miércoles, 28 junio 2017
03:48
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Castilla y León

Hermandades y personalidades de toda España, con los Cubicularios de Zamora

  • El Duque de Calabria, el Fiscal del Tribunal Supremo y un Almirante de la Armada, entre los nuevos Caballeros de esta Real y Muy Antigua e Ilustre Cofradía en honor de San Ildefonso y San Atilano

ETIQUETAS

Don Pedro de Borbón se incorpora a la Cofradía de Caballeros Cubicularios ante su mayordomo presidente Javier García-Faria
Don Pedro de Borbón se incorpora a la Cofradía de Caballeros Cubicularios ante su mayordomo presidente Javier García-Faria

La Real, Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso y San Atilano celebraba, un año más, la ceremonia de ingreso de nuevos miembros en la iglesia de San Ildefonso de la capital zamorano. Arropados por hermandades y personalidades de toda España, en esta ocasión, fueron siete los caballeros y dos las damas que forman parte ya de esta corporación nobiliaria, cuyo origen se remonta al siglo XII, lo que la convierte en una de las más antiguas de Europa.

Una Hermandad que ha incrementado su masa social, que ronda en la actualidad los 200 miembros, con Don Pedro de Borbón Dos Sicilias -duque de Calabria-; el fiscal del Tribunal Supremo, Álvaro Redondo; el almirante Alfonso Gómez; el coronel del Ejército de Tierra, Julián Alfonso Agudo; el economista José María Marañón; el farmacéutico José Espinosa; el abogado Rafael Martín; la médico Isabel Prieto además de la economista María José Herrero.

Diecisiete corporaciones

Tras la tradicional procesión hasta la iglesia de San Ildefonso, con representación de diecisiete corporaciones nobiliarias y con el emblema de la Cofradía encabezando el desfile, se procedía a la bendición de los mantos, birretes y veneras que se han colocado en el cuello de los nuevos miembros, tras lo que han jurado los estatutos de la coporación. Fue Don Pedro de Borbón, el encargado de agradecer en nombre de los nuevos miembros esta insigne distinción, y manifestando que «de la misma manera que Don Quijote, también nosotros hemos llegado a esta venta zamorana, que nos recibe con los brazos abiertos para jurar lealtad, ante los sagrados cuerpos de San Ildefonso, padre de la Iglesia, y San Atilano, primer obispo de la Diócesis de Zamora». A continuación, una eucaristía por el rito mozárabe y la veneración de las reliquias de los dos santos para volver al convento de Las Marinas, donde se ha rezado por los caballeros y las damas fallecidos.

El mayordomo-presidente de los Cubicularios, Javier García- Faria explicaba que para formar parte de la Cofradía se puede acceder por nobleza de sangre, es decir, por tener los cuatro apellidos nobles, o por nobleza de persona, lo que supone «ser un ciudadano digno, correcto, con una buena trayectoria y que venga a ayudar, a colaborar y a participar en la corporación». Aunque al principio el ingreso en la Cofradía era «muy estricto» , García-Faria considera que «los tiempos van cambiando y hay que evolucionar para incorporar gente joven».

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1