miércoles, 29 marzo 2017
09:20
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Dos ex ediles brasileños se disfrazan de fantasmas para robar en el Ayuntamiento

  • Alegaron que estaban bebidos por la fiesta de fin de año y decidieron entrar en la sede del ayuntamiento para asustar a los vigilantes

ETIQUETAS

Imagen de una cámara de vigilancia e que se ve a uno de los ex concejales llevándose la impresora del Ayuntamiento
Imagen de una cámara de vigilancia e que se ve a uno de los ex concejales llevándose la impresora del Ayuntamiento
Efe

Dos ex concejales de una localidad del centro de Brasil se disfrazaron de fantasmas con una sábana blanca para acceder a instalaciones municipales y robar una impresora ante las cámaras del recinto, en un asalto digno de una comedia de enredo.

La policía reveló hoy la identidad de los ladrones, que perpetraron el robo el pasado 1 de enero en el ayuntamiento de Novo Gama, en el estado de Goiás.

Se trata, según el portal del diario Folha de Sao Paulo, de los exconcejales Carlos Alarcom Cartaxo, que ocupaba la cartera de Transportes, y Adriano Marques Tavares, ex titular de Deportes y Turismo.

De acuerdo con el delegado de la policía, Felipe Guerrieri, ambos han admitido el robo, que habría comenzado como un "juego" para "asustar" a los vigilantes de seguridad del edificio.

"Alegaron que estaban bebidos por la conmemoración de fin de año y decidieron entrar en la sede del ayuntamiento para asustar a los vigilantes, y que cuando estaban dentro aprovecharon para llevarse una impresora como recuerdo", añadió el funcionario.

Los "fantasmas" accedieron al Ayuntamiento por el aparcamiento utilizando su propio mando a distancia, abrieron las puertas que daban acceso al despacho del alcalde, tumbaron la puerta del departamento de administración y se llevaron la impresora.

En las imágenes grabadas por las cámaras se ve a dos hombres tapados con sábanas blancas correr atropelladamente por un pasillo y salir de un despacho cargando con una impresora grande.

Por momentos se les resbalan las sábanas y tratan de colocarlas sobre la marcha mientras avanzan por el pasillo.

La policía investiga si se llevaron también una computadora desaparecida y la posible participación de terceros en el incidente.

La broma les puede salir cara a estos dos "fantasmas" porque pueden ser acusados de robo y daño al patrimonio público.

Efe

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs