MENÚ
jueves 21 septiembre 2017
17:55
Actualizado

La AMI presiona a Colau para abrir los colegios el próximo 1 de octubre

Los municipios independentistas aseguran que tienen locales alternativos en caso contrario

  • La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
    La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
R.B..  Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2017. 09:22h

Comentada

La presidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras, confía en que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, facilitará la apertura de los colegios electorales durante el referéndum del 1 de octubre y permitirá así que se pueda votar en la capital catalana, y en los otros ayuntamientos en manos de los comunes.

En una entrevista a Ep, Lloveras aseguró que le extraña que un alcalde ponga límites a la participación ciudadana, pero cree que cuando vean «que esto va en serio, que por parte del Govern se convocará un referéndum con todas las garantías, muchos de ellos cambiarán de opinión».

Según Lloveras, se refiere especialmente a ayuntamientos como el de Barcelona, con cuya alcaldesa ha mantenido diversos encuentros y ésta le ha trasladado que considera «muy positivo consultar a los ciudadanos sobre aspectos importantes de la ciudad». «Me extrañaría mucho que Colau, con la que he tenido la posibilidad de hablar más sobre este tema, no acabara haciendo posible que Barcelona colabore con este referéndum», subrayó.

En caso de que no lo haga, recordó que el referéndum lo organiza el Govern, y que por ello deberá ser el Ejecutivo catalán quien busque «las maneras para hacer posible» que los catalanes puedan votar. Lloveras aseguró que el Govern, si no puede disponer de los locales habituales donde votan los ciudadanos, puede encontrar otros: «Si queremos hacerlo fácil, sería muy recomendable que fueran los locales habituales. Pero esto no es un requisito indispensable. Seguro que se pueden utilizar otros».

Locales alternativos

También recordó que el presidente de la ACM, Miquel Buch, ya dijo que los locales no serán un problema porque, en caso de que sea necesario, «se pondrán las urnas en el medio de las plazas». Sin embargo, señaló que la mayoría de consistorios lo pondrán fácil, y que los comunes acabarán sumándose al referéndum, un deseo que ha hecho extensivo al PSC aunque fuera para defender el «no». «El PSC siempre habla de un referéndum legal y pactado, y es como hablar con una pared. Hay formaciones que deberán plantearse cómo argumentan que no apoyan un referéndum», advirtió.

Sobre la Assemblea d’Electes de Catalunya (Aecat), integrada hasta ahora por 3.500 cargos electos, Lloveras destacó que es un registro preparado «para constituirse en el momento que sea necesario ante una problemática insuperable para tirar adelante el proceso hacia el referéndum». «Si hubiera hechos graves que hicieran imposible hacer el referéndum, que pusieran en peligro la democracia en nuestro país, los cargos electos tendríamos la responsabilidad y la legitimidad de convocar la asamblea», añadió.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs