miércoles, 28 junio 2017
23:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Dra Marta Aranzadi: «La mujer que ha tenido cáncer no debe tomarla»

  • Especialista en Nutrición de la Unidad de Medicina Complementaria para pacientes oncológicos del Hospital Universitario Quirón
     

-¿Cuáles son las propiedades de la soja?
-La soja tiene un fotoquímico, la genisteína que  ejerce una cierta acción estrogénica. Eso es un arma de doble filo porque, según los estudios que se han realizado, sobre todo en mujeres orientales, esa pequeña acción estrogénica limitaba la producción de estrógenos y producía una protección contra el cáncer. Pero una vez que la mujer ha tenido cáncer no debe consumir soja y más si son estrógenos dependientes, porque le estás dando justo lo que le estás quitando con algunos medicamentos.

-¿Su consumo a partir de los 40 años sería menos recomendable?

-Para que fuera verdaderamente beneficiosa no valdría con tomar sólo salsa de soja, habría que tomar a diario proteína de soja, típica de los locales japoneses.

-Ahora hay muchos productos en el mercado que llevan soja...

-Ya, pero llevan la soja procesada. Por ejemplo, la leche de soja es un licuado y no tiene tanta concentración de genisteína.

-¿Cuándo habría que empezar a consumirla?

-Habría que recomendarla muy temprano, a partir de los veinticinco o treinta años, pero siempre en forma de proteína de soja e, incluso, en polvo. Estaría desaconsejada en cualquier proceso cancerígeno o después de haber pasado por él.

-¿Por qué se puso tan de moda entre las mujeres cercanas a la menopausia?

-Se puso muy de moda hace diez o quince años por su supuesto papel preventivo de la sintomatología de la menopausia. Pero ahora ya no lo están dando, lo están quitando y, en mi opinión, para ese asunto van mucho mejor los omega-6.

-¿Tiene algún efecto en los niños y en los hombres?

-No se ha demostrado que tenga ningún efecto estrogénico sobre ellos, ni que les crezca el pecho ni nada parecido.
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN