miércoles, 07 diciembre 2016
23:51
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Castilla y León

La demora para una intervención quirúrgica crece 23 días el último año

  • Los castellanos y leoneses tienen que esperar aún 104 jornadas de media para ser operados

ETIQUETAS

La media de espera se sitúa en los treinta días, salvo en los casos graves
La media de espera se sitúa en los treinta días, salvo en los casos graves
Efe

Salvo en los casos graves, cuya media está en los treinta días en estos momentos, los castellanos y leoneses tienen que esperar todavía alrededor de 104 días para ser intervenidos quirúrgicamente en los hospitales de la Comunidad. Lo que suponen 23 días más que hace un año, a pesar del descenso del número de pacientes en lista de espera durante este pasado verano recién terminado.

Y a pesar del ligero descenso registrado en los tres meses de verano, aún sigue habiendo 32.041 personas esperando a que las llamen para ser intervenidas de sus dolencias, 1.504 más que hace un año también.

Estos son algunos de los datos que la Consejería de Sanidad daba a conocer ayer, en los que se advierte, también, del repunte experimentado en los centros hospitalarios de Salamanca y de Ponferrada, en El Bierzo, donde los tiempos de espera han crecido de forma ostensible en 63 y 99 días en el último año, dejando la demora media en 100 y 176 jornadas, respectivamente.

Además, sendos hospitales han visto crecer también el número de pacientes en lista de espera quirúrgica. De los 4.490 que había hace tres meses a los 6.378 actuales en el centro salmantino, y de 2.176 a 3.697 en el hospital berciano.

Por especialidades, las mayores demoras se produjeron en traumatología (144), urología (125); junto a angiología y cirugía vascular (110) y cirugía plástica (107), que, en algunos casos, también fueron las que registraron más pacientes, como en traumatología, con 9.047.

Mientras que por hospitales, también subieron los tiempos en Palencia en cinco días, hasta los 33; en Soria lo hizo en 13, de los 30 a 43); en Burgos en tres, hasta los 90; en el burgalés de Aranda de Duero creció en dos, hasta los 79; y en el Río Hortega de Valladolid aumentó en nueve la lista, hasta los 93).

Repecto al volumen de pacientes, cabe señalar que también aumentaron las cifras en el hospital vallisoletano de Medina del Campo (8,5 por ciento, hasta los 485), se mantuvieron en el de Burgos hasta los 3.974, y bajaron en el resto.

Sanidad tiene en marcha un plan denominado Perycles, que tiene como objetivo reducir las listas de espera hasta un 32 por ciento en 2019. Desde la puesta en marcha de este programa, fuentes del departamento que dirige Antonio maría Sáez Aguado destacan que la lista de pacientes ya se ha reducido en 1.171 respecto al segundo trimestre del año, y aseguran que los resultados se irán viendo poco a poco.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1