MENÚ
viernes 24 noviembre 2017
17:27
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Leonardo da Vinci planta cara a Warhol

El único cuadro del artista en manos privadas, que hoy sale a la venta en Christie’s por 100 millones de dólares, lleva a la sala de subastas a más de 27.000 personas para admirarlo y se mide con el autor de la sopa Campbell.

  • «Salvator Mundi» ha creado una enorme expectación en la Gran Manzana
    «Salvator Mundi» ha creado una enorme expectación en la Gran Manzana

Tiempo de lectura 4 min.

14 de noviembre de 2017. 22:47h

Comentada
Marta Torres Nueva York. 14/11/2017

ETIQUETAS

Largas colas a la entrada de Christie’s, un hecho que ciertamente no es usual. El público aguarda antes de que las puertas de la sala se abran para poder estar durante un tiempo frente a «Salvator Mundi», la última obra de Leonardo da Vinci que quedaba en manos privadas. Pocas oportunidades, pues, para poder volver a verla, salvo que un museo decida hacerse con el cuadro pintado por el padre de «La Gioconda» en el siglo XVI. Con una vida plena de avatares, el lienzo ha hecho que el mundo del arte contenga el aliento ante la sesión que hoy se celebrará en Nueva York en una subasta dedicada al arte contemporáneo y de posguerra y en la que este lienzo se ha «colado» para hacer de la noche una jornada que se recordará. Saldrán al martillo un total de 59 lotes y éste está registrado con el número 8, entre «Lead Sea #2», de Vija Celmins e «Il Duce», de Jean-Michel Basquiat. ¿Cómo es posible que entre ambos esté Da Vinci? La respuesta sin duda la tiene el suizo Loic Gouzer, copresidente de arte de posguerra y contemporáneo, que ha revolucionado los estrictos calendarios de las casas de subastas y apostado por mezclar autores de distintos movimientos y traído a la casa ventas multimillonarias. La semana de subastas en Nueva York empieza a tener un halo parecido a la de la moda cuando llega en septiembre a Manhattan. Es divertida. Y atrae público, que se empieza a convertir en fan.

Escaparate de moda

Hasta 27.000 personas han desfilado delante de «Salvator Mundi». Abundan los disparos de los «selfies» junto a la obra y las fotografías al cartel, como si la luna de Christie’s se hubiese convertido en un escaparate más de las tiendas Bergdorf Goodman con Prada, Jimmy Choo, Gucci, Lanvin y Dolce & Gabbana. Incluso su tocayo, DiCaprio, amigo personal de Gouzer, ha querido verlo de cerca. Él no aguardó cola ni esperó fila. También, acudieron la cantante Jennifer Lopez y su novio, el conocido jugador de béisbol Álex Rodríguez, y Patti Smith. Estaban todos impacientes, aunque aguardaban tranquilos. Una vez dentro llegaban los nervios. Miraban la obra encandilados. Lloraban. Se abrazaban, mientras no podían dejar de mirar la pieza del artista del Renacimiento.

De momento se desconoce el precio de salida del Leonardo. ¿Rebasará los 100 millones de dólares de los que parte? Sin duda será una cifra que batirá récords como precio de salida no solamente en Christie’s sino también entre el resto de las casas de subastas. Aún así, Gouzer, que hace muy bien los deberes, se ha cubierto las espaldas y tiene garantizada la pieza. Es decir, la tiene ya vendida por una cantidad mínima acordada con un comprador en caso de que esta noche el subastador no consiga romper la banca en el Rockefeller Center.

La temporada para la casa de subastas no ha podido arrancar mejor. El lunes la primera venta de arte impresionista y moderno se transmitió por primera vez a través de Facebook. La noche acabó con un monto total de 479, 3 millones de dólares (410,8 millones de euros), unas cifras que no se lograban desde hace diez años, lo que animó sobradamente a los responsables de Christie’s.

Entre otras piezas de la velada de esta noche están «Sixty Last Suppers», de Andy Warhol, cuyo precio de salida se encuentra en la horquilla de los 50 millones de dólares, aunque la cantidad exacta no se ha precisado a los medios. Esta pieza es una de las claves para entender la revolución de Gouzer. La idea de trabajar sobre «La última cena» de fue una propuesta al artista por parte del galerista de Milán Alexander Iolas. El creador de la Factory aceptó el guante y así la idea de poner su propio sello en unas de las imágenes más conocidas del mundo. Y es que Christie’s intenta romper la banca jugando y reescribiendo historias con sus clientes y el resto del público, que le sirve de gran animador improvisado en sus fiestas con sus grandes ventas. En la misma sesión saldrá a pujas «Untitled», de Cy Towmbly, en la región de los 40 millones. Gouzer ha estimado para el Jean-Michel Basquiat, citado anteriormente, un precio de salida de entre 25 y 35 millones de dólares, la misma cantidad por la que sale «Saffron», de Mark Rothko.

De esta forma, Christie’s calienta motores para una temporada que marcará records. Por el momento, el lunes se batieron seis. La reina de la noche fue un Van Gogh, «Laboudreur dans un champ», vendida por 81,312 millones, que a punto estuvo de pulverizar el record anterior del artista conseguido con «Retrato del doctor Gachet», vendido en 1990 por 82,5 millones de dólares.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs