• 1

En bicicleta desde París hacia la próxima Cumbre del Clima

No son profesionales de la bici eléctrica, pero sí agentes de las principales organizaciones implicadas en la lucha contra el cambio climático

Su objetivo: entregar en Bonn (Alemania) un Manifiesto con los retos que hay que abordar de forma inmediata

  • Una imagen de la expedición de 2016 en Marruecos
    Una imagen de la expedición de 2016 en Marruecos
E.R..  Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

30 de octubre de 2017. 14:58h

Comentada
E.R..  Madrid. 30/10/2017

Todo está ya preparado para que los 40 participantes de diferentes organizaciones salgan hoy desde París (Francia) camino a la Cumbre del Clima de Bonn (Alemania) en sus bicicletas eléctricas. Se trata de la alianza Moving for Climate Now impulsada por Iberdrola con la Red Española de Pacto Mundial, para concienciar sobre la necesidad de hacer algo en la lucha contra el cambio climático. La iniciativa forma parte de un plan de concienciación más amplio sobre los retos del clima; algo que se considera una obligación con el planeta pero también con los accionistas. «Este propósito implica ayudar a la ciudadanía a entender qué está ocurriendo y tomar medidas en pro del número 13 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible –acción por el clima–. Por un lado, educamos a los escolares a través del teatro, con obras como «Mi mundo limpio». También damos formación a los trabajadores sobre estos temas; contamos con becas de formación específica para universitarios, y hemos colaborado en un documental sobre cambio climático. Dentro de estas acciones se incluye Moving for Climate Now», explica Carlos Sallé, director de Políticas Energéticas y Cambio Climático de Iberdrola. Además de la concienciación, Iberdrola asumió hace 16 años su compromiso empresarial apostando por la generación renovable. «Hemos visto que es bueno también para los accionistas. Sin embargo, nuestro modelo de descarbonización va más allá; queremos ser neutros en carbono en 2050 y para 2030 reduciremos a la mitad las emisiones», explica Sallé.

Manifiesto

El primer año, la expedición llegó hasta París. Se trataba de una ruta organizada por Iberdrola con presencia exclusiva de la organización, aunque ya entonces, hace dos años, se entregó un Manifiesto contra el cambio climático a los representantes de la COP21. En dicho documento se especifican los principios fundamentales sobre los que el equipo participante considera que hay que actuar para afrontar los retos del clima. En 2016 se realizó la segunda ruta que terminó en la ciudad de Marrakech (Marruecos), donde tuvo lugar la siguiente Cumbre del Clima (COP22). En esta ocasión y desde entonces, la compañía eléctrica cuenta con la participación de la Red Española de Pacto Mundial de la ONU. Se entregó un segundo Manifiesto mucho más rico y nacido del consenso con todos los participantes. «Tenía más potencia. Cada noche durante la travesía se organizaron debates sobre diferentes aspectos, por ejemplo cambio climático y ciudad, etc. Las conclusiones de cada debate se fueron publicando en la página web creada a tal efecto y sirvió de guión para elaborar el documento que se entregó finalmente en la Cumbre», continúa Sallé.

Este año se llegará a Bonn justo antes del inicio de la nueva COP23, el 5 de noviembre. Una ruta de 700 km (algo más corta que la del año anterior, de mil kilómetros hasta Marrakech, pero más dura debido al clima), que recorrerá un equipo multidisciplinar compuesto por representantes de 40 organizaciones. Participan la Comisión Europea, el Banco Europeo de Inversiones, la Agencia Internacional de la Energía, La Oficina Española de Cambio Climático, la OCDE, la Universidad de Comillas, el Ayuntamiento de Sevilla, UNICEF, la Asociación Europea del Vehículo Eléctrico, la Fundación Biodiversidad, Ayuda en Acción o Cruz Roja (puesto que los más afectados por los cambios del clima son los países más pobres), el Banco Mundial, etc. Esta convocatoria cuentan, además, con International Renewable Energy Agency (Irena) o el World Resource Institute. No todos los participantes ruedan todos los días; depende de sus agendas pero «si viene un experto en financiación verde se organiza un debate sobre el tema», matiza el directivo de Iberdrola.

En bicicleta desde París hacia la próxima Cumbre del Clima

A su llegada a Bonn, los integrantes de Moving for Climate Now entregarán la nueva propuesta o Manifiesto a las autoridades responsables de la dirección de esta cumbre. Este año es Fiyi quien ostenta el cargo. Por primera vez una cumbre del clima está dirigida por uno de los estados insulares; los primeros en verse afectados por el clima y el aumento del nivel del mar. Por esta causa, el manifiesto de este año se centrará en definir instrumentos de financiación para la adaptación.

La ruta sale de un sitio emblemático para el Clima, la ciudad francesa de París donde hace dos años se alcanzó un acuerdo, firmado por más de 170 países, para evitar que la temperatura global suba a finales de siglo por encima de los dos grados. Luego pasa por Bruselas, que representa la capital del liderazgo europeo en la lucha contra el cambio climático, Brujas y Urmond hasta llegar a Bonn. «Fiyi va a reclamar financiación internacional. Gracias a estos estados insulares apareció la idea de limitar el aumento de temperatura a los 1,5 grados y es que, según señalan datos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), algunas de las islas del Pacífico, Índico y Caribe desaparecerán si la temperatura sigue aumentando», matiza Sallé. Iberdrola promete repetir la iniciativa otros años para seguir creando conciencia entre los diferentes agentes sociales sobre la necesidad de asumir un compromiso firme y urgente por parte de todos: empresas, ONG, gobiernos, bancos y ciudadanía. «Hay que hacer mucha concienciación ciudadana todavía, porque de nada sirven los esfuerzos del resto de agentes si ellos no exigen el cambio. La alianza de Moving for Climate Now se basa en la idea de la implicación de todos con todas las palancas disponibles de cambio, con ambición y de forma inmediata. Porque ya nadie puede dudar de lo palpable del cambio climático. Irma es el primer huracán con categoría 5 durante 3 días seguidos. Es algo que está ocurriendo en todas partes. El año pasado en Córdoba se batieron récords de temperatura», recuerda el portavoz.

La COP23 no va ser tan mediática como lo fue la Cumbre de París (participó por primera vez el sector privado y la sociedad civil) pero es importante porque se tienen que ir concretando los elementos administrativos, homogeneizando los estándares y actuaciones, para que en 2018, en la siguiente COP de Polonia se pueda hacer el análisis exacto de hacia dónde está yendo el planeta en relación a la temperatura.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs