lunes, 05 diciembre 2016
19:39
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

La «operación Chamartín» vuelve al punto de inicio

  • De la Serna y Carmena crean una comisión para hacer «desde cero» el desarrollo norte. Se prorrogarán los derechos de DCN sobre el terreno.

El ministro de Fomento y la alcaldesa resolvieron reunir a la mesa de negociación antes de que finalice el año
El ministro de Fomento y la alcaldesa resolvieron reunir a la mesa de negociación antes de que finalice el año

Que la reunión entre el ministro de Fomento y la alcaldesa de la ciudad para desbloquear la antigua «operación Chamartín» se resolviera ayer en apenas 20 minutos ya dio pistas de que el contenido de ésta no podía tener demasiada envergadura. Íñigo de la Serna y Manuela Carmena llegaron ayer a un «acuerdo sobre la voluntad de llegar a un acuerdo», según palabras del ministro. Y añadió: «Y no es poco».

En 20 minutos, los dos dirigentes resolvieron llevarse bien y empezar de cero el desarrollo de la zona norte de Madrid y de esta manera tirar a la basura los dos planes que había sobre la mesa: el de Distrito Castellana Norte (DCN) de BBVA y la Constructora San José; y el Plan Puerta de Madrid, que hizo el Ayuntamiento de Carmena.

El primero iba a ver la luz en 2015. Contaba con dos hitos en la malograda «operación Chamartín»: 6.000 millones de euros de financiación para su puesta en marcha y el visto bueno del Ministerio de Fomento de Ana Pastor, la Comunidad de Ignacio González y el Ayuntamiento de Ana Botella de la pasada legislatura. Pero su aprobación se quedó a las puertas del último Pleno de la legislatura del PP, que decidió a última hora no incluirlo en el orden del día. DCN quedó en manos de Ahora Madrid, y el partido de Carmena lo desechó nada más llegar a la Alcaldía. En mayo de este año, el Ayuntamiento presentó su propuesta que reducía la edificabilidad casi a un 50%, eliminaba prácticamente por completo la iniciativa privada y por tanto el número de viviendas (de 17.000 a 4.600) y el suelo de la operación (de 3.261.000 metros cuadrados a 1.744.549).

La caducidad, el próximo 31 de diciembre, de la opción de compra de los terrenos de la «operación Chamartín» acordada en el contrato entre DCN y Adif obligaban a las dos partes a entenderse. Y eso es precisamente lo único que se alcanzó ayer: se acordó pedir una moratoria de esta opción de compra para evitar que Distrito Castellana Norte (BBVA y San José) salga del todo de la operación. No obstante la comisión que resolvieron crear «no mirará al pasado», es decir, no partirá del proyecto presentado en 2015 por Distrito Castellana Norte.

La intención es que antes de que suenen las campanadas la comisión técnica haya mantenido al menos una reunión. Estará liderada por concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, y en ella estarán presentes responsables de Fomento, Renfe, la Comunidad de Madrid, la promotora Distrito Castellana Norte y las comunidades de propietarios de Fuencarral.

De la Serna y Carmena admitieron que más allá de la reunión prevista para antes de que acabe el año, no se han puesto plazos para desbloquear el desarrollo del norte de la cuidad más que «lo antes posible». Los dos también mostraron sintonía a la hora de asumir que deberán negociar «con la mente abierta», en palabras del ministro que pidió además ser «generosos en los planteamientos» y en la necesidad de «resolver el norte», según dijo Carmena. En cuanto a los recursos interpuestos por la paralización del proyecto de DCN, ambos coincidieron en señalar que si hay acuerdo estas diferencias saldrán de la vía judicial. «Vamos a centrarnos en qué es lo que quiere Madrid y a partir de ahí vamos a ver qué hacemos», concluyó Manuela Carmena.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs