MENÚ
miércoles 18 octubre 2017
05:58
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La corrupción de Maduro precipitó la huida de Ortega

Antes de escapar a Colombia, la ex fiscal general del Estado denunció los vínculos del presidente venezolano y su régimen con la constructora brasileña Odebrecht

  • La fiscal Luisa Ortega denunció ante sus colegas iberoamericanos la corrupción del régimen de Nicolás Maduro
    La fiscal Luisa Ortega denunció ante sus colegas iberoamericanos la corrupción del régimen de Nicolás Maduro

Tiempo de lectura 4 min.

21 de agosto de 2017. 01:55h

Comentada

La ex fiscal general Luisa Ortega Díaz se ha convertido en el enemigo número uno del chavismo. Ella conoce mejor que nadie las miserias del Gobierno de Nicolás Maduro desde dentro, ya que es un chavista de primera hora. El oficialismo teme que la ex funcionaria abra la caja de Pandora con sus revelaciones de los tratos sucios del régimen.

Según ha podido saber LA RAZÓN de fuentes del entorno cercano a Ortega Díaz, la ex fiscal general decidió huir la semana pasada junto a su marido, el diputado Germán Ferrer, a Colombia por dos razones: para salvaguardar su seguridad personal y para colaborar con el Gobierno de Estados Unidos en posibles causas por corrupción contra la cúpula chavista. Durante los últimos meses, Ortega intentó procesar a varios funcionarios, pero sus investigaciones se vieron obstaculizadas por uno de los sectores del Ministerio Público que no controlaba.

De hecho, antes de abandonar el país caribeño, la cifra de investigados no superaba los 20, pero no descarta que crezca. El mes pasado, debieron comparecer ante el fiscal Pedro Lupera las dos primeras citadas: Elita Del Valle Zacarías Díaz y su hija, María Eugenia Baptista Zacarías, suegra y esposa del ex ministro de Transportes y diputado chavista Haiman El Troudi.

La estrategia del chavismo consiste en inculpar a Ortega Díaz en la misma trama que denuncia. Ayer, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó la ex fiscal general de sabotear una investigación ordenada por él mismo al avisar «a los corruptos», a quienes, según el jefe del Estado, cobró «millones de dólares» a cambio de esta información que les permitió escapar del país. «Cuando informamos a la Fiscalía General, ¿qué hizo la Fiscalía? Ahora ya lo sabemos. Les avisó a los corruptos, se fueron del país, les cobró millones de dólares con los cuales abrieron cuentas en el exterior», denunció Maduro.

El líder chavista vinculó estos hechos con la supuesta trama de extorsión denunciada esta semana por la Fiscalía venezolana, que llevó al Tribunal Supremo de Justicia a dictar una orden de captura contra el diputado Germán Ferrer, disidente del chavismo. El oficialismo mantiene que la investigación saboteada por la fiscal se refería a casos de corrupción detectados por la inteligencia policial en empresas que trabajan en la faja petrolera del Orinoco, que alberga las mayores reservas de crudo del país.

Según aseguró la Fiscalía, al pedir una orden de captura contra el marido de Ortega, los empresarios que operan en la faja denunciaron intentos de extorsión desde dentro del Ministerio Público cuando éste estaba dirigido por la fiscal huida. Sin embargo, Ortega Díaz fue más allá. El pasado 17 de agosto, acusó a Maduro de estar involucrado en el escándalo de corrupción global de la firma brasileña de acuerdo con un audio difundido durante una reunión de fiscales iberoamericanos celebrada en la ciudad mexicana de Puebla.

«Tenemos el detalle de toda la cooperación, montos y personajes que se enriquecieron y esa investigación involucra al señor Nicolás Maduro y a su entorno», dijo la ex funcionaria en un audio difundido por la Fiscalía durante la Cumbre de Procuradores y Fiscales Generales de América Latina. La ex fiscal general de Venezuela reveló que la constructora brasileña Odebrecht pagó 30.000 millones de dólares (unos 25.000 millones de euros) en sobornos por contratos a funcionarios y cargos venezolanos por once grandes obras de infraestructura. En algunos casos, se pagó buena parte de lo pactado, pero las obras no fueron terminadas.

La ex fiscal general ha señalado que la colaboración con las autoridades judiciales de Brasil y Estados Unidos en este caso es estrecha y como prueba aseguró que su despacho solicitó a Washington la declaración que el presidente de la constructora, Marcelo Odebrecht, ofreció a cambio de beneficios procesales y donde aseguró que en Venezuela pagaron 98 millones en sobornos.

Por último, la ex jefe del Ministerio Público denunció «sobreprecios y distracción de fondos porque si los contratos se pagaron, ¿por qué las obras no se terminaron? La mayoría están totalmente paralizadas». Entre las obras entregadas a la constructora brasileña se encuentran el tercer puente sobre el río Orinoco y la línea 5 del metro de Caracas.

Mientras, la situación de la fiscal venezolana es manejada por Colombia bajo estricto hermetismo, al tiempo que crecen las conjeturas sobre su futuro Mientras el Gobierno se ha limitado a confirmar que Ortega aterrizó en Bogotá, expertos y políticos defienden que se le otorgue asilo político y otros sectores no descartan que viaje a un tercer país como EE UU. Consultado al respecto, el expresidente colombiano Andrés Pastrana dijo a Efe que si la ex funcionaria solicita asilo, el Gobierno «tiene que dárselo», aunque admitió que dependerá de si ella quiere quedarse en el país. En 2014, Colombia devolvió a Venezulea al udiante y activista político Lorent Saleh.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs