viernes, 02 diciembre 2016
17:10
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

ENCUESTA NC REPORT: Monopartidismo electoral

  • - El PP aventaja en 14,9 puntos al PSOE a una semana de las elecciones
    - Un millón de votantes socialistas darán su apoyo a los de Génova el 20-N
    - Los de Rajoy logran su mayor aumento en Cataluña y Andalucía

La encuesta de NC REPORT para LA RAZÓN pronostica una victoria de los populares por mayoría absoluta, en línea con la lograda por Aznar en 2000. Según este sondeo el PP aventaja al PSOE en 14,9 puntos a una semana de los comicios. Ello es la consecuencia  de una economía estancada, sin perspectivas de mejora a corto plazo,  con amplísimas capas de población que han visto reducidos sus ingresos. Hoy en día el PSOE es prisionero de la estrategia por la que apostó el Gobierno en un primer momento; pasividad, básicamente aguantar el chaparrón, aplicando paños calientes  y esperar  a que Francia y Alemania comenzaran a tirar de nuestra economía al demandar productos españoles. Ya sabemos qué resultado ha dado esta política. En cambio debió haber apostado por la vía de las grandes reformas para preparar a la economía para la brutal competencia internacional que se acrecienta día tras día como consecuencia de la globalización y necesaria para lanzarse a la conquista de nuevos mercados fuera de la UE. Seguro que a estas alturas nuestra economía estaría mejor preparada para remontar la situación adversa y el diferencial de la tasa de paro con Europa estaría convergiendo. El apelar ahora a una campaña basada en lo emocional no va a hacer remontar al Partido Socialista. En las actuales circunstancias el electorado es demasiado pragmático para escuchar al corazón en detrimento del cerebro. Una mayoría del electorado ya ha asumido que es necesario acometer transformaciones importantes y como se percibe que el PSOE no está por la labor y en un país tan bipartidista como el nuestro, se opta por la alternativa, que es el PP. Esta es la razón por la que en el último año se ha mantenido la distancia de 14 a 15 puntos entre PSOE y PP en las encuestas; los ciudadanos hace ya tiempo que tomaron una decisión de voto que ni la precampaña ni la campaña han logrado alterar. Este fenómeno de puede apreciar incluso en el comportamiento ante el 20-N de los votantes del PSOE de 2008, el 10% de los cuales votará ahora al PP y el 18% se quedará en su casa, contribuyendo de forma indirecta a la victoria de los populares. Traducido a votantes podemos hablar de un millón que migra al PP y dos millones que se abstienen. Mientras que el 8% se pasa a IU y el 2% a UPYD.

El mapa de España con el que nos encontraremos el 20 de noviembre será muy distinto al de 2008; en todas las autonomías los populares serán los más votados, excepto en Cataluña en donde quedarán 4 ó 5 puntos por detrás del PSC aunque logra una subida histórica hasta los 14 escaños . Incluso en el País Vasco superarán al PNV en 2 puntos.

El mayor crecimiento del PP y el mayor descenso del PSOE se registra en las dos comunidades con más escaños, Andalucía y Cataluña, que representan el 30% del Congreso de los Diputados con 60 y 47 escaños, respectivamente.  En Cataluña el PSOE pierde 9 parlamentarios, mientras que el PP gana 6. En Andalucía el PSOE pierde 11 escaños, de los que 8 son para el PP y 2 para IU. En estas dos comunidades autónomas IU consigue 4 de sus 11 actas. Les sigue  Galicia en donde los populares suman 4 nuevos escaños. A continuación Aragón y Castilla y León, con 3 nuevos parlamentarios en cada una. En la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Canarias y País Vasco el crecimiento de los populares será de 2 escaños en cada una, mientras que las ganancias más modestas se darán en Baleares, La Rioja, y Navarra, con 1 diputado en cada una.

 

SIGUENOS EN LA RAZÓN