MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
17:09
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Hallados en Siberia restos de un mamífero desconocido

Se cree que el baidabatyr se extinguió hace 20 millones de años

S.C.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

18 de mayo de 2017. 06:48h

Comentada

Científicos rusos han descubierto durante una expedición al territorio de Krasnoyarsk los restos de un mamífero previamente desconocido, el ‘baidabatyr’, extinguido hace 20 millones de años, informa Europa Press.

El animal pertenecía a multituberculados, uno de los mamíferos conocidos desde el Jurásico Medio. Su nombre deriva de la estructura de sus dientes. Estos animales aparecieron en el período Jurásico y sobrevivieron a la extinción masiva de especies al final del Cretácico. Algunas especies de multituberculados no se extinguieron hasta el Paleogeno. Así, este grupo ha existido cerca de 150 millones de años.

«Encontramos un solo diente e inmediatamente nos dimos cuenta de que las características de la estructura --el número y ubicación de los tubérculos (estructura de los molares)-- indican que se trata de una especie desconocida hasta la fecha por la ciencia. Este es un hallazgo importante para Siberia occidental», señala el paleontólogo de la Universidad Estatal de Tomsk, Stepan Ivantsov, autor del hallazgo.

Según afirma el paleontólogo, no hay representantes presentes de esta especie, que se extinguió hace unos 20 millones de años. A juzgar por la estructura del diente, era un animal herbívoro, probablemente comió semillas. El tamaño del diente es un par de milímetros, lo que significa que el animal era del tamaño de una cobaya o ligeramente mayor.

El nombre fue inventado de las palabras ‘bidarka’ (kayak) porque el lugar de la expedición se puede alcanzar solamente por kayak y ‘batyr’ como ‘héroe’ de la lengua turca. Los primeros representantes de este taxón se encontraron en Mongolia, y el nombre de la mayoría de las especies tradicionalmente incluye la palabra mongol ‘baatar’. Decidimos nombrarlo en turco, porque es uno de los idiomas locales, según explica Stepan Ivantsov.

Según el científico, el hallazgo se hizo en el río Bolshoi Kemchug en la remota taiga. El sudeste de Siberia occidental en el cretácico temprano era un refugio, un área donde algunas especies del período jurásico (hace aproximadamente 145 millones de años) fueron preservadas en el Cretácico; es decir, existieron varios millones de años más que en el resto de el planeta.

Los restos del animal fueron descubiertos en el verano de 2015. Sin embargo, antes de que los científicos anunciaran oficialmente su descubrimiento, tuvieron que describir el hallazgo y publicar un artículo en el ‘Journal of Vertebrate Paleontology’. EP

Red de Blogs

Otro blogs