MENÚ
jueves 18 enero 2018
00:13
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

¿Oprah for president?

El compañero de la popular presentadora, que ha sido sugerida como candidata a la presidencia en esta gala de los Globos de Oro, asegura que no se trata de una posibilidad tan descabellada

  • Oprah Winfrey durante su discurso en los Globos de Oro
    Oprah Winfrey durante su discurso en los Globos de Oro / Reuters
Julio Valdeón.  Nueva York.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de enero de 2018. 04:16h

Comentada
Julio Valdeón.  Nueva York. 8/1/2018

Se veía venir. Si Donald Trump llegó a presidente de los EE UU, ¿por qué no Oprah Winfrey? A fin de cuentas uno es un multimillonario conocido por sus coqueteos con la prensa rosa, sus negocios y quiebras inmobiliarias, sus salidas de tono y su condición de estrella de la televisión, mientras que la otra es una multimillonaria y filántropa, productora, estrella de la televisión y actriz, ganadora de 1 Oscar, 18 Emmys, 1 Globo de Oro y 1 Tony. También están en posesión de la Presidential Medal of Freedom, la condecoración civil más importante de EE UU. Se la otorgó Barack Obama, que tanto tenía que agradecerle por su temprano a apoyo en las primarias de 2007 y las elecciones de 2008.

A pesar de las obvias debilidades del actual presidente los demócratas malviven reos del serio ataque de melancolía que les supuso la retirada de Obama y la posterior victoria de Trump sobre Hillary Clinton. Normal, entonces, que arrecien los rumores respecto a la hipotética candidatura de una Oprah más consagrada que nunca, si cabe, tras su discurso en los Globos de Oro.

Minutos después de acabar la gala las redes sociales y, poco más tarde, las cadenas de televisión, arrancaban un debate especulativo que parece crecer con el paso de las horas. ¿Es posible que la primera multimillonaria afroamericana de la historia de EE UU, la mujer que fue reina y diosa de la televisión, la revolucionaria de los programas de la mañana, siempre a medio camino entre el sonsonete de los clubs de lectura y el argumentario de los decálogos de autoayuda, carismática y telegénica como casi nadie, demagoga y brillante, y encima estupenda actriz y hábil empresaria y productora, se convierta en la alternativa en 2020 a Trump?

Ya durante la gala el presentador, Seth Meyer, bromeó a cuenta de cómos sus burlas hacia Donald Trump, en un lejano acto de 2011, podrían haber espoleado al constructor a presentar su candidatura. «Si eso es cierto, dijo Meyers, entonces solo quiero decir: ¡Oprah, nunca serás presidenta! ¡No tienes lo que hay que tener!».

Dos de los amigos de Oprah, que pidieron no ser identificados, le han comentado a la CNN que la todopoderosa presentadora está considerando seriamente la posibilidad de presentarse. No sólo eso: se trataría de una hipótesis meditada desde hace tiempo. Sobre todo después de que el triunfo de Donald Trump demostrara que cambiaron las reglas del juego y que el público prefiere la excitación y la boutade de optar por un outsider al sistema antes que el sobrio aburrimiento y el lenguaje estereotipado del político consagrado.

Ep

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs