• 1

Estas actitudes empeoran la calidad de tu relación, ¡corta con ellas!

El respeto, la confianza y el deseo son claves en una pareja. Establecer un vínculo saludable pasa por declinar ciertos comportamientos tóxicos

  • Image
Objetivo y Bienestar. 

Tiempo de lectura 2 min.

21 de mayo de 2017. 17:09h

Comentada
Objetivo y Bienestar.  19/5/2017

ETIQUETAS

Tener una relación sana y duradera requiere de una voluntad de ambas partes. Es muy común que por evitar momentos incómodos construyamos una montaña de resentimientos y quejas que estallan en una pelea desproporcionada. Por lo que aquí te decimos cómo librar esas pequeñas batallas, siempre y cuando tú estés dispuesta a poner ese granito de arena:

1. TIRAR DE EVASIVAS. Las discusiones pueden aparecer y la solución no pasa por dar la razón a la pareja o echar mano de evasivas. Más vale enfrentarse a una discusión larga, civilizada y en la que puedas exponer todo lo que sientes, que ir guardándote para ti el malestar hasta que, con el paso del tiempo, hagas una montaña de todo ello.

2. DEJAR DE LADO EL SEXO. Te lo contamos en este número de Objetivo Bienestar de junio, en las relaciones largas la pasión va de capa caída y hay que poner cada uno de su parte para reactivarla si es que se pierde. Y es que el erotismo y la sexualidad no solo son uno de los pilares de las parejas duraderas y felices, sino que además influyen sobremanera en la autoestima y la aceptación del propio cuerpo.

3. CRITICAR SIN SER CONSTRUCTIVA. Al juzgar a tu pareja porque algo te ha molestado debes hacerlo con delicadeza y nunca subrayando sus defectos, ¿o es que tú no tienes ninguno? Intenta, en lugar de usar un tono despectivo, hacerle ver aquello que podría mejorar.

4. EXPECTATIVAS IRREALES. Pasada la fase de enamoramiento, llegan otras. Lo importante es rebajar las expectativas sobre las relaciones, ya que como en la vida, tendrán momentos buenísimos, otros más neutros y quizás algunos malos.

5. FALTA DE EQUILIBRIO. Toma la iniciativa, haz propuestas que os complazcan a los dos y sé realista: un vínculo amoroso no se sostiene a largo plazo solo porque haya amor, sino por todo lo que se comparte y se disfruta.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs