• 1

La hostelería y el sector residencial, los más ineficientes energéticamente

Endesa presenta el II Informe sobre Comportamiento Energético de las Empresas Españolas que concluye que un 35% de las compañías analizadas, más de 3.000, tiene potencial para ahorrar más de un 20% en su factura de la luz

  • Image
    / DREAMSTIME
V. E. .  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de octubre de 2017. 17:46h

Comentada
V. E. .  Madrid. 23/10/2017

En 2015 y siguiendo datos de la Comisión Europea, el consumo energético ha crecido a nivel global en los 28 países de la UE. Si en 2014 estaba en 79,2 Mtoe (millones de toneladas equivalentes de petróleo) en 2015 ha alcanzado los 80,5. Lejos estamos de los niveles de consumo alcanzados en 2005 cuando la demanda era un 18% mayor. A pesar de la subida de este año es difícil que se llegue de nuevo a estos niveles y eso se debe principalmente a las medidas de eficiencia energética promocionadas por Europa. Dichas políticas, así como la diversificación de fuentes energéticas, llevaron a una reducción del consumo eléctrico per cápita, entre 2008 y 2014 del 13%.

Actualmente, el sector servicio y residencial ya representa un 31% del consumo energético total, por delante del 23,5% que representa el sector industrial. En este sentido la compañía Endesa acaba de presentar los resultados de su segundo Informe sobre Comportamiento Energético de las Empresas, coincidiendo con el Día Mundial del Ahorro de Energía. El estudio ha tenido en cuenta datos reales obtenidos mediante la realización de diagnósticos energéticos y auditorías a 3.684 empresas ente 2014-2017. «Un análisis energético es obtener información sobre qué se consume y cómo se consume. Para ello se mira no sólo la facturación sino el consumo y el uso de los diferentes equipos que tiene la empresa en cuestión. La mayoría de ellas no saben lo que se está consumiendo, ni donde se consume. Muchas empresas desconocen realmente lo que están gastando por ejemplo en iluminación, en los equipos de climatización o en los ascensores. Por lo que es complicado reducir estos consumos que no se han identificado», explica José Carlos Fernández Rey, responsable del estudio.

La hostelería y el sector residencial, los más ineficientes energéticamente

El 85% de las empresas analizadas pertenecen a los sectores de la hostelería, comercio, industrial y agrario. Respecto al primer informe se verifica lo mismo que en el reporte europeo y esto es un aumento significativo del consumo respecto a 2016, «puede ser debido a una mayor producción industrial en el último año», explica el informe. Sin embargo y a pesar de este dato general, los sectores terciario y de hostelería, además del residencial han disminuido el consumo. «Se ha identificado un 9% más de empresas con un ahorro potencial respecto al consumo superior al 20%, situándose en esta edición en un 35% de las empresas analizadas. Un 56% de las empresas tienen un potencial de ahorro superior al 10%», continúa el documento.

Medidas a implantar

Y es que a pesar de las medidas de eficiencia energética implantadas en los sectores productivos, el estudio afirma que sólo un 18% de las empresas (la mitad de ellas se encuentra en un tramo de consumo anual de menos de 100.000 kWh/año) han abordado el cambio de luminarias por soluciones de bajo consumo como LED o han instalado equipos de baterías de condensadores que controlen su energía reactiva (la que no se transforma en trabajo pero sí se disipa en calor). Además, una de cada dos empresas podría mejorar su contratación energética adecuando la potencia a sus necesidades reales de consumo. Otro dato relevante es que el 41% de las compañías de los diferentes sectores presentan consumos fantasmas, es decir aquellos consumos que no responden al uso normal de los equipos, sino a periodos de no funcionamiento de los equipos (stand by) o al mal uso de los mismos. En el sector terciario, un 55% de las firmas podrían mejorar su contratación energética y un 23% de ellas tienen un potencial de ahorro superior a 2.000€ al año sólo con el ajuste de potencia. Son los subsectores de párkings, educación y oficinas los que más pueden ahorrar, por encima del 20% en la mitad de los casos. También en el ámbito de la hostelería y el residencial hay margen de mejora ya que el 53% podría mejorar su contratación de potencia y el 46% presenta consumos fantasma. Y es que estos dos sectores siguen siendo los más ineficientes. En el sector agrario, con datos parecidos en cuanto a posibilidad de mejora por potencia, un 21% de las empresas tienen implantadas medidas de eficiencia energética (frente a un 16% de las empresas del sector terciario y otro 21% del hostelero y residencial).

Para reducir los consumos y hacer más competitivas las industrias, Endesa propone una serie de medidas para que hasta un 60% de las empresas ahorren más de 500€ año. Según determina el informe un 20% de las mismas presenta un potencial de ahorro superior a los 2.000 € al año. Para ellas establecen tres medidas: un cambio de iluminación, reducir los consumos de stand by y poner baterías de condensadores. «El 76% de las empresas no disponen de equipos que controlen al 100% de su energía reactiva. En este caso el 69% de las inversiones son rentabilizadas en menos de cuatro años. En el caso del cambio a luminarias LED, el promedio de amortización con los ahorros energéticos es de 2,5 años, mientras que el 52% de las inversiones son rentabilizadas en menos de cuatro años. Si se realizan inversiones para reducir el consumo provocado por el stand by el promedio de amortización con los ahorros energéticos es de 1,8 años, mientras que el 99% de las inversiones son rentabilizadas en menos de cuatro años», explica el informe.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs