MENÚ
viernes 17 noviembre 2017
18:18
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Las municipales culminan la fractura antichavista

La oposición renuncia a las urnas y busca un líder único para medirse a Maduro.

  • El opositor Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional venezolana
    El opositor Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional venezolana
Ángel Sastre Corresponsal en Iberamérica.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de noviembre de 2017. 02:34h

Comentada
Ángel Sastre Corresponsal en Iberamérica. 1/11/2017

Divide y vencerás. Nicolás Maduro comenzó a resquebrajar a la oposición con falsas promesas de diálogo, luego se celebraron las elecciones regionales (una trampa en la que cayeron la mayoría de partidos) y, por último, la estocada final: las próximas municipales. La disidencia, rota en trocitos, se debate entre la vida y la muerte. Agoniza. ¿Será capaz la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de resurgir de sus cenizas y de enfrentarse a esa bestia que representa el chavismo?

De momento, la situación es casi dramática. Ayer, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, tuvo que suspender la sesión por la inasistencia de los diputados. Unos obligados por los impedimentos puestos por el chavismo –no pueden viajar en avión o no les pagan–, otros por «irresponsables». Una circunstancia que se produce después de que los principales partidos de la alianza hayan anunciado que no se presentarán a las elecciones municipales de diciembre, mientras algunos de sus dirigentes piden elegir un líder único para poner fin a la división de la coalición. Acción Democrática (AD), del ex presidente del Parlamento Henry Ramos Allup; Primero Justicia (PJ), del actual presidente de la Cámara, Julio Borges, y del dos veces candidato presidencial Henrique Capriles; y Voluntad Popular (VP), de Leopoldo López, han hecho pública su decisión de no presentarse.

El diputado de PJ Tomás Guanipa explicó ayer que su formación no acudirá a las urnas al haber «un Gobierno que decide quién puede y quién no puede ganar». Se refería a las regionales del 15 de octubre, en las que sí participó el grueso de la oposición. Entonces, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela ganó 18 de las 23 gobernaciones, según resultados oficiales que la MUD tildó de fraudulentos. A pesar de todo, la oposición contará con candidatos independientes en los 14 municipios en las elecciones municipales. Son candidatos que se han declarado en rebeldía y se presentan por su cuenta, agrandando aún más la grieta en la coalición.

Por otro lado, diferentes sectores de la MUD se pronunciaron a favor de elegir un líder único que ponga fin a las divisiones de la coalición y le dé un nuevo impulso tras varios días de fuego cruzado entre sus dirigentes. Algo que no será fácil, sobre todo tras los últimos comicios. Desde partidos como PJ y VP se criticó duramente a Acción Democrática por aceptar que cuatro de los cinco gobernadores electos –todos de la formación de Ramos Allup– jurasen ante la Constituyente, la condición que les había impuesto Maduro para asumir su cargo.

Para superar esta fractura, la formación La Causa R propone organizar unas primarias de las que surja el candidato que se enfrente al chavismo en las presidenciales de 2018. En un comunicado, Voluntad Popular apoyó la postura de La Causa R de convocar primarias «no sólo para resolver la necesidad de una inminente candidatura presidencial, sino para escoger transparentemente un líder legitimado». A esto hay que sumar que algunos de los candidatos potenciales no pueden aspirar a la presidencia al estar privados de libertad, como es el caso de López o del alcalde caraqueño, Antonio Ledezma. que afirmó ayer que la MUD es un «capítulo cerrado».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs