MENÚ
lunes 23 octubre 2017
10:21
Actualizado
El Tiempo
  • 1

El PIB bate su récord... con la mayor exclusión social de Europa

La tasa de pobreza andaluza ha pasado del 31,6% en 2005 a un 41,7%, sólo superada por varias regiones búlgaras y rumanas y por Canarias

  • Los presupuestos prevén un aumento del PIB andaluz del 2,6%
    Los presupuestos prevén un aumento del PIB andaluz del 2,6%
M. González Q.  Sevilla.

Tiempo de lectura 5 min.

12 de octubre de 2017. 19:50h

Comentada

Convergencia es una palabra en desuso en el ámbito político andaluz. En la presentación del proyecto de Presupuestos para 2018, la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, deslizó el término de pasada tras explicar que Andalucía crecerá en 2018 un 2,6%, por encima de la zona euro, que la región supera el crecimiento de los países más avanzados y que el próximo ejercicio se alcanzará el PIB más alto de la historia, 166.000 millones, superando el nivel previo a la crisis (157.147 millones en 2008). Durante los años de recesión, la Junta ofreció el discurso de «otra manera de hacer las cosas». La paradoja es que con unos supuestos principios más sociales, la comunidad, oficialmente, ha crecido más que otras regiones de políticas más liberales. La contradicción es que se ha crecido más que en ningún sitio pero la desigualdad ha aumentado más que en ninguna parte. Una mirada a las estadísticas del Eurostat pone en entredicho la promesa de que «nadie se va a quedar en la cuneta». Según el índice europeo, Andalucía ha pasado de un 31,6% de población en riesgo de exclusión social en 2005 a un 41,7% según el último dato de 2016 consultado por LA RAZÓN. Un aumento de 10 puntos. La actual tasa andaluza está por encima de la de Rumanía (38,8%), Turquía (cuya última cifra, de 2015, fue un 41,3%), Bulgaria (40,4%), Serbia (38,7%) o Grecia (35,6%). Lejos de Lituania (30,1%) o Hungría (26,3%). Y es el doble que la de Bélgica (20,7%) o Polonia (21,9%); y sobre tres veces mayor que la de la República Checa (13,3%) o los Países Bajos (16,8%), Suecia (18,3%) o Noruega (15,3%). En comparación con el dato nacional, el índice andaluz es casi 14 puntos superior al 27,9% de la media nacional. Sólo superan a Andalucía, Ceuta (41,9%) y Canarias (44,6%). La comunidad andaluza lidera el furgón de cola de la exclusión en Europa, sólo por detrás de varias regiones búlgaras y rumanas.

La evolución de la pobreza en los últimos doce años es ascendente. Del 31,6% de 2005 se pasó al 35,4% en 2006; 33,1% (2007); 31,6% (2008); 33,3% (2009); 35% (2010); 38,4% (2011); 36,9% (2012); 38,3% (2013); 42,3% (2014); 43,2% en 2015 y, finalmente, el citado 41,7% en 2016. El PIB andaluz, por su parte, creció un 3,6% en 2005; un 4,1% en 2006; un 3,8% en 2007; un 0,6% en 2008; un -3,6% en 2009; un -1,2% en 2010; un -0,6% en 2011; un -3,4% en 2012; un -2,2% en 2013; un 1,5% en 2014; un 3% en 2015; un 2,8% en 2016; para 2017 Susana Díaz habló de un 3%; y la previsión anunciada por la consejera del 2,6% para 2018. El crecimiento de la pobreza se ha mantenido con independencia del aumento o descenso del PIB.

A escala nacional, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE), Andalucía es la comunidad con mayor tasa de riesgo de pobreza –35,4%–, al tiempo que ocupa la penúltima posición en cuanto a ingresos medios por persona –8.398 euros anuales–. La andaluza es también la segunda región, tras Canarias, con mayor porcentaje de población en el grupo de menores ingresos, con un 31,9%. El 24,9% cuenta con una renta, aunque aún baja, considerada intermedia. El 18,1% tiene una renta intermedia. El 14,4%, media-alta. Sólo el 10,7% de la población tiene unos ingresos considerados altos, a 10 puntos de la media nacional y muy lejos del 38,2% de la población del País Vasco de clase alta. Los principales indicadores de calidad de vida sitúan Andalucía a la cola de España. El 52,4% de los hogares andaluces carece de capacidad para afrontar gastos imprevistos (sólo supera a Andalucía Canarias –60,4%–). El 56,1% de la población andaluza no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año (Canarias está por encima, con un 56,4%). La comunidad también registra un 10,5% de retrasos en los pagos relacionados con la vivienda. Un 22,8% de la región tiene mucha dificultad para llegar a final de mes, 7,5 puntos más que la media nacional y a 18 puntos porcentuales de Asturias.

El porcentaje de población en riesgo de exclusión, siguiendo la tasa Arope, bajó en España por segundo año consecutivo, hasta el 22,3%. Andalucía está 13,1 puntos porcentuales por encima, con una tasa del 35,4%, según el INE. Le siguen Canarias (35%), Castilla-La Mancha (31,7%) y Extremadura (30,4%). Navarra y el País Vasco, por su parte, presentan un índice del 9%, más de 24 puntos de diferencia respecto a la comunidad. El umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona se situó en España en 8.209 euros. En hogares con dos adultos y dos menores de 14 años, en 17.238 euros.

El País Vasco presenta los ingresos medios más elevados, con 14.345 euros por persona; seguido de Navarra, con 13.408 euros; y Cataluña, con 12.660. Los ingresos medios anuales más bajos se registran en Murcia (8.273 euros por persona); Andalucía (8.398 euros); y Extremadura (8.674 euros). La media en España está en 10.708 euros por persona. El ingreso medio anual neto por hogar se situó en España en 26.730 euros.

La Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y Exclusión Social (EAPN-A) cifró en más de un millón los andaluces en situación de extrema pobreza y que viven con menos de 332 euros al mes. Según esta entidad, el 43,2% de los residentes en la comunidad está en riesgo de exclusión social, casi 3,7 millones de personas, lo que equivale a la población de Lituania y Luxemburgo juntas. La tasa de pobreza ha aumentado en un año cerca de un punto. A este ritmo, antes de 2024 más de la mitad de la comunidad estará en riesgo de pobreza y exclusión, afectando a cerca de 4,2 millones. Actualmente, según EAPN-A, el 12,8% de los andaluces, casi 1,1 millones, se encuentra en una situación de pobreza extrema. Más de cuatro de cada diez personas en la región
–3,6 millones– vive en el círculo de la necesidad. Sumando el 43,2% en riesgo de exclusión social y el 12,8% en pobreza extrema, se concluye que el 56% de la población andaluza es pobre o muy pobre.

Según la herramienta Habits Municipios de AIS Group, las localidades de más de 50.000 habitantes que presentan el mayor índice de población en riesgo de pobreza se concentran en las provincias andaluzas, principalmente en Cádiz y Sevilla. El País Vasco es la comunidad que registra las tasas de población en riesgo de pobreza más bajas del Estado. Córdoba es la provincia con una mayor tasa de riesgo de pobreza (37,2%), seguida de Almería (36,7%), Huelva (35,8%), Málaga (32,9%) y Sevilla (32,2%). Sanlúcar de Barrameda es el municipio español de más de 50.000 habitantes con la tasa más alta de población en riesgo de pobreza, el 40%. Le siguen dos sevillanos: Alcalá de Guadaíra, con el 38,6%, y Utrera, con el 37,6%. Sevilla cuenta también con algunos de los barrios más pobres de España, como Los Pajaritos, con la menor renta media, y donde, según el INE, las familias subsisten de media con 12.614 euros al año.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs