miércoles, 21 junio 2017
15:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

Los Reyes conocen el fallo en el Museo Thyssen

  • Zarzuela transmitirá normalidad y mostrará su respeto por la independencia judicial

Los Reyes en Inauguración de la Exposición "Obras Maestras de Budapest" en el Museo Thyssen
Los Reyes en Inauguración de la Exposición "Obras Maestras de Budapest" en el Museo Thyssen
A. R. Roldán

Cuando a las 12:00 de la mañana de hoy la Audiencia Provincial de Palma ha hecho pública la sentencia del «caso Nóos», los Reyes, independientemente del fallo, han mostrado su mejor cara en la inauguración de la Exposicón "Obras Maestras de Budapest", en el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, acompañados por el presidente de Hungría, János Áder, y su mujer, Anita Herczegh.

Después, mantendrán un almuerzo privado conjunto en el Palacio de la Zarzuela, en el que se buscará fortalecer las relaciones institucionales y bilaterales entre ambas naciones, mientras que Doña Cristina, la hermana del Rey, y su cuñado, Iñaki Urdangarín, se encontrarán afrontando su nueva situación después de tantos años de proceso judicial. Pero «realeza obliga», y si en algo se lleva insistiendo desde la Casa del Rey es en la separación entre el núcleo central de la Corona, centrado en cumplir con su función constitucional, y la Familia del Rey, de la que forman parte sus hermanas y que, por tanto, ya no realizan actos en nombre de la Institución, ni reciben ninguna retribución económica por parte de los presupuestos generales del Estado.

No obstante, el Rey lleva «entrenándose» para situaciones así –aunque la imputación de una Infanta sea un caso inédito– desde que nació: así, ayer, mientras que los medios de comunicación informaban sobre la inminente publicación de la sentencia, Don Felipe presidía en el Palacio Real tres audiencias militares: a primera hora, con el grupo de coroneles y capitales de navío, después, la entrega de alabardas a la brigada «Rey Alfonso XIII» II de la Legión y a los cuatro tercios de la Legión, y por último, a la Comisión de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil. El Monarca mostró una actitud sonriente y pendiente de su «cometido». Idéntica postura a la que mantuvo cuando, en la segunda imputación de su hermana, celebró una audiencia en La Zarzuela y, tras las preguntas de los periodistas, sólo manifestó un discreto: «Estoy bien, gracias».

La Casa del Rey lleva más de un lustro estudiando cada movimiento que dar tras cada decisión de la Justicia como si se encontrara ante una partida de ajedrez. A lo largo del día de ayer, Zarzuela no daba ninguna pista sobre cuál será su reacción final: si mantener silencio, como al inicio del juicio en enero del año pasado, o por el contrario, manifestarse públicamente y mostrar «respeto por las decisiones judiciales», como ha sido habitual en las últimas resoluciones respecto a la Infanta Cristina. Sin embargo, fuentes cercanas al Rey dan prácticamente por descontado que manifestarán su tradicional respeto hacia la independencia judicial.

La Casa del Rey publicará hoy la agenda oficial que Don Felipe y Doña Letizia mantendrán la semana que viene, que realizarán mientras se producen las reacciones –el recurso o no de la sentencia, etc– a la decisión judicial. El objetivo de la Corona será transmitir más que nunca una imagen de normalidad, tranquilidad y de distancia respecto a los acontecimientos, ya que la prioridad institucional del Jefe del Estado es recuperar su agenda pública que se bloqueó a causa de la pasada coyuntura política, especialmente en los viajes al exterior.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1