MENÚ
jueves 19 octubre 2017
18:03
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Uno de cada tres niños pobres abandona los estudios

La escuela pública en Cataluña cuesta 649 euros por hijo y 1.066 en la concertada

  • La Unión de Consumidores de Cataluña calcula que el curso escolar cuesta un 9 por ciento más a las familias por cada hijo
    La Unión de Consumidores de Cataluña calcula que el curso escolar cuesta un 9 por ciento más a las familias por cada hijo
R. B.  Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de septiembre de 2017. 08:18h

Comentada

Uno de cada tres niños de familias en situación de pobreza en Cataluña abandonan prematuramente sus estudios. Lo denunció ayer la organización Save the Children, que reclamó al gobierno de Carles Puigdemont que aumente el gasto público en educación y reforme el sistema de becas.

Una semana antes de que arranque el curso escolar en Cataluña 2017-18, la ONG denunció que no todas las familias afrontan en igualdad de condiciones este regreso a las aulas y que «la situación socioeconómica del niño determina cada vez más sus oportunidades educativas y su éxito escolar». «El sistema educativo actual no tiene herramientas para borrar estas desigualdades, sino que, al contrario, las acentúa», lamentó Save the Children. «Las políticas de austeridad presupuestaria de los últimos años han tenido mucho más impacto en nuestro sistema educativo que en otros países y han afectado en particular a las familias en peor situación socioeconómica», añadió.

El gasto escolar medio previsto por hijo este curso oscila entre los 649 euros si el centro educativo es público y los 1.066 euros si el centro es concertado, un 9 por ciento más que el año pasado, según calcula la Unión de Consumidores de Cataluña (UCC). «Las familias con rentas más altas pueden dedicar más recursos a la educación de sus hijos, mientras que los niños de los hogares más pobres están más expuestos al abandono escolar», subrayó la oenegé, tras alertar de que el 32,5 por ciento de estos niños en Cataluña abandona prematuramente sus estudios.

La ONG advirtió también de que para las familias monoparentales en riesgo de pobreza, la mayoría encabezadas por madres solas, «el inicio del curso escolar se hace aún más complicado debido a las dificultades que tienen para cubrir los gastos del hogar».

En Cataluña, el 40,5 por ciento de las familias monoparentales se encuentran en riesgo de pobreza, lo que representa unas 116.500 hogares. Por todo ello, Save the Children pide subir progresivamente el gasto público en educación hasta situarla en la media de la OCDE –un 4,8 por ciento del PIB– y protegerla, por ley, de futuras constricciones de gasto.

Más becas

También pide «reformar la política de becas, haciendo que prevalezcan los criterios de equidad y asegurando que los niños de familias que se encuentran en situación de pobreza tengan cubiertos los gastos de transporte, comedor, material escolar o extraescolar, cuando éstas no estén pagadas por fondos públicos». Igualmente, urge a «crear un plan de acceso a la educación infantil pública, aumentando las tasas de escolarización de 0 a 3 años».

El Marco Unitario de la Comunidad Educativa catalana denunció, por su parte, las 1.000 aulas prefabricadas con las que arranca el curso escolar, cifra que se mantiene desde 2008.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs