• 1

Crohn: más allá de la innovación terapéutica

Además de la llegada de un nuevo fármaco para tratar la enfermedad, la acreditación de unidades multidisciplinares o una mayor implicación del paciente son claves para mejorar su atención

  • De izq. a decha.: Sergio Alonso, Jesús Millán, Joaquín Estévez, Carlos Lens, Miguel Ángel Calleja, Pilar Nos y Martín Sellés durante la jornada
    De izq. a decha.: Sergio Alonso, Jesús Millán, Joaquín Estévez, Carlos Lens, Miguel Ángel Calleja, Pilar Nos y Martín Sellés durante la jornada

Tiempo de lectura 4 min.

04 de diciembre de 2017. 17:00h

Comentada
Eva S. Corada 4/12/2017

El aumento del número de casos, especialmente entre jóvenes, así como el gran impacto social y económico que genera, ha dotado de gran relevancia a la enfermedad de Crohn en los últimos años. Así, la incidencia de las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) –que además del Crohn incluye la colitis ulcerosa– se ha multiplicado por 10 en España en los últimos 25 años y actualmente se detectan unos 2.000 nuevos casos, con un incremento de un 2,5% anual.

La reciente aprobación de un nuevo medicamento para el tratamiento de esta enfermedad – ustekinumab, que hasta ahora se empleaba en psoriasis– ha supuesto una gran noticia en su abordaje. Sobre ésta y otras novedades relacionadas con la patología se habló en la jornada «Visión multidisciplinar de la Enfermedad de Crohn», organizada por la Fundación Gaspar Casal y celebrada esta semana en Madrid.

Y es que «desde la aparición, en 1999 de infliximab, un anti TNF y el primer tratamiento realmente específico para la enfermedad (hasta entonces se usaban corticoides, inmunosupresores o resecciones intestinales), no había surgido ningún tratamiento realmente innovador que aportara ventajas a los ya existentes», señaló Daniel Ginard, jefe del Servicio de Digestivo del Hospital Son Espases de Mallorca. De ahí la importancia de su incorporación al hasta ahora escaso arsenal terapéutico para atacar la patología. Los resultados son prometedores: «Los anti TNF tienen una efectividad del 55-70% a los 2-4 años. Ustekinumab consigue una respuesta del 73%», explicó el experto, para quien el siguiente paso es encontrar «la ventana de oportunidad, es decir, cuándo es más efectivo darle el tratamiento al paciente».

Acceso sostenible

«Innovar y que sea sostenible con el sistema sanitario es nuestra obligación», aseveró Martín Sellés, presidente de Janssen España y Portugal, para quien la Enfermedad de Crohn es un ejemplo de lo difícil que es desarrollar fármacos innovadores: «Cada año llegan al mercado unos 35-40 productos nuevos de media. De éstos unos 5-6 son compuestos realmente relevantes clínicamente». Por eso, dijo, «una vez que tenemos la innovación debemos ayudar a que los pacientes tengan acceso a ellas. Nosotros hemos llegado a muchos acuerdos con el Ministerio, de riesgo compartido, por volumen, etc. para lograrlo».

Sobre el problema de la accesibilidad Carlos Lens, subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, aseguró que, aunque aún «queda por avanzar, hay un cambio esperanzador en los últimos años en cuanto a la uniformidad y homogeneización en el acceso a las innovaciones».

Sin embargo las posibilidades de innovar van mucho más allá, como quedó claro durante la jornada. Así Miguel Ángel Calleja, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), puso en valor el papel que tienen los farmacéuticos especialistas a la hora de garantizar la máxima adherencia a los tratamientos y la innovación que se está viviendo, como por ejemplo con la incorporación de nuevas terapias biológicas al arsenal terapéutico en EII.

Crohn: más allá de la innovación terapéutica

La atención fue otro de los puntos señalados por Joaquín Estévez, presidente de la Sociedad Española de Directivos Sanitarios (Sedisa) y secretario general técnico de la Fundación Ad Qualitatem. Así, destacó la importancia de la implantación del Programa CUE, de Certificación de Unidades de Atención Integral a Pacientes con EII, (junto al Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, Geteccu), cuyo fin implica que el cuidado ofrecido a éstos alcance alto grado de homogeneidad y calidad de la atención en todo el territorio nacional, que cuenta con la certificación de Ad Qualitatem y está considerado el mayor reconocimiento para estas unidades a su labor en la atención de la EII dentro de España, situándolas como referentes tanto a nivel nacional e internacional. «Son un ejemplo de mejora en la gestión de recursos», confirmó Pilar Nos, presidenta de Geteccu, quien no quiso olvidar que hay 150.000 pacientes españoles con EII de los que aproximadamente la mitad son de Enfermedad de Crohn con edades de entre 16 y 25 años.

Por último, Julio Roldán, presidente de la Asociación de Pacientes Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, reivindicó el papel del paciente, asegurando que no se puede hablar de innovación sin conocer las necesidades de éstos. Según una encuesta realizada por su asociación, el 52% de los afectados tiene problemas emocionales; el 48% problemas de sueño y el 45% en el trabajo debido a su enfermedad. Porque, aunque como apuntó Julio Mayol, profesor del MIT, la primera innovación es organizar el sistema para conseguir medir los resultados en salud «hay que incorporar al paciente al resultado. Si no cambiamos esa manera de pensar no habremos cambiado nada».

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs