MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
02:06
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Alberto Moreno: «Mi hija me hizo apretar los dientes»

La temporada pasada en el Liverpool fue un tormento para él. El nacimiento de su hija le hizo mentalizarse de que debía luchar para dar la vuelta a la situación.

  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

14 de noviembre de 2017. 01:14h

Comentada
Domingo García 14/11/2017

Alberto Moreno (Sevilla, 1992) es uno de esos chicos que ganaron con Lopetegui el Europeo sub’21 de Israel en 2013. Pronto le llegaron el estreno con la absoluta y el fichaje por el Liverpool, pero todo pareció torcerse la pasada temporada, en la que sólo disputó 12 partidos de Liga. Este año ha recuperado el puesto en el lateral izquierdo del equipo que dirige Jurgen Klopp y ha regresado a la Selección tres años después de la primera llamada de Del Bosque.

–¿Pensó que nunca volvería a la Selección?

–Sobre todo el año pasado en el Liverpool llegó un punto que sí que lo pensaba, pero después de cómo he logrado cambiar esta situación de una tan mala, tan mala, tan mala a una tan buena, tan buena, tan buena creo que en el fútbol no hay nada imposible. Y eso es lo bonito, que nunca sabes lo que va a pasar.

–¿Qué pensaba cuando veía que en su puesto jugaba Milner, que no es un especialista?

–Por mi cabeza pasaban muchas cosas. No te voy a decir lo que pensaba, porque son cosas muy malas, pero ya llegaba un punto que mi cabeza decía: «Alberto, hagas lo que hagas no va a servir para nada». Hablé varias veces con Klopp, él me dijo que siguiera trabajando, que iba a tener mi posibilidad, pero pasó todo el año y no la vi. En verano aparecieron muchas ofertas, pero mi cabeza y mi familia me decían que me quedara en el Liverpool. Quería hacerme un hueco, y con trabajo y esfuerzo he logrado cambiar la situación.

–¿Era un reto personal?

–Sí. Aparte, que mi hija naciera, que nació justo en ese año, yo creo que también me ha ayudado. Llegaba a casa y me hacía olvidar las cosas malas, pero también me hacía decir: «Alberto, que tienes una hija, tienes que darlo todo por ella, hacerlo lo mejor posible, que ella es tu vida». Y también eso me hizo cambiar un poco el chip, apretar los dientes, cambiar la mentalidad y gracias a eso he logrado cambiar la situación, que era bastante complicada.

–¿Ha pensado muchas veces en volver a casa, al Sevilla?

–Estoy a gusto en Liverpool. Este verano sonó la posibilidad de volver a Sevilla, pero mi cabeza no estaba para salir. Yo ya estoy acoplado, estoy bien, estoy contento y no se me pasa por la cabeza volver a España. Tendría que venir una oferta muy buena para cambiar de opinión.

–¿Cómo fue la adaptación de Sevilla a Liverpool?

–Jodida. Yo era un chaval de 20-21 años cuando dejo a mi familia, dejo a mis amigos, dejo mi ciudad, dejo el equipo en el que nací. Dejo todo por irme a Inglaterra, donde es todo diferente, el idioma, el tiempo, la comida, las costumbres, todo. Y es un paso complicado. Hablo con mis padres y a ellos también les cuesta decir: «Venga, vámonos». Pero ellos también piensan en mí y lo que quieren es que siga creciendo como futbolista. Sabían que iba a un gran club como el Liverpool, que a nivel mundial es uno de los mejores. Al final hay que tomar decisiones difíciles como ésta, pero sirven para algo como ahora.

–¿Qué pensó cuando perdieron la final de Liga Europa contra el Sevilla?

–Es una sensación mala. A ningún futbolista le gusta perder una final y no me gustó. Una vez que me visto la camiseta del Liverpool quiero ganar todo, sea al equipo que sea. Después, que el Sevilla gane lo que quiera. Me llevé unos días jodido por esa final y por esas críticas que salieron, que me achacaron a mí la derrota.Pero son cosas del fútbol y dos años después he logrado cambiar esas críticas para bien y eso es lo bonito del fútbol, que te da oportunidades para cambiar todas esas cosas malas.

–¿Qué importancia tiene Lopetegui en su carrera?

–Él fue el primer seleccionador que me dio la oportunidad de venir aquí, de conocer todo esto, de saber qué era la selección sub’21. Me dio la oportunidad, hice unos buenos partidos y me llevó al Europeo en el que quedamos campeones. Teníamos un equipo muy bueno, con muchos jugadores que ahora están aquí en esta selección y en parte tiene mucho que ver en esto. Cuando vi que lo nombraron seleccionador dije: «Alberto, hay que hacer las cosas bien». Y mira por dónde, tres años después, aquí estoy.

–¿Le ha dicho algo especial?

–No. Él ya me conoce. Sí que me corrige muchas cosas en los entrenamientos. A mí eso me encanta, que te corrijan las cosas que haces mal porque si no, lo haces siempre mal y nunca las vas a mejorar. Es un entrenador que siempre te ayuda y se lo agradezco mucho.

–¿Habló con usted antes de convocarlo?

–No, no, no. Sabía que estaba ahí la posibilidad de que me llamaran, pero fue una sorpresa verme en esa lista. Cuando vi que me había llamado, no sabía a quién llamar, no sabía a quién escribir por whatsapp, no sabía qué hacer. Pasaron muchos nervios por la barriga y después de tres años volver a la Selección es bonito porque ya decía ¿se han olvidado de mí o qué pasa? Me enorgullece volver a estar aquí.

–¿Se siente como en casa en la Selección?

–Conozco a todos. De aquel Europeo de Israel hay nueve jugadores y claro que te sientes uno más. Además, hay muy buen «feeling», muy buen vestuario, alegría.

–¿El inglés cómo lo lleva?

–Ahí va. No soy de entablar una conversación. Entiendo bastante, aunque es verdad que a los ingleses ingleses y más los de Liverpool me cuesta más porque hablan muy rápido. Lo importante es que entiendo a Klopp y ya está.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs