• 1
Tecnología
Tecnología / 21/04/2017 07:15

Un estudio alerta del uso del móvil en embarazadas

Asocia la utilización frecuente del smartphone durante el embarazo con el riesgo de hiperactividad y falta de atención en niños

Ernesto Villar,  | Madrid.
El estudio establece un vínculo entre uso del móvil en embarazadas y trastornos en el niño como hiperactividad
El estudio establece un vínculo entre uso del móvil en embarazadas y trastornos en el niño como hiperactividad

Las mujeres que utilizan el teléfono móvil durante el embarazo con cierta frecuencia -media y alta, según la terminología de los científicos- tienen más probabilidades que el resto de tener un hijo con problemas de conducta, y en especial déficit de atención e hiperactividad, según la preocupante conclusión de un estudio coordinado por el Instituto de Salud Global de Barcelona y publicado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI).

La investigación es, según sus autores, la de mayor envergadura realizada hasta la fecha sobre este tema, y se ha realizado a partir de los datos de 83.884 parejas madre-hijo de España, Dinamarca, Corea, Holanda y Noruega. Los investigadores han analizado el comportamiento de las madres embarazadas y de sus hijos en edades comprendidas entre 5 y 7 años.

Según detalla el ISG -una entidad impulsada por la Obra Social «La Caixa», las madres que no usaron el teléfono móvil durante el embarazo tuvieron hijos con menos problemas generales de conducta, como hiperactividad, falta de atención o dificultades emocionales.

En concreto, el 39% de las madres no usó el teléfono móvil durante el embarazo, una cifra, en cualquier caso, sorprendentemente alta. Esto se explica por varios motivos, entre otros que la mayoría eran mujeres que formaban parte de la cohorte danesa, que fueron reclutadas antes para el estudio -entre 1996-2002- un tiempo en el que el móvil se usaba mucho menos que ahora.

Por otro lado, el 29% de las madres usó poco el móvil, el 27% tuvo un uso medio y el 5,7% fueron clasificadas como usuarias con una frecuencia alta.

Según el estudio, entre ese 39% de no usuarias del móvil se demostró que «era menos probable que los niños desarrollaran después estos trastornos», una vez comparada su prevalencia con datos previos y posteriores recogidos en otros entornos.

Laura Birks, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, destaca que los resultados muestran “una evidencia consistente del riesgo de problemas de hiperactividad y falta de atención por un uso medio y alto del teléfono móvil por parte de las mujeres durante el embarazo”. De todos los niños analizados, el 6,6% tuvo dificultades generales de conducta, un 8,3% mostró hiperactividad y falta de atención, y un 12% presentó problemas emocionales.

Según reconocen los investigadoes, en futuras investigaciones es necesario estudiar también “de qué manera afecta al feto la exposición a las radiofrecuencias de los móviles”, añade Martine Vrijheid, investigadora de ISGlobal y coordinadora del estudio. Además, es posible que las madres con problemas de hiperactividad fueran más propensas a hacer más llamadas telefónicas o que la hiperactividad se heredara por genética.

Para analizar el impacto del uso del móvil, mucho más generalizado en la actualidad, en los nacidos en los últimos años habría que esperar aún algún tiempo, cuando los bebés lleguen a la edad en la que se manifiestan las enfermedades citadas.

 DESTACADOS
 TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
LO + VISTO
BLOGOSFERA
ADEMÁS EN LA WEB