MENÚ
martes 21 noviembre 2017
22:48
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Trapero acata su cese y pide a los agentes que sean leales a su «número 2», su sustituto

El Ministerio del Interior controlará en Cataluña a más de 33.000 agentes de los tres cuerpos de la Seguridad del Estado desplegados en esta Comunidad

  • Ferran López, comisario superior de Coordinación territorial de los Mossos
    Ferran López, comisario superior de Coordinación territorial de los Mossos / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

28 de octubre de 2017. 21:29h

Comentada
J.M.Zuloaga 28/10/2017

El hasta hoy mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha acatado su cese por parte del Gobierno y ha pedido a los agentes de la policía catalana que mantengan la "lealtad y comprensión" hacia las decisiones de los mandos que le relevarán. En concreto, su sustituto no es otro que su «número 2», el Comisario Superior de Coordinación Territorial de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, quien ha pedido hoy a los agentes que continúen trabajando con la misma “profesionalidad y lealtad” con la que han actuado hasta ahora y ha garantizado que mantendrá intacta la actual estructura de mando y el “normal funcionamiento” del cuerpo.

López, hasta ahora número dos de los Mossos d’Esquadra, asegura a los agentes del cuerpo que asume con “responsabilidad” el encargo del Ministerio de Interior.

El BOE publicaba esta mañana los reales decretos, cuyas medidas fueron autorizadas ayer viernes por el Senado, que incluyen además el cese de distintos altos cargos de la Generalitat, así como la orden del Ministerio del Interior, de 28 de octubre, por la que se dispone el cese de Josep Lluís Trapero Álvarez como Mayor de la Escala Superior del Cuerpo de Mossos d'Esquadra, cargo para el que fue nombrado el 11 de abril.

El Ministerio del Interior controlará en Cataluña a más de 33.000 agentes de los tres cuerpos de la Seguridad del Estado desplegados en esta Comunidad: los 6.000 habituales de la Policía Nacional y la Guardia Civil, a los que hay que sumar los 10.000 efectivos de ambos cuerpos que han llegado como refuerzo desde el pasado mes de septiembre; y los casi 17.000 Mossos D’ Esquadra, que pasaran a depender de dicho Ministerio por la aplicación del artículo 155.

Trapero acata su cese y pide a los agentes que sean leales a su «número 2», su sustituto

Por lo que se refiere a los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, se encuentran a la espera de recibir órdenes para actuar de inmediato. Algunos expertos, consultados por este periódico, subrayan que la proclamación de la independencia de la Comunidad por el Parlamento supone, en sí mismo, un delito flagrante.

Se espera que con la publicación en el Boletín Oficial del Estado del acuerdo sobre aplicación del artículo 155 para restaurar la legalidad constitucional, sean adoptadas las medidas pertinentes. Desde que, a primeros de septiembre se comenzara ese reforzamiento, los responsables del Ministerio del Interior, junto con los de las Fuerzas de Seguridad, han elaborado una serie de planes para ser puestos en marcha en función de los acontecimientos.

Las hipótesis más desfavorables, pese a las advertencias que repetidamente se han formulado, se confirmaron ayer por lo que ya sólo queda ponen en marcha esos dispositivos.

En los casos más relevantes, se entiende que deberá ser la autoridad judicial la que impulse los movimientos a realizar aunque, insisten, se trata de presuntos delitos flagrantes.

Hasta que no se concrete la intervención del cuerpo de los Mossos D’Esquadra y se dé publicidad al nombramiento del nuevo jefe en sustitución de Trapero, que ya ha sido elegido, el mantenimiento del orden público corresponde a los agentes autonómicos, y, si estos no pudieran cumplir esa función por las razones que fueran, serían la Policía y la Guardia Civil las competentes.

Así se determina en el acuerdo del Consejo de Ministros de ayer en el que queda claro que los mossos deberán obedecer las órdenes de la persona que designe el Gobierno para hacerse cargo de las competencias de Interior.

Asimismo, podrá adoptar cuantas medidas estime necesarias en lo que se refiere al despliegue de la policía autonómica. Y se subraya que «en el caso de que sea necesario, los miembros del Cuerpo de Policía de la Generalitat de Cataluña-Mossos d’Esquadra serán sustituidos por efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado» (Policía Nacional y Guardia Civil).

El director general de la policía autonómica, Pere Soler i Campins, envío ayer una carta de despedida a los Mossos d’Esquadra tras haber sido cesado por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución, con lo que es el primer alto cargo de la Generalitat que acepta su cese. «Quiero despedirme tal y como empecé, al decir a vuestros mandos que me encontraréis siempre en la defensa del Cuerpo y ‘‘a vuestras órdenes’’», afirma al final de su carta de despedida. Pere Soler reitera que está orgulloso del trabajo de los Mossos y se muestra convencido de que continuarán actuando en el respeto a los derechos y libertades de los ciudadanos bajo «cualquier mando».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs