MENÚ
martes 16 enero 2018
16:07
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

0-1. El Madrid no se levanta y cae contra el Villarreal

A veces no se puede luchar contra el mal fario, a veces sale todo tan mal, tan al revés que empieza a ser inexplicable. Le pasa al conjunto blanco esta temporada, que no encuentra la manera de enderezar el rumbo

  • El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, se lamentea de una ocasión perdida durante el partido
    El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, se lamentea de una ocasión perdida durante el partido / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

14 de enero de 2018. 05:51h

Comentada
José Aguado 13/1/2018

A veces no se puede luchar contra el mal fario, a veces sale todo tan mal, tan al revés que empieza a ser inexplicable. Le pasa al Madrid esta temporada, que no encuentra la manera de enderezar el rumbo, ponerse de pie y seguir. Cuando juega mal porque juega mal y cuando lo hace mejor, como contra el Villarreal porque es un equipo al que se le ha olvidado cómo se hacen los goles. Durante la temporada pasada, se le caían los tantos en cada encuentro, hizo marca de récord, de equipo histórica, pero en estos meses ha perdido la memoria, como si le hubieran cambiado el material genético y todo lo que antes entraba se va fuera y Cristiano Ronaldo no ve portería solo contra el portero y los remates de Bale queda en nada y el dominio del Madrid termina en una decepción. Todo lo bueno lo borra no la lluvia sino la falta de puntería, que da ánimo a los rivales y también los puntos. Perdió el Madrid, que pudo ganar porque fue mejor en la primera mitad y tuvo ocasiones en la segunda y que en un córner a favor, cuando no hace tanto ganaba los partidos comprometidos de esa manera, dejó que le hicieran un contraataque, dos remates y tres puntos para el Villarreal.

La Liga ya no es para el Real Madrid, pero sí que le tenía que servir para medirse, para en el día a día ir cogiendo confianza para los siguientes retos importantes. Después del partido contra el Numancia, de esa pequeña decepción, el choque de Liga tenía que ser el punto de inflexión, después de la rutina de la conjura en el vestuario y la reprimenda de Zidane a la Prensa. Son los típicos pasos que se viven en las crisis de los grandes equipos. Pero tras eso, el Villarreal iba a medir si había pasado lo peor, si se había tocado suelo para ya tomar impulso. Ahora habrá que esperar a otro partido, siempre a mañana, a ver si cambia el tiempo y deja de hacer frío y los remates van dentro y los rivales, en fin, no llegan a los últimos minutos de los partidos del Bernabéu con la sensación de que todo es posible.

El Villarreal lo hizo porque aguantó los arreones blancos de la primera mitad. Dominó el Madrid, con el balón, con el equipo en el área contrario y con ocasiones para decidir. Dos de Ronaldo, sobre todo. Una que levantó por encima de Ansejo y otra que paró el guardameta casi al límite después de que el portugués rematara cayéndose porque le hicieron penalti. Tampoco se los pitan al Madrid, porque nada tiene de cara. Tuvo buen nivel el Madrid, con el portugués y Bale arriba. El galés no participa tanto en el juego pero da un toque distinto cuando le llega la pelota. El prefiere correr y ahí es temible. El problema es que el Villarreal se echó atrás y no permitió espacios al Madrid. El conjunto de Calleja sabía que tenía que aguantar y esperar a los nervios de los locales. Isco buscaba acercarse al área y los laterales jugaban tan adelantados como siempre. Se reconocía el Madrid, que cercaba al rival, como hace cuando está bien, pero que se encontraba siempre con Asenjo , un portero que se crece en días así.

No había manera. Los minutos pesan en un equipo con demasiada responsabilidad e irse al descanso sin haber marcado ya fue una pequeña derrota. Las segundas partes no son lo mejor del Madrid, al que se le ve peor físicamente que los rivales. El Villarreal salió con otra actitud, con Samu Castillejo más liberado, haciendo daño por el lado de un Marcelo más formal, más respetuoso con el sistema que otras veces, pero otra vez señalado en el gol del Fornals. El dominio del Madrid cambió por un partido donde había más golpes, donde ahora los dos querían ganar. Tenían más urgencia los de Zidane y eso se acabó notando. El francés hizo los cambios burocráticos (Isco y Bale) para dar paso a Asensio y a Lucas, que fue el que más aportó. Ponía balones al área Marcelo, pero eran batallas perdidas. Se fue el Madrid con todo, a por el gol, a por la recuperación, a ver si le cambia la suerte y eso, en otras épocas, hubiese dado resulta, ahora va a rematar un córner y en realidad está yendo hacia un precipicio.

- Ficha técnica:

0.- Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Lucas Vázquez, min. 70); Bale (Asensio, min. 70) y Cristiano.

1.- Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Bonera, Álvaro, Costa; Castillejo (Rukavina, min. 82), Fornals, Trigueros; Raba (Chreyshev, min. 46) y Bacca (Unal, min. 76).

Goles: 0-1, min. 88: Fornals.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró cartulina amarilla a Bacca (min. 44) por parte del Villarreal y a Carvajal (min. 58) y Lucas Vázquez (min. 89) por parte del Real Madrid

Incidencias: partido correspondiente a la decimonovena jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 63.403 espectadores.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs