jueves, 17 agosto 2017
21:19
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Andalucía

ANDALUCÍA FIN DE SEMANA

Sobreviviendo entre la soledad y la infancia

  • Ramón Pernas presenta «El libro de Jonás», una novela sobre la amistad y en el Lope de Vega se representa «Invencible»

Obras pertenecientes a la exposición de Michel Comte que acoge «La Térmica»
Obras pertenecientes a la exposición de Michel Comte que acoge «La Térmica»

La literatura está plagada de segundas oportunidades porque es un buen recurso para unir dos tramas en un mismo final. Hay una tendencia que busca espacios comunes en los que situar una historia que pudo acabar de otra manera pero que en el último segundo sorprende al lector. Recuerden si quieren la más famosa de todas las que se han contado: cuando pensaban que ya estaba muerto y sepultado, resulta que la tumba estaba vacía.

Ramón Pernas acaba de pasar por Sevilla para presentar «El libro de Jonás» (Espasa), su última novela en la que rescata la infancia perdida de los protagonistas cuando éstos se enfrentan al último tramo de su vida. En el momento en el que los años comienzan a pesar, aquellos niños que fueron inseparables en el pueblo costero de Vilapontes se reencuentran con la llegada de uno de ellos después de un periodo de ausencia prolongado. La novela de Pernas ahonda en temas como el paso del tiempo, la fragilidad de la amistad y el pequeño universo de los niños pero, sobre todo, es un canto a los libros. Un texto interesante para sumergirse durante estos días mientras se disfruta de la prosa de un autor premiado con algunos de los galardones literarios más relevantes del panorama español. Además, «El libro de Jonás» contiene el acierto de introducir al paisaje en la trama como si fuera un personaje más que termina por enamorar tras unas páginas leídas. Es cierto que un pequeño pueblo puede ser un seductor laberinto, Macondo y Comala son los dos ejemplos que vienen a la cabeza sin esfuerzo y éste de Vilapontes, con su especial atmósfera, atrapa a los personajes con una gran fuerza.

Pasamos al teatro con la representación hasta el domingo en el Lope de Vega (Sevilla) de «Invencible» que cuenta en el elenco con Maribel Verdú, Pilar Castro, Jorge Bosch y Jorge Calvo. A Tom Betts se le debe esta comedia con tintes dolorosos que ha sido aclamada por la crítica del Reino Unido desde su primera representación. Una sátira que arranca en el momento en el que una pareja burguesa y culta debe cambiar de aires por motivos de la crisis económica, lo que la obliga a abandonar su hogar para llegar a un barrio de clase trabajadora que le terminará de cambiar la vida. Todo parece que va a ir bien cuando deciden que deben ser parte de la existencia que llevan sus nuevos vecinos, pero pronto saldrán a la luz diferencias insalvables que acaban destrozando a una de las parejas. El autor plantea una situación habitual en los últimos años que ha pasado casi desapercibida para muchos dramaturgos. ¿Qué hacer cuando lo que se supone que es tu vida desaparece o simplemente te expulsa de su lado? Esta obra pone en cuestión muchas de las preguntas que pueden nacer de un cambio de timón brutal al jugar con elementos que punzan la sensibilidad del espectador, que piensa que puede estar ante una comedia de situación al uso.

En el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus), calle Madre de Dios, 1, de la capital andaluza, Antonio L. Pedraza se enfrenta esta tarde a la representación de la singular obra «Desesperación. 7 días=168 horas» de la Compañía Estigma Teatro. Decimos que se enfrenta porque es el autor, el director y el intérprete que representa un proyecto muy personal basado en la introspección, la soledad y la búsqueda de uno mismo.

En el ámbito de la imagen, la Fundación Cajasol proyecta hoy dentro de su cine-club la película de Alexander Korda «Rembrandt». Filmada en 1936, la cinta resulta interesante ya que se trata de uno de los primeros acercamientos que el cine realizó a la figura de un pintor. En este caso hablamos del gran artista flamenco del barroco cuya vida es una constante contradicción y controversia en una obra magistral de la cinematografía.

Cuarenta fotografías de Michel Comte forman la exposición que acoge el espacio cultural malagueño «La Térmica» bajo el título «Retratos». Una muestra en la que están las imágenes de iconos de la cultura del siglo XX como Tina Turner, Jeremy Irons, Carla Bruni, Sofía Loren, Geraldine Chaplin, Mike Tyson, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Sharon Stone, Yves Saint Laurent, Isabella Rossellini, Mickey Rourke, Ray Charles, Uma Thurman, Whitney Houston, Demi Moore o Sting. Autodidacta, fue descubierto por Karl Lagerfeld en 1979 y desde entonces se ha convertido en una de las figuras de referencia de la fotografía internacional al combinar los trabajos para moda y cine con los grandes reportajes sociales.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1