• 1

«El doble método anticonceptivo es el único que evita el embarazo y las ITS»

Dra. Mercedes Andeyro García / Jefa del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General de Villalba en Madrid

  • Dra. Mercedes Andeyro García / Jefa del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General de Villalba en Madrid
    Dra. Mercedes Andeyro García / Jefa del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General de Villalba en Madrid / JESúS G. FERIA

Tiempo de lectura 5 min.

17 de julio de 2017. 16:32h

Comentada
Pilar Pérez 17/7/2017

-¿Cuáles son los métodos anticonceptivos femeninos más usuales?

Dentro de la anticoncepción todos los métodos son muy demandados. Ahora mismo, el que más se usa en España es el preservativo, pero dentro de eso sólo hay un 30-40% de usuarias que lo emplean. El siguiente más empleado es la píldora, los anticonceptivos hormonales orales. Y todos los demás ya tienen un uso bastante menor. Entre todos los más efectivos están los que en su uso diario son de larga duración. ¿Cuáles? Los DIUS intrauterinos y el implante subdérmico, porque una vez que lo pones el método funciona, sin que la usuaria tenga que hacer nada.

-¿Qué mitos existen en torno a éstos?

Hay muchos mitos que habría que deshacer, porque están evitando el uso de los que realmente son más eficaces en cada momento. Dentro de los métodos anticonceptivos que nosotros tenemos, en su uso perfecto todos son muy efectivos, pero fallan en su uso diario: cuando una toma la píldora es muy normal que se olvidé un día; si emplea el preservativo es fácil que en alguna de las relaciones no lo emplee... En el uso diario ya no todos son iguales de efectivos, porque unos son más difíciles de cumplir correctamente. Y si no sigues bien las instrucciones, puede que no sirva para nada, o bien se queda embarazada o coge una infección de transmisión sexual (ITS). Entorno a estos sistemas más efectivos, siempre hay muchos mitos, si es cancerígeno, si produce esterilidad, si engordan, que si suben la tensión...

-¿Por qué se debe complementar el uso de éstos con el preservativo?

La idea del doble método es evitar dos cosas: los embarazos no planificados y contagiarse de una infección de transmisión sexual (ITS). El único método que puede prevenir una ITS es el preservativo, aunque sólo es el menos eficaz de cara a la prevención de una gestación no deseada. Por eso la recomendación es un anticonceptivo muy potente para no quedarse embarazada (DIU, implante, píldora) y no dejar de usar el preservativo siempre que se mantengan relaciones con personas de las que se desconoce su estado de salud.

-Hay un repunte de ITS y VIH. ¿Por qué, pese a las cifras de uso, parece que el preservativo se emplea menos?

Tiene su sentido, porque hay un 30% de mujeres en edad fértil desde los 15 a los 49 años que no usa ningún método con lo cuál esa población se encuentra en riesgo de ITS y embarazo no deseado. Y, sí, es de los más empleados, con un 30% entre los método contraconceptivos, que tampoco es tanto, ya que el 60% no está usándolo. Muy pocas usuarias emplean el doble método, prácticamente nadie.

-Este relax, ¿en qué se traduce?

Desde 2000 a 2013 hay un aumento de las ITS, tanto de casos de clamidia, sífilis, gonococo, el VIH... todas. Y por eso, desde la SEC hacemos hincapié en el doble método, porque el preservativo actúa como método de protección, siempre que se crea que se desconoce la salud de la pareja.

-¿Qué mujeres deberían emplearlo más a menudo?

En principio, siempre todas las mujeres que no tengan una pareja estable. Una de las poblaciones que peor realiza o lleva la anticoncepción son las adolescentes entre 15 y 25 años: hasta el 50% no usa ninguno, a pesar de que se encuentran en la edad de mayor fertilidad; de las que emplean alguno, como el preservativo, no lo hacen bien, porque hasta un 75% reconoce que a veces no lo usa a pesar de ser su anticonceptivo habitual, tiene el condón, pero no lo emplea; y un 40% reconoce que sólo lo utiliza al final de la relación, que con lo que están completamente desprotegidas. Por eso la edad más conflictiva en las que están aumentando las ITS (y uno de los rangos de edad más castigados con gestaciones no planificadas) son entre los 15 y los 25 años.

-¿Cómo podría llegarse a estas poblaciones o hacer un cribado mejor para «promocionar» el doble método?

Dado que las revisiones ginecológicas se recomiendan a partir de los 25 años (por el tema de la citología), resulta complicado hacerlo en consulta. Aún así todas estas usuarias deberían, antes de esa edad, ir al ginecólogo para buscar el método que mejor les va, para que sea una información veraz lo que reciban, porque hay mucha información en internet, de amistades... de todos sitios, pero no toda es válida, y esto hila con lo mencionado de los falsos mitos. Por eso, que creo que la anticoncepción es importante en todas las edades, pero principalmente en mujeres jóvenes; hay que darles información real, que no todos los métodos son igual de efectivos y lo bueno es conseguir se evite la ITS y embarazo por igual.

-

En estos casos, ¿ha influido mucho la liberalización de la píldora del día después?

La píldora del día después o anticonpeción de urgencia no puede recomendarse como habitual. Pero de lo que estoy segura es de que toda la educación que debemos dar sobre contracepción va enfocada a intentar evitar que se tenga que tomar esta medida de urgencia. Lo importante es la prevención, porque la idea es que una esté tranquila con un método de anticoncepción seguro a la hora de mantener una relación.

-Entonces, ¿las pacientes ya llegan a la consulta contagiadas tras los primeros síntomas?

Las ITS, algunas dan molestias y otras no dan síntomas hasta tiempo después, como el VIH del que no se experimentan cambios hasta pasado unos meses. Por eso es tan importante actitudes preventivas ante supuestas parejas sanas.

-¿Cuál es la combinación más adecuada según el perfil?

Se trata de un consejo contraconceptivo personalizado en función de la situación personal en cada momento. Hay un cuestionario base de salud, actividad sexual... En líneas generales, sería usar un DIU o implante más preservativo o los hormonales (el parche, anillo, píldora) más un condón. Más que de la edad hay que fijarse en sus necesidades, no se contraindican por los años, como algunos piensan (otro mito). También estarían los métodos irreversibles, como la ligadura de trompas y la vasectomía que son meditados en determinados momentos de la vida en los que no se quiere tener más hijos, porque ya se ha cumplido el deseo genético.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs