MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
21:55
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Sanidad recomienda a los escolares hacer abanicos de papel

La Comunidad trasladó ayer a colegios e institutos recomendaciones para combatir las altas temperaturas después de que ayer se registraran lipotimias y mareos en aulas de Rivas, Parla, Getafe y Alcalá de Henares.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de junio de 2017. 02:12h

Comentada

Abanicos de papel que, además, es una «terapia ocupacional» muy entretenida para los niños, como herramienta para que los escolares madrileños combatan las altas temperaturas. La sugerencia partió ayer del consejero de Sanidad, Jesús Sánchez-Martos, ante la alerta por altas temperaturas que comenzó hace unos días y que, según advirtió ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se prolongará durante toda esta semana. De hecho, este aviso ha provocado que el Gobierno regional active por primera vez durante primavera el plan de actuación para prevenir los efectos de las altas temperaturas en la salud.

Unas medidas que reclamó ayer a la Consejería de Educación el sindicato CC OO, después de que se registraran varios casos de vómitos, golpes de calor y una lipotimia en centros educativos de la región. En concreto, según denunció la secretaria general de la Federación de Enseñanza de Madrid de CC OO, Isabel Galvín, en Rivas, Parla y El Escorial se sucedieron estas patologías cuando los escolares practicaban una clase de educación física, mientras que en el Centro Superior de Danza de Alcalá de Henares, se produjo un caso de lipotimia, así como otro similar en un colegio de Getafe.

«Hemos pedido a Educación que regule medidas urgentes organizativas y flexibles para que los centros puedan dar respuesta a las circunstancias en función de sus características», explicó Galvín, que añadió que «no se trata de alarmar sino de garantizar el bien físico del alumnado y el profesorado». Según las mediciones de temperatura realizadas por el sindicato esta semana, se han alcanzado 30, 34 e, incluso, 37 grados en las aulas, cuando la norma marca un máximo de 27 grados.

Así, el Liceo Francés ha decidido suspender por prevención las clases de la tarde para los alumnos de Infantil y Primaria debido a la ola de calor. El centro explicó en su página web que debido a que las temperaturas registradas tanto el lunes como el martes en las aulas superaron los 30 grados y que la previsión meteorológica ha puesto en marcha el protocolo de calor, se recomienda a los padres que recojan a los niños después de la hora de la comida. En otros centros, en cambio, han optado por realizar actividades acuáticas con los más pequeños, incluyendo juegos con globos de agua o remojarles con una manguera durante las clases de la tarde. Con todo, a partir del 1 de junio hay muchos otros colegios que no cuentan con jornada lectiva de tarde y los alumnos que permanecen en las clases lo hacen en actividades extraescolares.

Igualmente, desde la FAPA Giner de los Ríos señalaron ayer que la solución pasa por invertir en mejorar las instalaciones de los centros educativos y por construirlos de forma adecuada cuando se hacen nuevos. «Cuando las clases se suspenden y los centros se cierran, el alumnado queda en la calle o en sus casas, que en muchos casos estarán vacías, porque sus familias siguen trabajando», señalaron y abogaron porque se eliminen actividades deportivas bajo el sol y en las horas de mayor intensidad.

Aviso a los centros

Precisamente, al margen de la «sugerencia» del consejero de Sanidad –que también ha comentado la posibilidad de que se produzcan patologías en los ojos y el cuello de los estudiantes si hay un uso excesivo del aire acondicionado, por lo que recomendó la ventilación natural antes que la artificial–, desde la Consejería de Educación explicaron ayer que ante el aviso de altas temperaturas se envió una circular a todos los directores de los centros educativos de la Comunidad con el enlace a los consejos médicos ante situaciones de calor, que difunde la Consejería de Sanidad. Especialmente se recomienda que no se haga deporte en las horas centrales del día, hidratarse bien, e indica las señales de alarma para atender a los menores. Según comentó el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, se han trasladado a los centros medidas de «sentido común» para paliar los efectos de la ola de calor como evitar la exposición directa al sol.

Respecto a los casos de escolares afectados por el calor que denuncia CC OO, desde Educación explicaron que, habitualmente, son los equipos directivos de cada centro quienes atienden los casos si no revisten gravedad, y tienen a disposición tanto los recursos de Emergencias como la alerta a la Consejería para los casos más graves. Según aseguraron desde el Gobierno regional, ayer ningún centro reportó a la Consejería de Educación ningún incidente entre los alumnos debido a los efectos de las altas temperaturas en las aulas.

Red de Blogs

Otro blogs