lunes, 26 junio 2017
22:31
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Otegi inhabilitado hasta septiembre de 2014

Madrid- Diga lo que diga el Tribunal Supremo (TS) en relación a la condena impuesta a Arnaldo Otegi por intentar reconstruir Batasuna –según ha podido saber este periódico, una mayoría del Alto Tribunal parece decantarse en este momento por rebajar la pena–, el líder de la izquierda abertzale no podrá presentarse a las próximas elecciones vascas, previstas para marzo de 2013. Y es que el ex portavoz de la formación ilegalizada fue condenado en sentencia firme a 15 meses de prisión y siete años y tres meses de inhabilitación absoluta por el homenaje al etarra fallecido José Miguel Beñarán «Argala», celebrado en la localidad de Arrigorriaga (Vizcaya) el 21 de diciembre de 2003.

Otegi fue condenado por la Audiencia Nacional el 27 de abril de 2006 y la sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo (TS) el 22 de junio de 2007. Unos días antes, el 8 de junio, ingresó en prisión por esta causa después de que el Alto Tribunal comunicara a la Audiencia su decisión de rechazar el recurso de casación del dirigente abertzale. Por tanto, es desde esta última fecha cuando empieza a cumplir la condena (dado que se encontraba en libertad provisional), lo que le impide presentarse como candidato en cualquier convocatoria electoral hasta el 8 de septiembre de 2014 al margen de que el Supremo confirme o no su condena a diez años de cárcel y otros tantos de inhabilitación por el «caso Bateragune». El artículo 41 del Código Penal es claro al respecto, al incluir entre los efectos de la inhabilitación absoluta la incapacidad «de ser elegido para cargo público durante el tiempo de la condena».

La defensa de Otegi recurrió en amparo al Tribunal Constitucional (TC), que tampoco dejó en suspenso la condena y que el 8 de abril de 2008 rechazó el recurso de Otegi, pendiente ahora de la decisión que adopte el Supremo en relación a su condena a diez años de cárcel por intentar reflotar la ilegalizada Batasuna a través de Bateragune. Pero sea cual sea la suerte que corran sus pretensiones respecto a esta resolución, a Otegi sólo le quedaría la vía del indulto.
En la actualidad, el dirigente abertzale permanece en la cárcel desde octubre de 2009 por el «caso Bateragune», una estancia en prisión que deberá descontársele de la hipotética condena. Según la sentencia de la Audiencia Nacional, Otegi se encargó de cohesionar un frente soberanista que tomase las riendas de una futura negociación con el Gobierno «en plena connivencia y siguiendo las superiores directrices» de ETA. Su apuesta por las vías políticas era puramente «cosmética», continuaba el tribunal en la resolución, dado que el «grupo escogido» liderado por Otegi optó por esa táctica «sin abandonar la lucha armada» y sin condenar el terrorismo.

 

La Fiscalía apoya la libertad condicional del etarra Astarloa
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha informado a favor de la concesión de la libertad condicional al etarra Fernando de Luis Astarloa, que desde el pasado octubre está clasificado en tercer grado penitenciario. Este paso le permitiría cumplir el resto de su condena fuera de la cárcel alavesa de Nanclares, informa Efe. No obstante, la Fiscalía ha solicitado al  juez central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, que le prohíba fijar su domicilio en Bilbao, el lugar de residencia de las familias de sus víctimas. El etarra, condenado a 58 años de cárcel por dos asesinatos en los años 80, ha cumplido las tres cuartas partes de su condena, aplicada la «doctrina Parot». Expulsado de ETA por su posición crítica con la banda, Astarloa ya sale todos los días de prisión para ir a trabajar y sólo tiene que volver a la cárcel para dormir.

SIGUENOS EN LA RAZÓN