MENÚ
lunes 11 diciembre 2017
01:19
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Un desfile para sentirse «orgullosos de ser españoles»

La parada militar será una llamada a la unidad y se homenajeará a las víctimas del terrorismo.

  • Imagen de archivo de un desfile del Día de la Hispanidad
    Imagen de archivo de un desfile del Día de la Hispanidad

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2017. 08:37h

Comentada
Fernando Cancio 12/10/2017

En medio del desafío independentista, el desfile de hoy con motivo de la Fiesta Nacional se convertirá en una llamada a las unidad y a sentirse «orgullosos de ser españoles», como reza el lema de este año. Por ello, en esta edición se ha buscado, por un lado, reducir la carga militar del mismo para abrirlo a otros cuerpos, como la Policía Nacional, que participará por primera vez. Y, por otro, acercarlo más a la sociedad, motivo por el cual se optó por trasladarlo a los aledaños del estadio Santiago Bernabéu, a un lugar más amplio y con más visibilidad . Todo, con la previsión de una afluencia masiva de ciudadanos a un desfile que será, además, un homenaje a las víctimas del terrorismo, en general, y las de los atentados de Barcelona, en particular.

Será a las 11:00 horas cuando los Reyes lleguen a la Plaza de Lima, donde serán recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Fernando Alejandre, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Tras los honores y saludos protocolarios, Don Felipe pasará revista y acto seguido, un paracaidista del Ejército del Aire bajará desde el cielo con la bandera de España, la cual izarán tres militares, un guardia civil y un policía .

Llegará entonces el momento más emotivo y que en esta ocasión incluye otra de las novedades: el homenaje a los que dieron su vida por España. Este año se recordará a los fallecidos en los ataques de Barcelona, por lo que estarán presentes los embajadores de los países con víctimas mortales (Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, EE UU, Italia, Portugal y Reino Unido). Junto a ellos estarán un familiar de Ignacio Echeverría, fallecido en los atentados de Londres cuando intentaba hacer frente a los terroristas, y representantes de la Fundación y la Asociación de Víctimas del Terrorismo. El silencio del «toque de oración» dará paso a las salvas de ordenanza y a la pasada de la «Patrulla Águila» pintando la bandera en el cielo de la capital.

Arrancará entonces el desfile aéreo, con 78 aeronaves. Serán poco más de seis minutos en los que se podrá ver, entre otros, al nuevo «A400-M». El buen tiempo permitirá, al contrario que el pasado año, que vuelen todos.

Tras esto, comenzarán a desfilar las unidades terrestres, entre las que también hay novedades. La primera está en el escalón motorizado, en el que se incluye una representación de las patrullas de diferentes misiones en el exterior. Harán referencia a las de Irak, Líbano, Mali, Afganistán y Atalanta, por lo que se podrá ver a los vehículos antiminas «Husky» o a los «Vamtac» con mortero embarcado. En esta primera agrupación será en la que desfilará la Policía Nacional a bordo de una treintena de vehículos.

Ante la tribuna en la que estará Felipe VI pasarán también 120 gendarmes franceses de intercambio que se están instruyendo en la lucha contra el terrorismo con la Guardia Civil. Además, también estará presente la bandera de Líbano, como gesto de agradecimiento después de que en agosto sus soldados ondeasen la española tras enfrentarse al ISIS, en recuerdo a los fallecidos en Barcelona. Lo que no habrá en esta ocasión serán grandes blindados, al contrario que lo que ocurrió en mayo en el Día de las Fuerzas Armadas. El resto de la parada será similar a la de otros años, con unidades clásicas como la Infantería de Marina, la Legión o los Regulares. En total, 3.900 efectivos y 84 vehículos.

Una vez concluido, los Reyes se dirigirán al Palacio Real para la tradicional recepción a las autoridades. Si el año pasado todos los actos del 12-O estuvieron marcados por la interinidad del Gobierno, este año será el desafío independentista el que estará presente tanto en la calle como en Palacio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs