MENÚ
lunes 18 diciembre 2017
03:48
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Castilla y León rechaza negociar de cualquier forma la ruptura de España

Herrera recuerda que «la voladura de la autonomía en Cataluña conlleva la del modelo autonómico»

R. Mata/J. Blanco.  Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de octubre de 2017. 21:29h

Comentada
R. Mata/J. Blanco.  Valladolid. 12/10/2017

Castilla y León mostró su rechazo a negociar cualquier forma de ruptura de España. Así lo destacaron tanto el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como los principales partidos de nuestra Comunidad.

El jefe del Ejecutivo autonómico indicó que «con la ruptura de la unidad de España y la independencia no se negocia».

Asimismo, calificó de «falaz» la intervención de Carles Puigdemont al incurrir «en continuas mentiras» y «ejercicios de supremacismo» entre los derechos de Cataluña respecto al resto de la España autonómica.

Por ello, Herrera destacó la «responsabilidad y mesura» del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al pedirle a Puigdemont «que se moje, no confunda» y aclare si ha declarado o no la independencia. Por ello defendió que la aplicación del artículo 155 estaría justificada por el «gravísimo daño a los intereses de los españoles».

También se felicitó de que las fuerzas constitucionalistas se hayan unido para exigir a Puigdemont que reconduzca este «disparate y golpe de Estado permanente» hacia la legalidad. Al respecto, Herrera aseguró que «la voladura del régimen autonómico en Cataluña conlleva la voladura del modelo autonómico de la Constitución de 1978. Nada va ser exactamente igual».

Además, indicó que ve a los dirigentes de la Generalitat «mejor instalados en el independentismo que en la independencia», que en su opinión «les da miedo y vértigo».

El presidente de Castilla y León se negó a aceptar el «monopolio de los sentimientos» que tratan de ejercer los independentistas catalanes y reiteró que en el plano de la legalidad, están incurriendo en un «golpe de Estado permanente» al «violar» la Constitución, el Reglamento del Parlamento catalán y al haber «dinamitado» su propio Estatuto de Autonomía . «Ya no usan la señera, sino la estrellada», lamentó.

Por último, en el «plano de la realidad», Herrera percibió que los independentistas «se han topado» con las manifestaciones de catalanes que expresan su deseo de pertenencia a España, con la marcha de grandes y medianas empresas a otros domicilios sociales y sin «ningún tipo de apoyo de países extranjeros». «Es la dura realidad que no han querido ver o no han querido que la sociedad viera», concluyó.

Más reacciones

También los portavoces en las Cortes regionales se quisieron pronunciar sobre el conflicto secesionista catalán. Así, Raúl de la Hoz (PP), calificó de «paripé circense» la actuación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recalcando que lo importante es que el Gobierno de España actúe en defensa de la legalidad y contra esta «locura».

Una declaración de independencia que Luis Tudanca (PSOE) calificó de «esperpento» y «tomadura de pelo» e insistió en el apoyo del PSOE al Gobierno en este asunto, asegurando que la respuesta del Ejecutivo central debe ser «firme, inteligente y prudente». Más contundente fue Luis Fuentes (Ciudadanos), quien pidió al Gobierno que aplique todos los medios legales para acabar «con este golpe a la democracia y a las libertadas de los catalanes».

Mientras, la procuradora de Podemos, Natalia del Barrio, argumentó que no se debe aplicar el artículo 155 al no haber independencia y pidió al PP y a Cs responsabilidad política para dejar de dividir a la sociedad.

En términos similares se pronunció el portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión, que aseguró que se abre un nuevo tiempo en el que debe imperar el diálogo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs