MENÚ
domingo 24 septiembre 2017
21:15
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Aznar: «No hay que pagar ningún precio a un terrorista por dejar de matar»

  • El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado hoy que "nunca hay que pagar ningún precio a ningún terrorista ni por matar, ni por dejar de matar", y ha rechazado que se traten a las víctimas en el mismo plano que los asesinos.

Aznar ha rechazado que el fin del terrorismo tenga contrapartidas en la clausura de un seminario sobre las relaciones entre Rusia y la UE celebrado en un hotel madrileño. El presidente de la fundación FAES ha aprovechado este acto para trasladar tres mensajes "inequívocos" a los terroristas.

En primer lugar, Aznar ha asegurado que el Estado de derecho y la democracia "pueden vencer al terrorismo a través de la aplicación de la ley". "Su derrota es la victoria del Estado de derecho y las libertades y de la civilización frente a la barbarie", ha subrayado.

Según Aznar, "nunca hay que pagar ningún precio a un ningún terrorista, ni por matar ni por dejar de matar". El exjefe del Ejecutivo también ha manifestado su apoyo a las víctimas, "porque su muerte y tragedia no puede caer en el olvido".

"No es lo mismo ser víctima que asesino. No se pueden tratar por igual, ni con equidistancia. Si se hace, se comete un verdadero error político y constituye un verdadero desastre desde el punto de vista moral", ha afirmado.

El tercer pilar de la lucha antiterrorista es el de "no cooperar con regímenes que apoyan o financian al terrorismo", según Aznar. Sobre este último punto, se ha referido a los planes de atentar contra el embajador saudí en Estados Unidos, de los que el Gobierno de Barack Obama acusa al régimen iraní. Aznar ha pedido "tolerancia cero con los intolerantes que fomentan el terrorismo".

El acto en el que ha participado el exlíder del PP ha coincidido con la conferencia internacional sobre el final del terrorismo que se celebra en San Sebastián con la asistencia de personalidades como el ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

Aznar ha asegurado que España y Rusia son dos países que "conocen bien el dolor que causan los terroristas", ha abogado por la cooperación mutua y ha rechazado "la creación de miniestados de base étnica" en Europa.

«Concordia y cohesión» tras el 20N
José María Aznar ha opinado hoy que tras las elecciones generales del 20 de noviembre habrá en España un proyecto basado "en la concordia entre los españoles y la cohesión de la nación".

Aznar ha expresado su confianza en que España salga del "agujero" después de ocho años de mandato del PSOE durante la clausura de un seminario sobre las relaciones entre Rusia y la UE celebrado en un hotel madrileño.

El exlíder del PP ha asegurado que los españoles podrán emprender pronto "un nuevo proceso de modernización económica, política y social" inspirado en el "espíritu de concordia que fundamentó el éxito de España" tras el franquismo. "Gobernando para todos en un proyecto integrador, previsible y reformista. La seriedad, fiabilidad y saber a qué atenerse volverán a ser señas de identidad importantes", ha augurado.

A su juicio, la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero "ha inmovilizado el país" y ha alimentado la sensación de "improvisación, de incertidumbre, de falta de confianza y de no saber a qué atenerse en el futuro".

Aznar ha responsabilizado al PSOE de que España haya dejado de ser "motor y baluarte de estabilidad" y haya perdido peso en el exterior para ser mirada con "desconfianza" por sus políticas "irresponsables" de gasto público, la falta de reformas y el paro. También ha acusado a los socialistas de aprobar medidas "deliberadas de confrontación" en el plano social y de romper los consensos de la Transición.

"La sensación hoy dentro y fuera es que España ha perdido el rumbo, y esa percepción no es fruto de la causalidad"
, ha concluido.Ha recordado que cuando él llegó al poder en 1996, se encontró con una situación económica como la actual y las políticas que lideró contribuyeron a que España pudiera entrar en el euro. "Las reformas tuvieron cierto éxito, si prefieren, bastante éxito, si me siguen apretando un poco más, hasta mucho éxito, tanto que se habló del milagro español, lo que no comparto, porque el éxito fue fruto del trabajo y la perseverancia de los españoles y de políticas sensatas y reformistas", ha sostenido Aznar.

Seguir consolidando la democracia en Rusia
El exjefe del Gobierno ha elogiado hoy la figura y el proyecto político del primer ministro ruso, Vladímir Putin, quien volverá a aspirar a la presidencia en 2012, y le ha animado a seguir apostando por la estabilidad democrática en Rusia.

El expresidente del Ejecutivo ha manifestado su deseo de que Rusia, que celebrará elecciones legislativas el próximo 4 de diciembre y presidenciales, en marzo de 2012, salga "todavía más fortalecida" de estos comicios, al igual que España tras el 20 de noviembre.
Ha animado a Putin a continuar trabajando "por el estado de derecho como mejor motor para la estabilidad democrática y con la ley, como mejor instrumento para garantizar la libertad, la igualdad y la justicia". "Estas son las mejores bases para construir el futuro de un gran país", ha resumido Aznar.

Putin estuvo al frente del Kremlin entre 2000 y 2008, cuando cedió la presidencia a Dmitri Medvedev, al no poder aspirar a un tercer mandato, y pasó a asumir el cargo de primer ministro. En marzo de 2012, pretende volver a hacerse con las riendas y ser relevado por Medvedev al frente del Gobierno.

Ha destacado la sintonía que tuvo con el mandatario ruso cuando ambos coincidieron en el poder. "Me entendía bien con Putin. Creo que tenía y creo que tiene un proyecto para Rusia", ha subrayado.

Según Aznar, su meta fue potenciar el vínculo entre ambos países con una relación "muy sincera, que se basa en decir lo que uno piensa sin ambigüedades, ni medias verdades"."La confianza se construye sobre la sinceridad, reconociendo las puntos de discrepancia, pero buscando acuerdos positivos que permitan mirar al futuro", ha explicado.

El exlíder del PP ha considerado imprescindible que Rusia y Europa mantengan una relación de "respeto y confianza", a pesar de que haya desencuentros. Una de estas discrepancias es el escudo antimisiles que Estados Unidos proyecta en Europa, al que se ha incorporado España, y que es visto con recelo por el Kremlin. Sin referirse a este asunto, Aznar ha afirmado: "Hay diferencias que todos conocemos, pero tenemos que buscar puntos de entendimiento para avanzar".

SIGUENOS EN LA RAZÓN