: Olivier Assayas. Intérpretes: Kristen Stewart, Lars Eidinger, Nora von Walstatten y Sigrid Bouaziz. Francia-Alemania, 2016. Duración: 104 minutos. Drama.

Calificación ***

En la fotografía espiritista de finales del siglo XIX, los médiums organizaban la puesta en escena de lo fantasmático: las sobreimpresiones de varias imágenes pretendían representar la experiencia de un mundo visible para los que saben atravesarlo con el cuerpo y la mirada. En «Personal Shopper» el papel de médium lo encarna una joven estrella, que ha crecido con las redes sociales y la mensajería instantánea, y que, de repente, sola en el plano, tiene que negociar no solo con los espectros de la diégesis, sino con lo que ella misma representa como actriz del siglo XXI, al mismo tiempo «celebrity» de usar y tirar y artista elusiva, que está intentando construir un discurso propio a través de los personajes que interpreta. Así las cosas, Kristen Stewart es médium por partida doble: entre el mundo de los vivos y el de los muertos, que es lo mismo que decir entre el mundo analógico y el digital (siguiendo, pues, la estela de «demonlover», otra enigmática película de Assayas sobre realidades virtuales y cuerpos sin órganos); y entre su imagen de ahora y la que proyectaba, extraordinaria, en «Viaje a Sils Maria», ambas meditaciones sobre el «star system» en la era de la hipervisibilidad. Da la impresión de que el estimulante interés teórico del filme supone una carga excesiva para Stewart: Assayas prefiere no pulir sus tics, que acaban controlando las derivas del relato. Un asunto de fantasmas que la razón pura del cineasta sufre para descifrar.

LO MEJOR

No hay muchas películas que elaboren una teoría tan sofisticada sobre ser actor hoy

LO PEOR

La racionalidad que demuestra Assayas choca de frente con el esoterismo del relato

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs