miércoles, 07 diciembre 2016
22:11
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

El Gobierno pospone el diálogo con el ELN

La negociación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) es la otra parte del proceso de paz del presidente Santos, pero encalla una vez más. Ayer el Gobierno confirmó en un comunicado que las conversaciones de paz, que en un primer momento estuvieron fijadas para el pasado 27 de octubre, se han vuelto a retrasar hasta el 10 de enero. Con ello el Ejecutivo colombiano espera dar un margen de tiempo a la organización terrorista para que libere al ex congresista Odín Sánchez, al que mantiene secuestrado, y para que sus miembros lleven a cabo consultas internas, algo que le pidió la propia guerrilla.

Juan Manuel Santos y el ELN, que constituye la segunda guerrilla del país por detrás de las FARC, acordaron en sus conversaciones en Ecuador la apertura un diálogo formal por la resolución del conflicto, después de dos años dedicados a discutir en secreto sobre la logística que tendría dicha negociación. Sin embargo, ese diálogo se vio pronto paralizado debido a que la guerrilla se negó a dejar de llevar a cabo ataques en infraestructuras económicas y secuestros. De hecho, Santos volvió a paralizar las conversaciones en octubre insistiendo en que éstas sólo podrían empezar una vez se libere a Odín Sánchez. Algo a lo que la milicia responde exigiendo al Ejecutivo la excarcelación de dos de sus guerrilleros, que no cumplen con los requisitos para optar a ello.

Santos, que recibió el Nobel de la Paz este año, lo ha arriesgado todo a que su legado sea la estabilidad en Colombia, y esta semana ya consiguió culminar el largo, accidentado y dificultoso proceso del acuerdo de paz con las FARC. Su siguiente objetivo es el ELN, un movimiento que emergió en 1964 inspirado por la revolución cubana y apoyado por sacerdotes católicos radicales. Tiene unos 2.000 combatientes y ha sido acusado de asesinatos y extorsión a empresas.

Reuters

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs