domingo, 23 abril 2017
10:16
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cultura

La Catedral de Toledo reabre la sacristía con la restauración de «El Expolio»

La Catedral Primada de Toledo ha reabierto hoy al público su sacristía tras la remodelación de este espacio, en el que el protagonista es el recién restaurado cuadro "El Expolio", de El Greco, de quien este año se conmemoran los cuatrocientos años de su fallecimiento. El arzobispo de la Catedral de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, ha destacado durante el discurso inaugural de este espacio museístico y religioso, que se ha celebrado con el Transparente del templo como fondo, que la restauración de la sacristía y sus obras artísticas "era un ambicioso proyecto que ha llegado a término felizmente".

De este modo, ha resaltado que se ha realizado una "labor extraordinaria" en un proceso de rehabilitación y restauración no solo de "El Expolio" de El Greco, sino también del resto de lienzos, pinturas al fresco y elementos de orfebrería que han dado como resultado "una gran pinacoteca, aunque siempre sacristía", con salas temáticas dedicadas, entre otros, a la virgen María y San Juan Bautista y a Jesucristo.

Dómenicos Theotocópuli pintó "El Expolio" en la misma sacristía donde se expone, en 1587, por encargo del Cabildo catedralicio, y antes de mostrarse durante dos meses en Madrid, el cuadro fue restaurado en los talleres del Museo del Prado a petición del Cabildo.

Con el nuevo discurso museístico, el recorrido comienza en la antesacristía, donde se pueden contemplar, entre otros, dos lienzos de San Pedro y San Pablo y que da paso a la Sacristía Mayor, presidida por "El Expolio" y está rodeado por la serie del Apostolado de El Greco, al que también acompañan otras pinturas de este mismo pintor y de Francisco de Goya.

En el centro de la sacristía se ha situado una alegórica obra de orfebrería en plata de Lorenzo Vaccaro, que representa los continentes de Europa, África, América y Asia.

En esta restauración también se han tenido en cuenta los frescos de la bóveda de la sacristía, obra de Luca Giordano, que representa la Descensión de la Virgen para imponer la casulla a San Ildefonso, patrón de Toledo.

La siguiente sala para el visitante es la Sacristía del Arzobispo, donde se pueden contemplar obras de Velázquez, Tiziano, Tristán y Juan de Borgoña.

El recorrido continúa por la sala de la Virgen María y San Juan Bautista y finaliza con la reservada a Jesucristo, entre las que se reparten lienzos de Caravaggio, Van Dyck, Rafael o Tristán, con el gran lienzo de la crucifixión.

El arzobispo de Toledo ha recordado que las catedrales se concibieron como "una catequesis de la fe católica" y ha aseverado que esta, que además es Primada de España, "ayuda a vivir la fe católica en la experiencia estética de sus visitantes", por lo que el deber del Cabildo Catedralicio es "conservar este patrimonio, para otorgar al presente y futuro la contemplación de un legado tan preciado".

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha subrayado que las catedrales se idearon con la finalidad de que fueran "una biblia en piedra", algo que pasa especialmente en la de Toledo, que además "traspasa los límites de la creatividad y la lleva más allá", gracias sobre todo a las obras de artistas como El Greco.

Con la reapertura de la sacristía y la restauración de "El Expolio", Cospedal ha valorado que hoy se vuelve a mostrar "una de sus mayores obras, bellísima y espléndida", con un valor "tan grande que no se puede poner precio".

También el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha valorado la labor de "restauración impecable" realizada tanto en la sacristía como en una de las obras más emblemáticas del pintor cretense, un artista con el que Toledo "ha decidido identificarse, con su genialidad y con la cultura".

«El Expolio», de El Greco.
«El Expolio», de El Greco.
Efe
  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
  • 1
    ENCUESTA

    Image

    ¿Quién cree que va a ganar el «clásico»?