jueves, 17 agosto 2017
15:35
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

EE UU exigirá un permiso tramitado por internet para entrar en el país

  • El Congreso americano   pidió la puesta en marcha de la medida para poder controlar a los extranjeros que van a llegar al país.

madrid- Cualquiera de los 400.000 españoles que visitan Estados Unidos cada año tendrá, a partir del 12 de enero, que pedir una autorización previa al gobierno norteamericano a través de internet. El nuevo sistema, impulsado por el Congreso estadounidense, funciona en pruebas desde el 1 de agosto de 2008 y pretende mejorar las medidas de seguridad para el país de destino y los pasajeros del vuelo. Ningún viajero podrá subir a un avión con destino a EEUU sin dicha autorización.
Ventajas del sistema ESTA
Entre las ventajas de este sistema para los pasajeros es que pueden obtener de forma instantánea el permiso de entrada a EE UU y se ahorran rellenar la tarjeta verde durante el vuelo. Además, este visado electrónico –denominado ESTA (Electronic System for Travel Authorization)– tiene una vigencia de dos años y permite viajar a EE UU por turismo o negocios en estancias máximas de 90 días.
Otra de las novedades es que su tramitación permite viajar de forma ininterrumpida durante dos años y sólo deberá ser renovado cuando expire su vigencia o la del pasaporte. El trámite puede ser instantáneo y en algunos casos puede demorarse un máximo de 72 horas. Los futuros viajeros sin acceso a internet podrán solicitar el permiso en cualquier agencia de viajes.
Los usuarios que no obtengan autorización pueden acudir al consulado, que habilitará un teléfono de citación previa para que sean atendidos en un plazo de 24 horas (excepto fines de semana). El visado electrónico es totalmente gratuito y se puede gestionar en la web https://esta.cbp.dhs.gov/ o a través del enlace a ESTA que aparece en la web de la embajada  http://www.embusa.es/.
La embajada recomienda a los futuros viajeros que durante los primeros meses de funcionamiento impriman el número de expediente ESTA y lo lleven junto al pasaporte por si se produce algún problema a la hora de embarcar.
Con la puesta en marcha de esta medida, que se estrena de forma simultánea en 34 países de todo el mundo, el Gobierno norteamericano se asegura así conocer de antemano el nombre de todos los pasajeros que van a aterrizar en sus aeropuertos. La obtención del permiso no es una garantía de que vaya a ser admitido a su llegada a un puerto de entrada, sólo autoriza a un viajero a embarcar en un transporte aéreo o marítimo con dirección a Estados Unidos, donde deberán facilitar datos biométricos (incluidas huellas digitales y fotografías) y renunciar al derecho a recurrir la decisión de un funcionario de aduanas.

SIGUENOS EN LA RAZÓN