MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
04:47
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La peor derrota no es definitiva

Wembley aleja al Madrid del liderato. «Es un día duro, pero esto es largo», dice Zidane

Tiempo de lectura 4 min.

02 de noviembre de 2017. 01:55h

Comentada
José Manuel Martín 2/11/2017

«Si me pides que te responda con un sí o un no; no, no estamos en crisis», dijo Zidane en las cámaras de beIN Sports. «Es un día duro, pero esto es muy largo. La victoria del rival fue merecida. Es un mal momento y hay que aceptarlo», continuó después en la sala de prensa de uno de los templos del fútbol. Wembley vio por primera vez a Zizou caer en la fase de grupos de la Champions. Las otras dos derrotas del francés fueron en los cruces y ninguna tuvo consecuencias. Dos a cero cayeron los blancos en Wolfsburgo en la ida de cuartos de final camino de la Undécima. La remontada se produjo en el partido de vuelta en el Bernabéu con tres tantos de Cristiano Ronaldo. Al año siguiente, en las semifinales de lo que luego sería la Duodécima, el Madrid había ganado tres cero en casa y recibió dos goles pronto en el Calderón. Una acción de equilibrista de Benzema sobre la línea de fondo acabó en el tanto de Isco, que daba la tranquilidad y convertía la segunda caída de ZZ en Europa en una anécdota.

Ayer cedió por tercera vez Zidane y, aunque fue la derrota más abultada, no es para nada dramática. Sí que seguramente apartará al equipo blanco del primer puesto del grupo, pero no complica demasiado su clasificación para los octavos de final. Ya había hecho los deberes con siete puntos de nueve jugados y el resto del trabajo lo volvió a hacer el Dortmund, que falló otra vez ante el APOEL. Los alemanes no pudieron pasar del empate en casa, en lo que fue la mejor noticia de la noche para los madridistas, que si ganan en Chipre estarán en octavos.

El escenario y la competición devolvieron al Madrid la intensidad perdida en Girona. Allí hubo algo de despiste, pero no hay que buscar en este apartado las causas del tropezón frente al Tottenham. Puso Zidane a su equipo de gala hasta donde le permiten las lesiones. Casilla sigue cubriendo la baja de Keylor y pudo hacer más en el primer tanto, que nació en una acción de fuera de juego. Achraf sigue ocupando el lateral derecho con sus 18 años y pareció que los ingleses tenían este costado como la mejor opción por la que ser atacados. Nacho entró por Varane y fue sufriendo más junto a Ramos según avanzaba la noche. Por delante en el marcador, Pochettino lo confió todo al contragolpe y no le pudo salir mejor. Las piernas frescas y rápidas de Dele Alli contrastaban con el peor momento en mucho tiempo de Kroos y Modric. Los druidas del juego del campeón de Europa están desafinados, sin la energía de otras veces y lo que es peor, con falta de precisión. Pocas veces se ha visto a Kroos fallar un cambio de juego de 30 metros por tanto como se pudo comprobar ayer en un par de ocasiones. «A lo mejor no estamos todos al mismo nivel de forma. Si comparas hay alguno que está un poquito peor», confirmaba el técnico sin nombrar a sus mediocentros.

El Madrid se levantó bien del primer bofetón, pero el segundo le afectó más. Casemiro se metió atrás como central para dar más vuelo a los laterales... No dio resultado. «Era una especie de final del grupo y la perdimos. Quizá nos falte un poco la tranquilidad de otras veces ante el gol. Hacemos ocasiones y no las metemos. Sabemos cómo cambiar el chip», cerró Zizou.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs