• 1

«Sí, quiero...»

No existe una frase que resuma mejor un momento concreto en la vida de una pareja. Mañana abre sus puertas 1001 Bodas, el mejor escaparate de ideas y productos para los que planean casarse.

  • El año pasado se celebraron 172.243 bodas en España, con un gasto medio de casi 33.000 euros
    El año pasado se celebraron 172.243 bodas en España, con un gasto medio de casi 33.000 euros
F. S.. 

Tiempo de lectura 4 min.

25 de octubre de 2017. 23:49h

Comentada
F. S..  4/11/2017

ETIQUETAS

Es el momento de la lágrima sincera, el de la emoción, el de la oda al amor. El día más especial en la vida de muchas parejas, donde nada puede quedar al azar. Casarse debe ser una fiesta mágica rodeado de los que más quieres. Que todo salga bien depende de la antelación con la que se planee la ceremonia. Para los que estén en esa circunstancia, uno de los mejores lugares para planificar una boda se encuentra en Ifema, en el salón 1001 Bodas, con todas las tendencias, ideas, novedades y productos.

El año pasado se celebraron 172.243 bodas en España. En Ifema más de 300 expositores de todo el país completan una oferta en la que no falta detalle alguno: invitaciones de boda, maquillaje, peinados, música, joyas, fotógrafos, catering ... Entre lo ms sorprendente, alianzas en titanio y carbón, galletas comestibles personalizadas con los trajes de los novios, lugares históricos donde celebrar la boda o propuestas para una luna de miel en una isla desierta en Indonesia.

Soluciones para todos

Hay un completo programa de actividades paralelas de libre acceso con la entrada a la feria que ayudarán (o liarán más) a los novios a saber qué elegir. No pasa nada si no lo tienen muy claro, porque para eso están las empresas wedding planners, con toda clase de soluciones. Incluso proporcionan a sus novias desde un taller de ensayo de boda, donde aprenden a caminar y coger el ramo, hasta técnicas para permanecer tranquilas y que disfruten de ese día tan importante.

Para los novios implicados, hay multitud de ideas originales, innovadoras y rompedoras. Un ejemplo es el vestido de novia, donde se acabó el blanco roto. Ahora la tendencia son tonalidades agua en azul, verde y rosa, y el rojo para las más osadas. Hay otras ideas que han irrumpido con fuerza, como lanzar pétalos de hortensia en vez de arroz, invitaciones digitales y la lista de viaje, en lugar de la lista de boda.

Para conocer las nuevas tendencias habrá desfiles diarios con las marcas participantes. Y entre las numerosas propuestas, una exposición: «Hannibalísimo, 30 años de moda nupcial y ceremonia», una de las novedades de esta edición. El creador presenta tres décadas de éxitos. Piezas que el diseñador atesora en sus archivos y que ahora verán la luz, con piezas únicas, atemporales y reconocidas como auténticas joyas.

Asimismo, se incluye el área 1001 Bodas LGTB. Un espacio expositivo específico en torno al que se reunirán una selección de expositores especialistas en el segmento de bodas gay o aquellos interesados en acercarse a este nicho de mercado.

Los novios pueden vivir experiencias singulares mientras visitan la feria. Mini degustaciones de productos, trucos de peluquería y maquillaje, clases de baile, exhibiciones de magia y violín eléctrico.

El regalo solidario está presente también en el mundo nupcial. Unicef propone el regalo azul, con el que regalar vacunas, leche o lápices, que irán destinados a niños que lo necesitan en el Tercer Mundo. Con esta iniciativa, más de mil parejas optaron por este regalo y gracias a ellos se pudo tratar a 52.000 niños contra la desnutrición, vacunar a casi los mismos de la polio y dar acceso a agua potable a 237.000.

Íntimas y personales

Las bodas cambian con los tiempos. Ahora la tendencia es realizar celebraciones más pequeñas, no más de 130 invitados, con un gasto medio de casi 33.000 euros. Y como en todo, hay comunidades donde es más caro celebrar, como Madrid, unos 40.000 euros. Y en el extremo opuesto Asturias, Extremadura y Canarias, donde el precio puede reducirse hasta los 21.000 euros.

Hay algunas claves para ahorrar en la organización y celebración de una boda. Por ejemplo, elegir fecha en invierno. Celebrar una comida en lugar de una cena. Y durante el viaje, una buena opción es valorar el Todo Incluido para evitar gastos imprevistos.

Lo normal es que los novios intenten innovar. Muchos eligen septiembre como mes preferido para contraer matrimonio. Además del vals, hay una tendencia en la que se preparan una coreografía especial con la que sorprenden a sus invitados. Hay tradiciones que sí se mantienen, como el banquete o el viaje de novios. En retroceso quedan otras tradiciones como la de la pedida de mano, las arras o la lista de bodas.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs