MENÚ
viernes 17 noviembre 2017
18:38
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Iago Aspas: «Soy un loco del fútbol»

Pasó por el Liverpool y el Sevilla, pero volvió a encontrarse al regresar a casa para jugar en el Celta. Ahora busca un sitio en la lista de Lopetegui para el Mundial.

  • Iago Aspas
    Iago Aspas / Luis Díaz

Tiempo de lectura 4 min.

10 de noviembre de 2017. 02:09h

Comentada
Domingo García 10/11/2017

«Vamos, que no llegas a la comida», le grita Álvaro Morata mientras posa para las fotos. Pero Iago Aspas (Moaña, 1987) no tiene prisa. Hizo el camino de ida y vuelta entre Vigo y Liverpool pasando por Sevilla. La próxima semana se cumple un año de su estreno con la Selección –en Wembley contra Inglaterra– para empatar un partido que amenazaba con convertirse en la primera derrota para Lopetegui como seleccionador.

–¿Aquel gol contra Inglaterra le cambió la vida?

–Siempre me veo con opciones y si estoy aquí es porque el míster piensa que puedo aportar cosas al equipo. Pero creo que haber debutado con tan buen pie me ha hecho ese hueco y que a lo mejor sin tener un día bueno me sigan llamando.

–¿Es fácil sentirse cómodo en el estilo de la Selección?

–Sí, por supuesto. Creo que el estilo de jugadores que hay en la Selección va muy bien con mi perfil y eso ayuda.

–Cuando jugaba en el Liverpool o en el Sevilla, ¿pensaba que nunca jugaría en la Selección?

–Antes de marchar al Liverpool sonaba un poco y me habían preseleccionado cuando estaba Vicente del Bosque, pero no tenía nunca la oportunidad y al irte fuera y no disfrutar de minutos pierdes un poco la ilusión. Yo quería volver a disfrutar del fútbol y a sentirme importante, como me siento en Vigo.

–En aquella época ¿sintió que su carrera se había parado?

–Son momentos duros. Cuando a uno le toca vivir la cara B del fútbol, cuando no juegas, no disfrutas de minutos, pero todo sirve de aprendizaje y aprendí muchas otras cosas que me han servido para el futuro.

–En Vigo ¿volvió a encontrarse consigo mismo?

–Eso era lo que buscaba cuando volví a casa. Sabía que en el club siempre tendría las puertas abiertas, me llevaban llamando y escribiendo muchísimo tiempo y fue lo que dije, que cuando volviera no me volvería a marchar más porque estaría en mi casa con los míos.

–¿Qué le faltó para triunfar en el Liverpool y en el Sevilla?

–Jugar.

–Dejó la sensación de que sólo juega bien en casa.

–Eso es lo que me decían siempre. Cuando fui tanto al Liverpool como al Sevilla tenía grandes compañeros por delante, metían muchos goles y estaba muy difícil poder disfrutar de minutos. Y siempre que volvía a casa, me salían bien las cosas. Era fácil que me hicieran esa pregunta.

–Cuando se dice que a la Selección le faltan delanteros, ¿qué piensa?

–Que no han visto los que tenemos. Haberlos haylos.

–España ha demostrado en muchas ocasiones que no hace falta un nueve clásico para jugar bien y ganar.

–Y más después de los buenos resultados que ha dado la Selección en los últimos años. Ha jugado con delantero, sin delantero, con dos delanteros... Los éxitos han venido así. Recuerdo cuando jugaba Fábregas de delantero, después jugaba Torres, o Villa, o jugaban Torres y Villa. Hemos ido cambiando bastante y han seguido llegando los éxitos.

–Usted, ¿cómo se siente más cómodo?

–Yo, disfrutando de minutos. Cuando juego es cuando disfruto, con uno, con dos o con ninguno.

–¿En quién se fijaba cuando era pequeño?

–A mí me gustaba muchísimo Mostovoi porque era del Celta como he sido yo toda la vida.

–¿Es muy loco del fútbol?

–Sí, bastante. Me gusta muchísimo. Champions, Liga Europa, Primera, Segunda, y muchos partidos de otras ligas.

–¿Quiere ser entrenador cuando se retire?

–Siempre me ha apasionado muchísimo el fútbol. Es lo que he leído y he visto desde pequeño y es lo que me gusta para el futuro. No sé si entrenador, director deportivo... pero es lo que he disfrutado y he vivido toda la vida.

–No tienen una concentración tranquila: Piqué, la camiseta... ¿les afecta mucho?

–Nosotros siempre estamos tranquilos, pensando en los partidos, en la convivencia, en el buen rollo y buen ambiente que hay en la Selección. No le damos tanto ‘‘bolo’’. Siempre quieren sacarle punta a todo, pero nosotros estamos centrados en lo nuestro.

–La línea de la camiseta ¿es azul o morada?

–Yo creo que es azul, pero cada uno le puede dar las vueltas que quiera.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs