Ruedas pelig.rosas
"Guias con discapacidad" para ricos en Disney World

El complejo Disney World de Estados Unidos es el paraíso de la accesibilidad. Desde el instante que llegas sientes cómo todo está pensado y cuidado al milímetro para que las personas con movilidad reducida, igual que cualquier otro visitante, disfruten hasta del más pequeño rincón de los 122 kilómetros cuadrados que tiene el parque. Los días en Disney son, desde luego, un sueño accesible de fantasía hecho realidad. Pero, por desgracia, esta preocupación y empeño de los gestores del parque para que todo esté perfecto ha sido aprovechado por personas despreciables que ofrecen "gente con discapacidad" a visitantes ricos para que se hagan pasar por falsos familiares y así evitarse las colas de las atracciones. Eso sí, a cambio de más de mil dólares al día.

Esta noticia, destapada por el diario americano en su edición de papel New York Post, ha creado una gran indignación en las redes sociales. Los internautas no dudaron en lanzar insultos y mostrar su desprecio hacia las personas ricas que con dinero se aprovechan de un servicio reservado a las personas con discapacidad, servicio cuyo único objetivo es paliar las dificultades que tienen las personas con movilidad reducida para poder disfrutar como cualquier otro de las atracciones del parque.

Aunque al parecer no se ha tratado de una práctica habitual, sino de contados casos, Disney ya ha iniciado una investigación, y su portavoz Bryan Malenius, anunció que tomarán medidas apropiadas para evitar este tipo de prácticas. Por su parte la empresa, Dreams Tours que ofrecía estos servicios bajo la denominación de "Tours Vips en Disney" ha colgado una nota en su web en la que señala que "ante las calumnias y la información inexacta de la prensa, Dreams Tours no ofrece Torus Vips en estos momentos".

Ante una actuación tan despreciable y deplorable como la de esta empresa, y la de los ricos que la contratan, el sentimiento es de indignación y de desprecio. En primer lugar por aprovecharse de servicios inclusivos, que ellos no necesitan para nada; segundo por "comprar" con dinero la compañía de una persona con discapacidad como el que adquiere un saco de patatas en la verdulería; tercero porque se pone en peligro el mantenimiento de unos servicios que si se acaban fiscalizando y filtrando con medidas apropiadas, como han anunciado desde Disney, puede significar limitaciones a una accesibilidad universal: cuarto por la existencia de individuos con discapacidad que se ofrecen a este tipo de actos, individuos que desde luego están muy lejos como personas del colectivo general de gente con movilidad reducida; quinto porque exista toda una despreciable maquinaria que sea capaz de tirar por tierra muchos años de lucha de numerosos colectivos en favor de la integración y normalización; y sexto porque existan familias que hagan ver a sus hijos desde pequeños que pueden conseguir lo que quieran a costa de lo que sea, y que el ejemplo que les den sea "usar" a una personas con discapacidad para lograr su objetivo.

Pero todo esto es todavía más incomprensible cuando se ha visitado Disney Worldy se ha comprobado que se ofrecen distintos sistemas que te permiten no hacer colas, como el FastPass que te marca la hora exacta que debes ir a una atracción y entras directamente sin tener que esperar o brazaletes de colores que te marcan tu turno para subirte en la atracción.

Entre las palabras que encontré por las redes sociales hacia las personas y empresas que idearon estas tácticas del mercado negro de "Disney" están: horribles, despreciables, locas, impresentables, irrespetuosas, cabrones, racistas, xenófobas... yo añadiría: sinvergüenzas y caraduras. Los demás apelativos los reservo para las redes sociales.

Una familia  con una persona con discapacidad sube a una atracción en Disney World , EE UU
Una familia con una persona con discapacidad sube a una atracción en Disney World , EE UU
MR

Ruedas pelig.rosas

El ocio también tiene derecho a ser accesible. Os sorprenderéis con lugares o rincones curiosos que a priori pueden parecer infranqueables para una persona en silla de ruedas. El mundo de la discapacidad tiene aquí una voz.

Sobre el autor

Ruedas pelig.rosas
Ruedas pelig.rosas

El ocio también tiene derecho a ser accesible. Os sorprenderéis con lugares o rincones curiosos que a priori pueden parecer infranqueables para una persona en silla de ruedas. El mundo de la discapacidad tiene aquí una voz.

@pelig_es
Archivos