• 1

Las mejores características del iPhone X

En el iPhone X no encontrarás botones. No los hay. Apple da un salto cualitativo y hace que a partir de ahora haya que pasar por la pantalla para todo

  • Image
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2017. 19:02h

Comentada
Madrid. 7/11/2017

Si hay una palabra que condense el espíritu del nuevo miembro de la familia Apple, el iPhone X, esa es “revolucionario”. Muy alejado de cualquier complejo, el nuevo terminal de los de Cupertino rompe con la línea más tradicional de los iPhone e introduce una serie de funciones que prometen cambiar nuestra relación con la tecnología más cotidiana y redibujar por completo el futuro de los smartphones en los años venideros. En este aspecto, el iPhone X es audaz y arriesgado. En este artículo se repasan algunas de sus funcionalidades más reseñables. No obstante, encontrarás más información en la review de k-tuin.

Adiós al botón de Inicio; hola al Face ID

En el iPhone X no encontrarás botones. No los hay. Apple da un salto cualitativo y hace que a partir de ahora haya que pasar por la pantalla para todo. En consecuencia, el Touch ID desaparece y se sustituye con el Face ID. El iPhone X se adelanta a sus competidores con esta innovadora tecnología que hace uso de tu rostro para desbloquear el teléfono. Para ello, Face ID se vale de la tecnología True Depth, que crea un mapa de más de 30.000 puntos invisibles sobre tu cara para crear un mapa fácil al que es imposible de engañar.

Esta tecnología viene también implementada en otras facetas del iPhone X, lo cual te permite pagar simplemente con tu cara o que tus notificaciones se descubran en la pantalla de inicio tan solo cuando tú estás frente al terminal. Además, el potente chip A11 Bionic facilita que el iPhone X pueda reconocerte incluso cuando cambies tu aspecto, ya sea repentinamente o con el paso del tiempo. Ponerse gafas, cambiar de peinado o dejarse crecer la barba no será impedimento alguno.

La pantalla más espectacular jamás creada

Hablar del aspecto del iPhone X es hablar de su interminable pantalla. Y es que, al mismo tiempo que Apple ha prescindido por completo de botones externos, la compañía ha apostado por una atractiva pantalla diseñada para atraer todas las miradas. La dimensión de la pantalla es de 5,8 puladas. De esta manera, da lugar a un iPhone más compacto y de un tamaño ligeramente más reducido que el del iPhone 8 Plus, lo que lo convierte en un terminal más manejable y de un uso más fácil.

Como la pantalla del iPhone X es el elemento central, Apple ha aprovechado para hacer algunos cambios y darle una puesta a punto. De esta manera, ha incorporado por primera vez la tecnología OLED. La variedad específica de la pantalla lleva por nombre Super Retina HD, y desde luego su rendimiento cumple con lo que cabría esperarse de un iPhone, ofreciendo colores deslumbrantes y un brillo de pantalla que se sale de lo habitual. Tus ojos seguirán al iPhone X como una polilla atraída por la luz.

La carga inalámbrica le da más competitividad al iPhone X

La duración de la batería siempre ha sido uno de los puntos fuertes de Apple. Debido al acoplamiento existente entre el software y el hardware, los iPhone siempre han ofrecido un alto rendimiento en este apartado. Pero los deseos de renovación han invadido también este aspecto del iPhone X, lo que ha llevado a Apple a implementar por primera vez la carga inalámbrica, así como la carga rápida, en uno de sus modelos. Esto, unido al mejor rendimiento de la tecnología OLED de la pantalla, hace que la autonomía del iPhone X aumente con respecto a los demás modelos de iPhone. Ahora, el último modelo iPhone requiere menos tiempo para cargarse y dura considerablemente más.

La cámara, única en su profesionalidad

Otro de los aspectos en donde el iPhone siempre se ha lucido en comparación con otros smartphones de alta gama es la cámara. Pero la llegada del iPhone X, por si quedaba ya alguna duda, lo lleva todo más allá. Con el nuevo buque insignia de Apple, se potencian las prestaciones hasta llevarlas a una categoría sorprendentemente profesional.

Uno de los aspectos que más atención ha recibido es el modo retrato; asombroso tanto en la cámara frontal como en la trasera. Con respecto a esta última, la cámara trasera viene ahora equipada cámara doble que aporta más profundidad, mientras que la frontal es, sin ningún tipo de reparo, la mejor jamás ofrecida por ningún producto Apple.

Mención especial merece la función True Depth, que analiza más de 50 movimientos musculares. ¿Y qué utilidad se le ha dado a esto? Pues a la implementación de doce modelos de animojis que reflejan nuestras expresiones para enviarlas por chat. Sin duda, este divertido apartado se va a convertir en uno de los más destacados del iPhone X por su facilidad para generar expectación y chascarrillos. Anécdotas aparte, lo cierto es que el iPhone X ya está aquí, y va a modificar el mercado y la progresión de las tecnologías de manera decisiva. Un terminal histórico a partir del cual se basarán los próximos avances en telefonía móvil.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs