• 1

4 consejos para escoger la verdura de esta temporada

Una guía para que no te intimiden los productos frescos en el mercado y sepas cómo escoger las mejores verduras (de ahora)

  • Image
Objetivo Bienestar. 

Tiempo de lectura 2 min.

28 de junio de 2017. 13:18h

Comentada
Objetivo Bienestar.  20/6/2017

Lejos de la huerta nos hemos habituado a mercados ampliamente surtidos en los que es posible hallar cualquier fruta y verdura prácticamente durante los 365 días del año. Sin embargo, ni las naranjas son dulces en verano ni las fresas saben a fresas en enero. Te invitamos a aprovechar los ciclos naturales cuando las vitaminas y los minerales vegetales están en todo su esplendor.

Apio, brócoli y judías en primavera, pimientos, melocotones y sandías en verano, calabazas y naranjas en otoño y coles y remolachas en invierno. Comer lo que nos da la naturaleza en cada momento tal y como se alimentaban nuestros abuelos cuando no existían las cámaras frigoríficas y las despensas se abastecían de producto local. “Las frutas y verduras de temporada se recogen en su punto óptimo de maduración y eso supone beneficios tanto a nivel sensorial, ya que son más gustosas y más frescas, como a nivel económico porque sus precios son más ajustados”, afirma Clara Muñoz, dietista-nutricionista del Centro Julia Farré

.

-ZANAHORIAS: Firmes y de color naranja intenso con tonos rojizos. Si las compras en manojo, fíjate en que las hojas sean de un verde intenso. Aprovéchala cruda, hervida, salada o dulce. Es ideal para zumos vitamínicos, ensaladas, sopas e incluso risottos. También es perfecta para quiches y tartas salada

-JUD:AS: ÍÍ Peronas o redondas, deben ser de un verde homogéneo. Descarta las que estén resecas o manchadas. Un truco para saber si están frescas es partirlas por la mitad. Al hacerlo deben soltar una gotita de gua por donde la hemos partido. Las puedes tener hasta cuatro días en el cajón de las verduras de la nevr

a

.

-LECHUGAS: Al comprarlas, comprueba también que la base esté bien blanca y no reseca. Debe consumirse rápidamente tras su compra y es esencial conservarla en el cajón de las verduras de la nevera. Un consejo: para lavarla evita sumergirla en agua para no robarle sus preciosas vitain

a

s.

-RÁBANOS: Se pueden comer crudos –los franceses los toman sobre rebanadas de pan con mantequilla y una pizca de sal– pero si no te acaban de convencer, asados son deliciosos. También puedes prepararlos como snack haciéndoles un cortecito y dejándolos reposar un par de horas en vinagreta.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs