jueves, 23 febrero 2017
04:57
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Comunidad Valenciana

Las redes sociales como arma empresarial

  • Un emprendedor alicantino crea la plataforma «Brantube.com», que pone en contacto a empresas con «influencers» de Youtube para publicitarse en la red

La empresa obtiene publicidad y los «influencers» unos beneficios económicos
La empresa obtiene publicidad y los «influencers» unos beneficios económicos

Un emprendedor alicantino ha puesto en marcha una plataforma web, denominada «Brantube.com», que impulsa una nueva forma de mercadotecnia por internet que consiste en poner en contacto a «youtubers» con empresas que quieran realizar una campaña publicitaria de impacto inmediato, gracias a los miles de seguidores de estas estrellas multimedia.

Esta iniciativa se basa en utilizar la influencia de los «youtubers» para generar publicidad para tu empresa al mismo tiempo que ellos monetizan sus vídeos.

La idea es fruto de la experiencia de Rafa Bernabéu, consejero de «Brantube» y ex camarógrafo de la extinta Canal 9 (RTVV).

Tal y como detalla, todo comenzó a fraguarse hace alrededor de cinco meses, cuando se percató de que la mercadotecnia de «influencers» -personas con miles de seguidores en redes sociales- no contaba con el vídeo y se centraba, principalmente, en Twitter, Facebook e Instagram.

«Las empresas piensan que es más caro y se decantan por el texto, pero no lo es. Ahora puedes conseguir un vídeo de tu compañía por 50 euros y lo pueden ver unas 30.000 personas».

El proyecto nace con la financiación particular del propio Bernabéu y, tras tres semanas en funcionamiento, ya cuenta con 50 marcas y 70 «youtubers» registrados, uno de ellos con más de 300.000 seguidores.

«Brantube» no está enfocada claramente a grandes empresas o a pymes, sino a ambas ya que, en función de la inversión podrán acceder a creadores de vídeo con más o menos seguidores. De hecho, la horquilla de precios se encuentra entre los 50 y los 3.000 euros.

El funcionamiento es el siguiente: una empresa se registra y los «youtubers» hacen su propuesta de contenido sobre el producto que se quiere promocionar. Al final, será la marca la que decida quién quiere que haga su vídeo, servicio por el cual los actores cobraran una cantidad de dinero estipulada anteriormente por ambas partes.

Cabe destacar que «Brantube» no proporciona contenido, ni gestiona la publicidad de Adsense -servicio de Google-, sino que simplemente funciona como intermediario, por lo que se lleva un diez por ciento del pago.

Para acceder como «youtuber» se deben cumplir los requisitos de tener un mínimo de 1.000 suscriptores a su canal, disponer de un filtro para evitar acciones indeseadas y ofrecer a las marcas una calidad en las acciones de mercadotecnia, según concretó Bernabéu.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs