MENÚ
viernes 15 diciembre 2017
06:06
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La vieja nueva España

La Selección, con los retoques de Lopetegui en algunos puestos, recordó a su versión exitosa, tanto en lo bueno como en lo malo

  • La Selección española se enfrenta mañana a Albania, una de las salidas más complicadas del grupo
    La Selección española se enfrenta mañana a Albania, una de las salidas más complicadas del grupo / Efe
Francisco Martínez.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de octubre de 2016. 02:00h

Comentada
Francisco Martínez.  Madrid. 8/10/2016

Julen Lopetegui utiliza la palabra «esencia» para lo que los últimos años se ha llamado «estilo». Son sinónimos. España encontró una forma de jugar y los futbolistas ideales para ejecutarla, y triunfó con ella, tanto en la absoluta como en las categorías inferiores. Con esa esencia, que muchas otras selecciones, como Alemania, han tratado de imitar, pretende España volver a la senda del triunfo. En los tres partidos que lleva el nuevo técnico al frente, la Roja ha recordado a la que fue, tanto en lo bueno como en lo no tan bueno.

El mix de Julen

Lopetegui ha hecho una mezcla con jugadores que ya eran protagonistas, otros que estaban, pero con menos peso, y algunos nuevos. Está completando la transición que había empezado Vicente del Bosque. En la portería, el ex seleccionador ya dio el paso en la última Eurocopa dando la titularidad a De Gea. La línea defensiva es similar, con el cambio del lateral derecho, que es para Carvajal, con Sergi Roberto en la retaguardia. Ambos habían sido convocados ya antes, pero no estuvieron en la Euro. La misma situación vive Vitolo, dueño del costado derecho en ataque.

Koke si fue a la cita continental, pero apenas disputó 19 minutos. Va a ser un pilar en el medio, en gran medida porque él se lo ha ganado con su gran rendimiento en el Atlético jugando más centrado. Busquets es joven y fijo. Iniesta ya tiene 32, y Silva 30, pero continúan siendo los guardianes de la esencia. Thiago también va camino de aumentar su importancia. Las lesiones habían cortado su progresión. Las dudas en la delantera se mantienen, y ya son muchos años igual.

El balón y la presión como grandes armas

La Selección fue fiel a su ideal de tratar de ser dominadora, sobre todo en la primera parte. El balón volvió a ser el centro de todo. España casi dobló el número de pases de Italia (669 por 378 de la «azzurra», cuando en el duelo de la Eurocopa la diferencia fue menor: 589 combinaciones de la Roja por 404 de los transalpinos). Pero la gran diferencia fue sin balón. España presionó en campo contrario de forma equilibrada y ordenada. Se desgañitaba Lopetegui en la banda pidiendo a sus centrocampistas que se replegaran cuando el primer intento de recuperación no había salido. Abría las manos Buffon cuando no encontraba nadie a quien darle el balón y sólo podía tirarlo en largo buscando a Pellé. Anuló España a su rival, que apenas salía a la contra. España se defendió lejos de su área y en la primera parte no recibió tiros. En la segunda sufrió hasta llegar a los siete disparos en su meta (en el duelo de la Eurocopa fueron once las oportunidades italianas, en las que lograron dos goles).

El eterno problema del gol

La parte mala de la actuación de España comenzó con la falta de gol. El equipo de Lopetegui se dio un festín ante la débil Liechtenstein (8-0), pero contra Italia toda la circulación de pelota apenas pudo convertirse en ocasiones. Tuvo pocas claras la Selección y no logró cerrar el partido en la más evidente, cuando Vitolo mandó fuera el mano a mano con Buffon. No es nada nuevo en el equipo doblemente ganador de la Eurocopa y vencedor del Mundial en 2010. En esa cita de Suráfrica, todas las eliminatorias las resolvió con el mismo resultado: 1-0. También la final de la primera Eurocopa se saldó con un 1-0 ante a Alemania. Pese a lo corto del resultado, se recuerdan como grandes actuaciones por la sensación de dominio de la Roja.

El temperamento de Diego Costa

Del Bosque apostó por Diego Costa en el Mundial de Brasil, pero el hispanobrasileño se quedó fuera de la Eurocopa. Podía aportar, además de gol, un plus de mala leche que quizá le faltara al equipo. Pero contra Italia estuvo a punto de ser expulsado de forma absurda, cuando mandó a la grada un balón después de que hubieran pitado un fuera de juego cuando ya tenía una amarilla. Reina se lo reprochó después, cuando fue sustituido.

El portero es uno de los «repescados» por Lopetegui, que además ha llamado a gente de su confianza como Ander Herrera (debutante) o Iñigo Martínez. Los «clásicos» que han desaparecido son Cesc (110 veces internacional), Juanfran y Pedro.

Monreal, convocado

España llegó a Albania tras un viaje complicado por una tormenta. Saúl y Alba ya no estaban con el grupo. Monreal fue llamado en sustitución del lateral.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs