lunes, 01 mayo 2017
04:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

«Invertir en fotovoltaica de tejado más rentable que un fondo de inversión»

Hay muchas formas para que cada ciudadano pueda poner su granito de arena en la lucha contra el cambio climático. Una de ellas es dejar el coche aparcado en casa, con lo que además se ahorra. Otra, apostar por las renovables. En Ecooo ofrecen al ciudadano la posibilidad de invertir en fotovoltaica.


Para ello, la empresa –cuyo socio fundador mayoritario es Mario Sánchez-Herrero– busca naves que tengan el techo desnudo y ofrece al ciudadano la posibilidad de participar en la rentabilidad de una instalación fotovoltaica de tejado. Con este fin, la empresa «forma una comunidad de bienes en la que cada uno de los miembros participa con un porcentaje de la instalación. Los ingresos que se obtengan con la venta de la electricidad se reparten entre los participantes según el porcentaje», explica Sánchez-Herrero que, además de ser el socio mayoritario de esta pyme desde su creación en 2005, dirige una asesoría de empresas  y es profesor de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid desde hace una década.


En el caso concreto de una nave industrial que tenga «entre 1.000 y 1.500 m2 en planta, se puede hacer una instalación de techo de 100 kilovatios (kW) de potencia. Si un ciudadano quiere obtener el 2,5 por ciento de la propiedad (2,5 kW de la instalación) el presupuesto mínimo está en 10.000 euros. Para ello, el ciudadano tendrá que disponer de 3.000 euros ahorrados. Después, es la empresa la que gestiona un préstamo con el banco a nombre del ciudadano de 7.000 euros. Y tras este proceso nunca se pide más dinero a los inversores», asegura.


La inversión se amortiza a los 10 años. Pero desde el primer año el ciudadano recibe ingresos de su inversión. En concreto, «la rentabilidad tasa retorno está entre un 10 y un 12 por ciento de media (al principio es menos, luego más) después de impuestos. Esta rentabilidad media no se logra ni con un fondo de inversión, en el que te ofrecen como máximo un 4 por ciento y como luego Hacienda se queda con algo, se te queda en un 3,2 por ciento. Es decir que la rentabilidad es mayor», precisa.


Además, «es una inversión segura. La inversión en sellos o en árboles ha resultado una enorme decepción y ha provocado pérdidas impresionantes. Entiendo que la gente sea temerosa a la hora de invertir. Pero la fotovoltaica de tejado es segura», afirma.


«Primero –prosigue– porque hay un Real Decreto por el cual las eléctricas están obligadas a comprar toda la electricidad renovable que se genere. Segundo, porque se fija el precio que tienen que pagar por cada kWh producido. No hay ningún negocio en el mundo que te asegure estas dos cosas.

Caen las primas
Las primas, eso sí, varían. En el nuevo Real Decreto publicado el martes en el BOE, la norma recoge la reducción en primas fotovoltaicas. Los recortes son del 5 por ciento para las instalaciones de techo pequeño; de un 25 por ciento para las instalaciones de tejado medianas y de un 45 para las de suelo. Algo que hay que tener en cuenta a la hora de invertir, aunque sea la mejor parada.  


Y tres, el precio del seguro es barato, lo que denotala rentabilidad y seguridad de la inversión. Así, para una instalación de 100 kW, que cuesta entre 300.000 y 400.000 euros, la aseguradora te cobra 700 euros por un seguro a todo riesgo (incluye robo, rotura por granizo, todo, salvo que se rompa por un terremoto o porque caiga un avión). Cómparalo con el coste del seguro del coche».


Por otra parte, al propietario de la nave de las medidas antes citadas que alquile su tejado le dan al instante 30.000 euros y un cinco por ciento de ingresos durante la vida de la instalación.
Y como el rendimiento de una planta fotovoltaica depende de la radiación y de la temperatura, la empresa (cuya pega es que no tenga hoy ninguna certificación ambiental) asegura que las naves industriales elegidas están ubicadas en las mejoras zonas posibles para asegurar así el máximo rendimiento. En definitiva, una posibilidad de invertir y ayudar al medio ambiente.
Más información: www.ecooo.es
 

SIGUENOS EN LA RAZÓN