• 1

Objetivo: devolver el agua contenida en las bebidas al entorno

Coca-Cola lleva más de diez años comprometida con la reducción de consumo de agua. España es el país de Europa donde más proyectos desarrolla para recuperar este recurso. Gracias a su apoyo en las Tablas de Daimiel se han recuperado 2.500 millones de litros para el humedal

  • Desde hace años la compañía colabora con WWF en el proyecto Misión Posible, gracias al cual se ha hecho más eficiente el riego en la zona
    Desde hace años la compañía colabora con WWF en el proyecto Misión Posible, gracias al cual se ha hecho más eficiente el riego en la zona
E.R..  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

30 de octubre de 2017. 14:53h

Comentada
E.R..  Madrid. 30/10/2017

Las Tablas de Daimiel es una de las mayores fuentes de agua de la zona de Ciudad Real y de Castilla-La Mancha, con sus 3.000 hectáreas. Los cultivos de cereales como el maíz o la cebada, melonares, huertos de berenjenas, cebollas y ajos, además de la viña manchega, compiten todavía hoy por el recurso hídrico del acuífero 23, pieza clave del sistema hidrológico de la Cuenca Alta del río Guadiana y aporte esencial para este humedal. La sobreexplotación de dicho acuífero ha producido varias situaciones de peligro; una de las más impactantes es, sin duda, la de 2009 cuando las imágenes del humedal completamente seco y los incendios subterráneos de la turba interior llevaron a pensar incluso en el fin de este paraje.

Ahora gracias a varios proyectos de recuperación, como el de Misión Posible iniciado en 2012 por WWF junto a Coca-Cola, se han conseguido ahorrar para el humedal 2.500 millones de litros de agua (el equivalente a llenar el Santiago Bernabéu hasta la cubierta más de dos veces) y asegurar que una situación tan crítica no se vuelva a producir. Gracias a este proyecto conjunto se han desarrollado tres tecnologías gratuitas que permiten a los agricultores de la zona planificar y optimizar el riego. La herramienta Acuas estima con precisión la superficie que puede plantarse de cada cultivo en función de sus necesidades de agua y de las cantidades para regadío autorizadas por las autoridades. Sólo gracias a esta herramienta se redujo el consumo de agua en casi 300 millones de litros. El sistema Sitar ayuda al asesoramiento de cada agricultor con el envío de un SMS con los datos en horas y minutos de lo que tiene que regar por tipo de cultivo, suelo, sistema de riego. Por su parte, Optiwine es el método de trabajo específico para viñedos. Una serie de sensores recogen datos sobre la humedad del suelo, la radiación solar, temperatura para ahorrar hasta 60 millones de litros de agua respecto a métodos tradicionales. Durante estos cinco años de trabajo se han dado cursos de formación sobre uso de agua a 350 agricultores y se estima que en próximos años, las comunidades de regantes ahorrarán 870 millones de litros.

Objetivo: devolver el agua contenida en las bebidas al entorno

Y es que la compañía de bebidas tiene en España el mayor número de proyectos activos de recuperación y reducción de agua: «Esta materia prima supone el 90% de los recursos que utilizamos, por eso es fundamental mantenerla. En Coca-Cola tenemos tres objetivos principales. En cuanto a reducción hemos conseguido utilizar sólo 1,86 litros de agua por litro de refresco. Hay que tener en cuenta que parte de la cantidad de agua sirve para hacer la mezcla con el concentrado», explica Juan José Litrán, director de Relaciones Institucionales de Coca-Cola. Por otro lado, se intenta que el agua que no se puede utilizar en la producción, se emplee en estos usos terciarios como la limpieza de las líneas. Ya desde hace diez años, la compañía de bebidas ha ido sustituyendo el tradicional lavado de latas en sus plantas embotelladoras por un sistema de aire a presión que evite por completo el uso de agua. Todas estas medidas han hecho que se alcance este 1,86 litros de agua por litro de refresco.

Proyectos emblemáticos

Coca-Cola también tiene un compromiso con su agua residual; han aumentado el estándar de calidad de las aguas que pasan posteriormente por la depuradora. Su tercer gran objetivo es devolver al entorno cada litro de agua usada durante la fabricación. Pero, ¿de qué manera se devuelve? «Lo que hacemos es identificar proyectos como el de las Tablas de WWF y nos ponemos a su servicio en calidad de facilitadores. Sus expertos nos mostraron este proyecto de actuación en una zona de estrés hídrico y se ha hecho llegar el agua de forma indirecta, es decir, ayudando a que se reduzca las sobreexplotación. Contribuimos a movilizar a los agentes sociales, la administración y los agricultores, y a dar formación a estos últimos para que optimice el riego», detalla el directivo.

No es el único proyecto de recuperación en el que se ha implicado la compañía. En Tancat de la Pipa (Valencia) ayudaron a SEO/Birdlife a incorporar en la zona de humedal una serie de filtros vegetales, de manera que el agua desembocaba limpia en la Albufera. En Castellón se participó en otro proyecto para que el agua de la depuradora sirviera para recuperar el acuífero de la Vall d’Uixó y la actividad agrícola. También se ha intervenido en la Comarca de las Cuencas Mineras en Teruel para reforestar un área de bosque quemado o en Málaga para la recuperación del delta del Guadalhorce. «El impacto de la recuperación de una zona de agua no tiene valor exclusivamente por el líquido en sí. Supone, además, la recuperación de fauna y flora o de zonas verdes para las ciudades», detalla Litrán.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs