• 1

El picor invalidante de la dermatitis atópica

Un 15% de la población sufre las secuelas de una enfermedad crónica de la piel que comienza con la necesidad de rascarse y termina minando la mente de los pacientes que conviven con las secuelas

  • Gtres
    Gtres

Tiempo de lectura 4 min.

27 de noviembre de 2017. 18:54h

Comentada
Pilar Pérez 27/11/2017

Alto impacto emocional, dura y sin tregua. Así resumen los pacientes su convivencia obligatoria con la dermatitis atópica. El 15% de la población española sufre dermatitis atópica (DA) severa, y un 0,08 tiene un nivel grave, según explica el dertamatólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Javier Ortiz de Frutos. Los datos engloban «todo tipo dermatitis, pero a día de hoy no hay ningún estudio hecho en España que demuestre cuántos pacientes adultos o infantiles hay con un nivel grave», asegura el experto, que subraya que «el problema de la DA a es que ha sido abandonada durante toda la vida», pues no es «fácil» sacar estadísticas debido a que hay «muchos pacientes que están fuera del sistema».

Esta afirmación la corrobora África Luca de Tena, miembro de la Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica (AADA), creada recientemente: «Muchas veces con los corticoides, las cremas y cada uno con sus trucos caseros maneja la enfermedad sin ir al médico. Se queda en casa y se esconde. Yo misma, que soy hija de médicos, si no es por mi familia, nunca hubiera ido».

Pero lo que les aísla no sólo es el «picor que no se calma», pues dos de cada tres pacientes «se rascan durante todo el día», apunta Ortiz de Frutos, sino el impacto emocional, apunta el paciente Paco Rello, «es una enfermedad que deja huella psicológica. Por eso desde la asociación queremos reclamar que tengamos una atención sanitaria que la cubra, ya que necesitamos aceptar la enfermedad y afrontar con estrategias las diferentes situaciones de la vida, muchas relacionadas con el estrés, que eviten un agravamiento de la dermatitis»

El picor invalidante de la dermatitis atópica

Esta patología se somete a varias fases en relación a la edad, pues según cuenta Ortiz de Frutos en los primeros años, de 0 a 2, los signos prevalecen en la zona de la cara; de 2 a 10, los eccemas se trasladan a la zona de los brazos, axilas y piernas, mientras que en adolescentes y adultos las zonas que «más suelen picar» son las plantas de las manos y los pies. En este sentido, el médico ha explicado que la enfermedad «tiende a mejorar con los años, pero el 60% de los casos sigue teniendo brotes de adultos y al menos tienen uno al año». Asimismo, el dermatológo de la AEDV apunta que hay dos posibilidades «poco frecuentes»: «Una de ellas es que desaparezca la enfermedad de forma general, pero se sigue teniendo problemas ocupacionales; y en otros casos, los brotes son cada vez mas intensos, lo que provoca dificultades para controlarlos». Mientras, los tratamientos son complejos, caros y, en algunos casos, con grandes secuelas, como apunta Ortiz de Frutos.

¿Origen?

La prevalencia de enfermedades atópicas o alérgicas recae sobre todo los en países desarrollados. En algunos como Estados Unidos, Canadá, y Sudamérica suele haber más pacientes, y en Europa sucede lo contrario, según manifiesta la alergóloga y responsable médico de dermatitis atópica de Sanofi, Ainara Rodríguez. Asimismo, esta experta explica que dicha frecuencia se debe «a la teoría de la higiene», esta se caracteriza por un exceso de limpieza en el día a día.

De interés

- Asociación Afectados Dermatitis Atópica (AADA)

Correo electrónico: aada@gmail.com

Web: www.noterasques.org

- Asociación pacientes y familiares de dermatitis atópica.

Calle de Antonio López, 28 - 28019 Madrid

Web: www.adeaweb.org

Tel: 680 23 27 25

Correo electrónico: info@adeaweb.org

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs