MENÚ
domingo 22 octubre 2017
19:53
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Cuando el lenguaje es la música

Los teatros del Canal presentan «Aire», un espectáculo visual que aúna música y comedia, ideado por Emilio Aragón y dirigido por Paco Mir

  • Cinco artistas de la, afortunadamente, inagotable familia Aragón, unidos desde hace tiempo y que ahora presentan en los teatros del Canal «Aire», un espectáculo visual que aúna música y comedia
    Cinco artistas de la, afortunadamente, inagotable familia Aragón, unidos desde hace tiempo y que ahora presentan en los teatros del Canal «Aire», un espectáculo visual que aúna música y comedia
Juan Beltrán.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de diciembre de 2016. 09:48h

Comentada

Bovoj significa «manada» en esperanto, pero no son una manada, son cinco artistas de la, afortunadamente, inagotable familia Aragón, unidos desde hace tiempo y que ahora presentan en los teatros del Canal «Aire», un espectáculo visual que aúna música y comedia, ideado y producido por Emilio Aragón y dirigido por Paco Mir. «La idea –explica Emilio– surge dentro de la familia, con Rodrigo, Gonzalo, Alonso, Alejandro y Punch Aragón, que forman Bovoj e interpretan “Aire”.

En su ADN tienen la comedia, han crecido viendo, escuchando historias y haciéndolas y, además, tienen algo que los diferencia, que son muy buenos músicos, unos virtuosos. Un día les propuse, ¿por qué no intentamos meter en una coctelera comedia y música? Nos sentamos, pensamos algo y de esas conversaciones y de todo el proceso posterior salió “Aire”. Una propuesta de comedia fresca, directa, dinámica, apta para todos los públicos, en la que intentamos recuperar parte de sus valores». Además, «Paco Mir, un referente absoluto, le ha dado un bruñido definitivo y final. Somos fans suyos y, según comentan, trabajar con él ha sido una experiencia muy gratificante de la que han aprendido. Su dramaturgia es complicada porque hay cosas que surgen de ideas pequeñas o simples comentarios que luego se desarrollan en los ensayos, a veces con un final que nada tiene que ver con la propuesta inicial y aquí la figura

del director y de su experiencia ha sido esencial.

Estamos muy ilusionados con el resultado y, desde la absoluta humildad, pensamos que es un trabajo muy bien hecho y que esperamos que al público le guste. Si miras el panorama ves qué hay pocas ofertas en este tipo de comedias porque se requiere una serie de mínimos que, en este caso, tiene la compañía Bovoj», afirma Emilio Aragón.

La historia que vertebra el espectáculo parte de una especie de entes que salen de unos óvulos y van evolucionando en la vida, hacen del ritmo, de la música y del aire sus elementos vitales. «Para ello –continua– deben buscar herramientas con las que comunicarse en el nuevo entorno. La música es su lenguaje y dentro de ella, los elementos que utilizan para hacerla son de lo más dispares, muchos inventados. Usan todo tipo de elementos de percusión y producen efectos sonoros que obtienen de más de 150 elementos originales, como teléfonos móviles,

juguetes, bolsas de aire, plástico de burbujas...». Y como es lógico en esta familia, no faltan referencias al circo, «pero sobre todo, de la Comedia del Arte, los mimos, los clown, la comedia gestual y visual.

Este es un espectáculo absolutamente visual –afirma– que pretende conectar desde el minuto uno con el espectador, tanto niños como adultos, porque lo que hace este tipo de comedia es sacar ese alma joven, ese niño que todos llevamos dentro y lleva al público a participar en el espectáculo».

Podría decirse que, de alguna manera, es una metáfora de la evolución del ser humano que va creciendo a través de la música y la comunicación, «y sobre todo –puntualiza–, la capacidad del ser humano de relacionarse y la universalidad y la capacidad que tiene la música como herramienta comunicativa, como lenguaje de expresión. Presentamos la música y el

ritmo como propuesta vital. No conozco cultura en la que ésta no sea algo troncal y una referencia de identidad. La música lo empapa todo».

Con esta obra se confirma que la saga Aragón lleva la música en los genes y se reinventa continuamente explorando nuevas fórmulas. «Estamos hablando de la 5ª generación –cuenta Aragón–, somos primos y algún sobrino. La música es algo inherente a nuestra manera de vivir y de entender la vida». Y concluye: «La comedia es tan necesaria, tan medicinal y tan importante socialmente, que resulta terapéutica y más este tipo apta para para toda la familia, para todo público sin límites de edad. Este humor blanco requiere ser ingenioso».

FICHA

Dónde: Teatros del Canal (Sala Verde). Madrid.

Cuándo: del 23 de diciembre al 8 de enero.

Cuánto: Entre 9 y 17 euros.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs