• 1

Un menú para unas Navidades sostenibles

En un momento en el que el consumo se dispara, pensar antes de comprar resulta clave para celebrar estas fechas de forma respetuosa con el medio ambiente

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
Clara Navío.  Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

19 de diciembre de 2016. 18:01h

Comentada
Clara Navío.  Madrid. 19/12/2016

Llega el momento del año en que más se dispara el consumo y a menudo es un poco, incluso bastante, desaforado. Pero puede ser una buena ocasión para pensar cómo se quiere hacer ese consumo. Si la elección es que sea con cabeza y de manera responsable, recomendable será recordar unas cuantas pautas que no por sabidas se ponen en práctica tanto como convendría para la sostenibilidad del planeta. ¿Objetivo? Que en 2017 los recursos duren hasta más allá de agosto, que es cuando la Red Global de la Huella Ecológica, (GFN, en sus siglas en inglés) nos anuncia cada año que hemos agotado ya los recursos naturales que la Tierra puede reponer en un año.

Así pues, para participar de este reto hace falta todo el mundo: gobiernos, empresas, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos a título individual. De éstos, cuantos más mejor. Una vez puestos en modo consumidor responsable, lo primero es reducir el consumo, de todo. Centrándonos en las comidas navideñas, es imprescindible elaborar los menús y hacer una lista de la compra bien ajustada, con todo lo necesario pero sin salirse de ella para prevenir el desperdicio de comida. Al decidir los menús, optar por productos frescos de temporada, especialmente las verduras, frutas y pescados. Y, ya puestos, si son ecológicos, con etiqueta, mejor.

Certificados

¿Por qué con certificado? Porque esa etiqueta acredita que, en el caso de los vegetales, se han cultivado sin utilizar abonos ni pesticidas de síntesis y con resto de las prácticas habituales de la agricultura ecológica; y, muy importante, en el lugar donde esté certificado el producto. Así, la siguiente propuesta, que es consumir productos cercanos, es más fácil de cumplir. Un ejemplo: los espárragos. Aunque sean de marca española, frecuentemente proceden de Perú o China. La distancia entre Lima y Madrid, 9.500 kilómetros, deja muy claro que, en términos de emisiones, el balance es mejor para los cultivados en nuestro país, en Navarra por ejemplo. Es cuestión, por tanto, de mirar despacio el origen de los productos en las etiquetas.

Algo parecido ocurre con productos como los langostinos y las gambas. Muy asociados a las comidas y cenas navideñas, en su mayor parte –especialmente esos tan baratos que se ofertan congelados– tienen una carga ambiental y social muy poco sostenible. Suelen provenir de zonas costeras de países tropicales, y, para la instalación de granjas de cría de langostinos, se eliminan los manglares naturales, ecosistemas muy ricos en biodiversidad que, además, frenan la erosión y protegen las costas frente a tormentas y huracanes. Si son baratos es porque no incorporan en su precio los impactos ni ambientales ni sociales, éstos también muy notables.

Ecoetiqueta

En cuanto a la certificación, un producto que tenga una ecoetiqueta europea, de un consejo de agricultura ecológica de una comunidad autónoma o de una entidad acreditadora, (por ejemplo, MSC) merece credibilidad, porque en su concesión participa una entidad ajena al productor y al certificador y acredita que los productos, y todos los procesos necesarios hasta llegar al consumidor, se han realizado de acuerdo con las exigencias que se requieren para usar esa etiqueta.

Así pues, ya quedan claras algunas cosas: consumir ecológico, o al menos de origen cercano, y de temporada. Es imprescindible incorporar también la preferencia de productos con menos envases y embalajes, especialmente los de plástico, para reducir la propia generación de residuos. Actualmente algunas tiendas y supermercados están volviendo a ofrecer la compra a granel de productos que desde hace años sólo vendían envasados. Y en los mercados tradicionales, esa posibilidad nunca se ha perdido.

Y antes de levantarse de la mesa, un café. A ser posible de comercio justo. Organizaciones como Oxfam Intermón, bien en sus tiendas físicas bien en venta por internet, ofrecen café producido de acuerdo con unas condiciones justas para los agricultores y de manera ambientalmente respetuosa.

Es posible que no todas las comidas se puedan elaborar íntegramente con productos ecológicos. Ya es sabido que, en general, su precio es más alto. Durante las Navidades la diferencia puede llegar a ser de hasta un 80 por ciento. Pero, para empezar a incorporar la sostenibilidad ambiental a nuestra dieta, se pueden elegir unos cuantos alimentos ecológicos, los que se acomoden mejor a nuestra economía, y el resto optar por aquellos productos de origen cercano. Y considerar ese incremento de precio nuestra particular inversión para que el planeta en el que vivimos goce de mejor salud.

Jamón Ibérico

Los animales viven en libertad en terrenos habilitados, donde se alimentan de pastos y bellotas. Su producción es limitada.

- Precio: 100 gramos de paleta: 14,80 euros, casi un 30% más caro que el convencional

- Venta: www.ecoibericos.com

Vinos y cavas

El cultivo ecológico de viñas para vino y cava se hace con mínimos tratamientos fitosanitarios que no penetran en la uva ni dejan residuos.

- Precio: 6 botellas de vino: 43,22 euros, y de cava: 61,71.

- Venta: www.cavasbolet.com

Uvas

Se cultivan con control biológico de plagas, mantenimiento de cobertura vegetal entre las líneas de cepas, para favorecer a insectos beneficiosos y la retención de la humedad del suelo.

- Precio: Blancas, 5,30 euros/kg. Negras, 4,70 euros/ kg.

- Venta: www.ecofresco.es

Langostinos y gambas

Su pesca artesanal se hace con embarcaciones locales en cantidades que no rebasan las posibilidades de recuperación de la especie.

- Precio: Langostino: 35,00 euros/kg

Gambas blancas: 38 euros/kg

- Venta: www.elrincondehuelva.com

Dulces

Todos los ingredientes de los postres y turrones proceden de la agricultura ecológica y la etiqueta garantiza su trazabilidad.

- Precio: Turrón Alicante El Abuelo: 7,13 euros/200 gr. Mazapán Biogredos, 6,45 euros/150 gr. Polvorones, 16,50 euros/kg.

- Venta: www.elvergelecologico.com www.turronesydulces.com.

Roscón de Reyes

¿Qué tal lanzarse y hacer el roscón en casa? Es fácil y todos los ingredientes se pueden encontrar fácilmente. Una pista: la harina de fuerza (ecológica) Harimsa va con receta incorporada.

- Precio: 0,80 euros/ 750 gr.

- Venta: www.harimsa.es

Cordero

Las reses de vacuno para carne pastan libremente en los prados de pequeñas explotaciones locales y comen hierba o cereales procedentes de agricultura ecológica.

- Precio: Cordero lechal, medio 50 euros.

- Venta: www.carneecologicanavarra.com

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs