MENÚ
sábado 16 diciembre 2017
09:59
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El piloto inglés venció por delante de Vettel y su desventaja en la general se reduce a 7 puntos. Carlos Sainz logró un meritorio décimo lugar y Alonso abandonó

  • Vettel sólo tiene 7 puntos de ventaja en la general
    Vettel sólo tiene 7 puntos de ventaja en la general / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

28 de agosto de 2017. 05:07h

Comentada
Fran Castro 27/8/2017

ETIQUETAS

La vuelta de las vacaciones ha sentado bien al británico Lewis Hamilton y al equipo Mercedes. La reacción que necesitaban para inquietar a Ferrari y a su piloto Sebastian Vettel, que lidera la tabla, llegó de forma contundente en el circuito belga de Spa-Francorchamps, y todo, a pesar de los intentos del equipo italiano, que realmente estuvo cerca del inglés durante todo el fin de semana.

Hamilton conquistó una merecida victoria en las Árdenas y aprieta la lucha por el Mundial, ya que ahora tiene una desventaja de siete puntos en la clasificación general. El próximo domingo tendrá la oportunidad de recuperar el liderato, y podría hacerlo en casa de Ferrari, en Italia. Los monoplazas rojos se mostraron muy fuertes los días previos, pero en carrera les faltó algo más para hacer frente al Mercedes de Hamilton.

Segunda parada

El inglés partió desde la «pole», no cometió errores de conducción tácticos y, sólo al final, una neutralización con salida a pista del coche de seguridad le complicó las cosas, y mucho. Todos aprovecharon esta circunstancia para realizar la segunda parada en boxes y Hamilton volvió a pista con neumáticos blandos, mientras que su rival, Vettel, lo hacía con ultrablandos, en teoría, más rápidos.

Las vueltas finales se convirtieron en un cuerpo a cuerpo entre ambos pilotos. El de Ferrari inquietó al de Mercedes en la reanudación, sin embargo, Hamilton se mostró intratable y sacó todo lo que lleva dentro para hacer las cosas imposibles al alemán. Exprimió al máximo el motor y llevó al extremo su conducción para alcanzar una pequeña ventaja que le dio una importante y brillante victoria.

Por detrás, Daniel Ricciardo, una vez más, aprovechó los errores de los escuderos Raikkonen y Bottas para hacerse con la tercera plaza. Esa vez no estuvieron a la altura deseada, o al nivel de lo que se espera de los segundos pilotos de Mercedes y Ferrari.

Sainz, destellos

Por su parte, Carlos Sainz volvió a brillar en un circuito donde su coche hacía aguas por todos lados. Cruzó la meta en décima plaza y arrancó un valioso punto para su equipo.

El piloto madrileño es el objetivo de varias escuderías para el curso de 2018, pero su leonino contrato con Red Bull le ata hasta el próximo año. Habrá que esperar, por tanto, para ver a Sainz en una escudería con más ambición. La Fórmula 1 no descansa y volverá a la acción el próximo domingo en Monza, en tierra de Ferrari.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs